Para probar: Little catch

Imagen IMG_5392




La variedad y calidad de los ingredientes es lo que marca la diferencia entre un poké excepcional y uno promedio, y es ahí donde destacan los platos de Little Catch, un restaurante que además vende comida china y té frío. Sus dueños, Rebecca y Nathan, se instalaron hace dos meses en el subsuelo de Córdova 5320 y atienden a cerca de 50 personas al día, quienes vuelven por sus mezclas de pescado fresco, fruta y verdura.

Ambos son chinos, pero fue a través de sus amigos franceses que Nathan, chef de profesión, conoció el arte del poké, y hoy su día a día consiste en despertar de madrugada para ir por los productos más frescos al mercado. Además, en pos del tiempo, ideó un sistema de tarjeta a través del cual los clientes pueden agilizar el pedido.

También están disponibles en Rappi y Pedidos Ya.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.