Análisis: cuán preparadas estaban las empresas para enfrentar la crisis

lycs-architecture-U2BI3GMnSSE-unsplash

Un diagnóstico elaborado por la consultora Gudcompany indica que en los primeros momentos de la pandemia, las organizaciones que tuvieron claro su “norte”, no perdieron de vista su razón de ser y sus trabajadores demostraron compromiso con “salir adelante”.


Las empresas chilenas están más maduras, en una escala del 1 al 7, en los ámbitos de Estrategia (promedio 5,8) y Gestión de Personas (promedio 5,7), mientras las dificultades se manifiestan en los áreas de Gobierno Corporativo (promedio 4,8) y Liderazgo (promedio 4,9). Esa es la conclusión que saca la consultora Gudcompany en un análisis que realizó a varias empresas en Chile de distintos rubros, para conocer cómo habían enfrentado el impacto de la crisis sanitaria -que ya se prolonga por cuatro meses en el país-, y saber la realidad en la que están organizaciones privadas y públicas, principalmente en ámbitos como  estrategia, estructura, cultura, gobierno corporativo, liderazgo y gestión de personas, entre otras.

Lo que se puede observar es que el grado de evolución en ciertos aspectos críticos, constituyen el nivel de “Madurez Organizacional”. El nivel de evolución (o no) de esta característica explica la capacidad de poder enfrentar esta o cualquier crisis, según Francisco Cerda, CEO de la consultora a cargo del análisis. Este nivel de madurez es también el que está detrás de grandes innovaciones, crecimientos exponenciales, generación de valor sostenido en el largo plazo, y el impacto positivo en la sociedad. Es el factor que explica la capacidad de sobrevivir o incluso de encontrar oportunidades, y salir fortalecidos de situaciones como la que estamos viviendo, comenta Francisco Cerda.

El estudio se elaboró durante dos meses, a través de su auto-diagnóstico de libre acceso, donde participaron empresas del rubro de las telecomunicaciones, tecnología e innovación, inmobiliarias, construcción, enseñanza, entre otras, donde midieron cuán preparadas están la organización para enfrentar un período de crisis. “El auto-diagnóstico está basado en nuestro modelo de Madurez Organizacional. Al responderlo las organizaciones reciben un informe personalizado que indica los principales puntos que se deben fortalecer para enfrentar esta crisis y el futuro. Nos centramos en un conjunto de 9 elementos críticos, que articulados coherentemente, explican la capacidad de las empresas (y organizaciones en general) de enfrentar una crisis como la que estamos viviendo, pero también de evolucionar y generar valor económico y social de manera sostenible”, sintetiza  Francisco Cerda, de Gudcompany.

El análisis destaca positivamente la capacidad que tienen las empresas de tomar decisiones y de actuar en línea con el propósito y los valores (promediando un 5.8 de escala 1 al 7), así como el compromiso individual con trabajar para resolver los diversos problemas que emergen en tiempos crisis (promedia un  6.1 de escala 1 al 7). A su vez, las dificultades mayores se han experimentado en la implementación de instancias donde se abordan los problemas a corto plazo y se anticipan los posibles escenarios post-crisis, (evaluado en promedio con nota 4.4 de 7.0) y en la distribución del liderazgo en un número más amplio de personas que permita potenciar la capacidad de reaccionar y seguir operando (evaluado en promedio con nota 5.0 de 7.0).

“Dichos hallazgos preliminares van en la línea de lo que hemos podido observar en diversos casos en Chile; en los primeros momentos de la crisis, las organizaciones que tuvieron claro su “norte”, no perdieron de vista su razón de ser, sus valores, y  sus trabajadores demostraron un fuerte compromiso con “salir adelante”. Sin embargo, en esta fase inicial de la crisis, el corto plazo ha tendido a imponerse como criterio de decisión y resulta difícil empoderar a nuevos líderes y repartir la carga entre quienes están al mando”, agrega el experto de Gudcompany.

El camino tras la crisis

“Las empresas se han ido adaptando a este nuevo panorama, en el que ha sido fundamental innovar y encontrar nuevas herramientas para responder a las nuevas necesidades de personas y organizaciones”, dice Francisco Guzmán, director de Claro empresas, sobre cuán preparadas estaban las empresas para enfrentar la crisis originada por la pandemia. “Observamos un esfuerzo importante por fortalecer los canales remotos de comunicación, asistencia y comerciales, para continuar operativos y mantener la mayor cercanía posible con las personas. En ese sentido, contar con una estrategia digital se ha convertido en uno de los mejores aliados para las organizaciones”, apunta el ejecutivo, cuya compañía ha sacado una campaña para apoyar a empresas en trabajo remoto.

Según Guzmán, el camino digital y el smart working son tendencias que se mantendrá post pandemia, por lo que las empresas deben estar preparadas para lo que viene. “Con la pandemia la transformación digital de las personas y las empresas se aceleró y es un cambio creemos se mantendrá post pandemia. Este impulso nos ha llevado por un camino que en otro contexto nos habría tomado años en recorrer como empresas y ciudadanos, pero que provocó cambios que se mantendrán post crisis sanitaria”, plantea. Y luego añade: “Por ejemplo, en la mayoría de las empresas el teletrabajo llegó para quedarse. De la misma forma, van a seguir apareciendo nuevas herramientas tecnológicas que contribuirán a una cultura de trabajo, educación y cotidianidad en torno a la virtualidad”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.