Transforma tu maquillaje para sacarle más partido a tus cosméticos




Existen varias formas de sacarle provecho a los productos cosméticos que tenemos en el baño, para que con un mismo artículo consigamos distintos efectos, y así ir variando el maquillaje sin comprar de más. El maquillador Marcelo Bhanu entrega algunos trucos útiles para conseguirlo.

“Las sombras en crema de larga duración son ideales para párpados oleosos, pero también pueden servir como primer para que las sombras en formato en polvo o compactas duren más aplicadas, se fijen bien y se vean más intensas”, cuenta el especialista y agrega que dependiendo del color de la sombra en crema que se elija, se puede utilizar como delineador con un pincel fino y biselado.

Por su parte, las sombras en polvo compactas también se pueden usar mezcladas con agua para conseguir un afecto de acuarela. “Dependiendo de la cantidad de agua con que se haga la mezcla, se puede conseguir una sombra traslúcida o mucho más pastosa, e incluso se puede usar como labial líquido con acabado mate para teñir los labios”, explica.

En tanto, los lápices delineadores que tengan un acabado cremoso pueden convertirse en sombra fácilmente, quedando así perfectos para ser difuminados. Con cuidado, quema con un encendedor la punta del lápiz y antes que esté completamente frío aplica sobre los párpados para luego difuminar con una brocha. “Si usas una brocha pequeña, vas a conseguir un efecto de delineado difuso”, explica Bhanu y agrega: “En el caso de los lápices en tonos marrón o café puedes usarlos para contornear el rostro, puliendo con brochas del tamaño adecuado”.

La multifuncionalidad más clásica es la de los labiales en crema que contengan algún tipo de emoliente, pues pueden ser usados como rubor dando suaves golpes sobre las mejillas hasta que el producto se funda con la piel.

Los labiales de larga duración con terminación mate también pueden ser utilizados como sombra para los párpados, pueden ser una buena base de color para esa zona, especialmente para los párpados con problemas de oleosidad”, cuenta el maquillador y explica: “Secas el párpado graso con un papel absorbente, y luego aplicas polvo traslúcido para asegurar que el color se mantenga durante el día sin problemas”.

Las sombras de ojo también se pueden aplicar sobre el resto del cuerpo, especialmente las que tienen tonos dorados, bronce o algún otro tipo de metalizado. Se mezcla con aceite o crema corporal y se aplica para agregar luminosidad.

Comenta