Big data en el fútbol: la analítica cobra relevancia y entra a la cancha

1604497216-auno1090198-1

En el mundo de la pelota, la inteligencia artificial y la intuición empiezan a complementarse. En Europa, el análisis de datos ha permitido realizar fichajes de jugadores o terminar contratos, así como preparar más profesionalmente un partido. A Chile está recién llegando.


La selección chilena de fútbol se impuso la semana pasada ante Perú y hoy busca obtener una nueva victoria ante Venezuela, como parte de las clasificatorias para el Mundial de Qatar 2022. Con varias fechas por delante, las dudas se concentran en la búsqueda de los nuevos jugadores que sucederán a la llamada “generación dorada”, una tarea para el director técnico Reinaldo Rueda y los clubes nacionales, que están buscando la manera de optimizar el rendimiento de sus planteles, donde la big data en el fútbol tiene mucho por aportar.

La cinta Moneyball, protagonizada por Brad Pitt, hablaba de ello: basada en la historia real de Billy Beane, gerente general del Oakland Athletics, contaba cómo utilizó las estadísticas avanzadas para fichar jugadores. “Si ganamos con este equipo y con este presupuesto, habremos cambiado el juego para siempre”, decía Brad Pitt, que fue quien personificó a Beane en este filme. Gracias a un sistema basado en el análisis detallado de las estadísticas de sus jugadores, obtuvo un récord de victorias en la liga de béisbol.

Datos y analítica son conceptos tradicionalmente ligados a procesos industriales o inteligencia de negocios. Sin embargo, en los últimos años han hecho sinergia con las estadísticas, que sí son habituales en el fútbol, pero de una manera más trivial y no del modo en que lo está empezando a hacer. Con análisis táctico, así como el avance y sofisticación del análisis de dato, los avances permiten procesar información útil para que un equipo sea más competitivo, llegando a cifras estilo “cuántos pases dio un jugador en una fecha o en un campeonato”.

Los pioneros en utilizar de forma avanzada el uso de data son los clubes de Inglaterra. En 2012, Arsene Wegner, ex DT del club Arsenal, se convirtió en uno de los primeros profesionales de renombre que comenzó a utilizar los términos de estadística tras contratar a StatDNA, una empresa de análisis deportivos norteamericana, que entregó un enfoque basado en datos para fichaje. Según The New York Times, el equipo londinense cuenta con softwares que permiten establecer no solo cuántos errores comete un jugador, sino la gravedad de los mismos.

En la misma Premier League, el club Liverpool incorporó el análisis de datos, tras el arribo del entrenador Jürgen Klopp en 2015, permitiendo mejorar sus cifras y volver a ser un nombre competitivo en los torneos internacionales, ganando en 2019 la Champions League y el Mundial de Clubes.

En Europa se replican los casos de éxito, contando con modelos predictivos sobre el rendimiento y prevención de lesiones de sus futbolistas. Algunos usan relojes inteligentes para medir pulsaciones, en tanto el acelerómetro permite saber cómo se mueve el deportista, generando mapas de calor. Además, de la mano de GPS, se puede determinar distancias recorridas y velocidad.

“Hoy, los datos son verdaderos diamantes en bruto. Con el análisis de ellos, los equipos pueden perfilar a cada uno de sus integrantes y saber, por ejemplo, quién está en su máximo rendimiento o qué tan cerca están del punto de fatiga. Además, se puede saber cómo mejorar algunas técnicas y obtener información estratégica del equipo rival”, resume Felipe Gómez, director de Desarrollo de Claro Chile.

La realidad local

Ismael Gómez, científico de datos y autor de datofutbol.cl, explica que la mayoría de los clubes de primera división chilena pagan la membresía de programas como Wyscout o Instat, herramientas de video y análisis, que entregan detalles minuciosos de los equipos de las diferentes ligas del mundo. Datos de los campeonatos de 112 países, tanto de torneos desconocidos como de las principales ligas, le han hecho la vida más fácil a dirigentes, entrenadores y clubes.

Sin embargo, aún no incluyen el análisis con el que trabajan en el viejo continente, privilegiando los videos generados por el mismo club y que, usando las plataformas mencionadas, entregan informes a los técnicos. Es decir, el fenómeno de la analítica es todavía una oportunidad lejana a incluir a nivel país. “Hemos detectado que hay una brecha. No es tan arraigado el Big Data, existe desconfianza y se privilegian las antiguas prácticas. No es fácil cambiar un paradigma”, asegura Gómez.

Pablo Tapia, fundador de Futbolytics, aplicación que utiliza las últimas técnicas para analizar un enorme universo de jugadores en Latinoamérica, y que cuenta con 31.275 jugadores analizados pertenecientes a 65 ligas, relata que si en la liga nacional se aplicaran algoritmos de similitud y rendimiento, podrían encontrar jugadores de similares características y por precios acordes al mercado.

“Una de las gracias del Big Data es que pueden mirar donde nadie está mirando, dando una muestra general de jugadores para subir el nivel de las competencias locales”, describe respecto a la app, que contabiliza cerca de 1.200 deportistas que compiten en clubes chilenos, desde primera a tercera división. Por ejemplo, Universidad Católica podría revisar a defensores centrales que comparten similitudes con Benjamín Kuscevic, jugador recientemente vendido a Palmeiras, para reemplazarlo y responder antes los precios del mercado.

Futbolytics también revisó el panorama de los jugadores chilenos en el exterior. Sin aplicar sesgos, mapearon a los delanteros que juegan en ligas internacionales, revisando de acuerdo a datos cómo se ha comportado generando un ranking, apoderando de igual forma porcentaje de minutos jugados, goles convertidos y el estándar de la liga, de acuerdo de análisis de sitios especializados.

En el caso de la reciente nómina, uno de los nombres que llama la atención es el Niklas Castro, futbolista noruego chileno de 24 años que, a pesar de jugar en la primera división del país nórdico, una liga que no destaca competitivamente en Europa, sus números lo hacen liderar el ranking, con 4 goles en 21 partidos, acumulando 1.746 minutos. Cifra que frente a Alexis Sanchez, goleador que milita en Inter de Milán, una liga de “primer orden mundial”, lleva dispares números en cancha frente a la serie de lesiones sufridas en el último tiempo.

Se espera que el mercado de analytics deportivo crezca a un ritmo anual por sobre el 40% un CAGR de 40.1% durante el período de pronóstico 2016-2022 para llegar a un total de US$3,97 mil millones para 2022, de acuerdo a un estudio realizado por la consultora HTF Market.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.