Por qué promover una buena relación entre niños y mascotas

Créditos: Vicente Martí

Está comprobado que la interacción entre niños y animales es muy beneficiosa para el desarrollo de los primeros. Pero muchas mamás y papás dudan sobre cómo hacer que el engranaje familiar calce.




Existen distintas formas en las que una mascota entra en la vida de un niño o niña. Puede ser que el animal haya llegado a la familia antes del nacimiento del bebé, o que los padres hayan optado por recibir una mascota en sus hogares teniendo ya hijos. Cualquiera sea el caso, se trata de una buena decisión, pues se ha comprobado en una serie de investigaciones que niños y niñas se ven beneficiados en su desarrollo cuando conviven con mascotas.

Según se explica, cuidar a una mascota permite educar de forma humanitaria, fomenta la empatía y hace que los niños aprendan sobre su responsabilidad frente al cuidado de los animales en la sociedad.

Pero ¿y las alergias? Pues resulta que si un niño o niña pasa tiempo con animales desde pequeños, su respuesta a este tipo de problemas mejora con el tiempo. Por otro lado, el etólogo Gonzalo Chávez explica que “existen moléculas altamente alérgenas como la Fel D1, presente en gatos, y que es liberada por la saliva, siendo la causante de la alergia hacia estos animales. Para esto es recomendable que un bebé conviva sus primeros dos años de vida con una mascota y así desarrollar los anticuerpos necesarios para una futura alergia”.

¿Cuáles son las mejores mascotas si es que se tienen niños pequeños?

  • Perro. Son animales sumamente sociables y, de acuerdo a cada raza, son fáciles de educar para que puedan convertirse en aliados de los más pequeños del hogar.
  • Gato. Son misteriosos y, aunque se piense que no son cariñosos, por el contrario, necesitan afecto y son ideales para acompañar el crecimiento de los niños. Además, no requieren demasiados cuidados y atención como otras mascotas, lo cual favorece a familias con poco tiempo en casa.
  • Conejo. ¿Sabías que los conejos pueden llegar a ser muy cariñosos con los niños? Siempre y cuando estén bien socializados, adoran ser acariciados, por eso resultan ser mascotas ideales para ellos. Además, si se cuenta con los cuidados apropiados, los pueden llevar de paseo junto a la familia.
  • Peces. Pueden ser una buena opción para compartir en familia, ya que los cuidados de mantención no podrán ser cubiertos por niños pequeños. Sin embargo, serán una buena excusa para que los padres y los niños compartan un buen momento limpiando el acuario y alimentándolos cada día. Existen muchas especies coloridas y que pueden resultar atractivas para los niños.
  • Hámster. Son ideales para ser considerados como la primera mascota de los niños, ya que saben muy bien cómo socializar con ellos y, además, pueden aprender trucos que motivan a los más chicos. Son juguetones e inteligentes, muy fáciles de cuidar y ocupan poco espacio en el hogar.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.