Entrevistas de trabajo con videojuegos: ¿Qué empresas lo hacen en Chile?

Con más de 220 clientes en 15 países, Nawaiam le da una herramienta nueva más rápida, lúdica y con alto porcentaje de precisión a compañías que están en búsqueda de nuevos talentos. En Chile, empresas como NotCo y Betterfly lo están aplicando junto al proceso de digitalización de recursos humanos, donde un videojuego puede ayudar a complementar si el candidato es ideal para su cargo gracias a la ciencia de datos algoritmos.


Desde una empresa envían un link con un código al postulante para descargar un videojuego. Luego de que el candidato al puesto de trabajo lo juega por 15 minutos, la prueba termina y al rato, le llega a su correo un informe detallado de sus capacidades, habilidades y porcentaje de afinidad con la empresa a la que postulaba. Al mismo tiempo, la empresa tiene un perfil detallado del postulante según las decisiones que tomó en el juego. Una idea con la que la startup de Recursos Humanos Nawaiam espera facturar 4,5 millones solo en España este año.

Esta experiencia es parte de una nueva era de digitalización en el proceso de reclutamiento y selección de personas, que está aplicando métodos más inmersivos, sencillos y lúdicos para un mejor resultado. Eso es lo que hace Nawaiam, empresa que creó un videojuego que hoy está sirviendo como plataforma para encontrar nuevos talentos.

El juego de Nawaiam está basado en un escenario apocalíptico, en el que el usuario debe administrar recursos, salvar gente y hacer diferentes tareas.

Horacio Llovet, cofundador de Nawaiam, explica que llegó a la idea luego de haber ganado un reconocimiento con un proyecto anterior, Tu Primera Pega, un portal que acompañaba y asesoraba a jóvenes en la búsqueda de una primera experiencia laboral. “Junto a Javier Krawicki, el otro fundador, recibimos un reconocimiento en 2018 de parte de AT & T en Estados Unidos. Nos invitaron a estar una semana con los expertos en tecnología del centro de innovación en Dallas. Fue allí donde descubrimos que teníamos que adentrarnos mucho más en el campo tecnológico”, cuenta. Pensando en algo más escalable y potenciable, luego de muchas ideas, llegaron a la creación de Nawaiam.

En 2018 partieron con los primeros códigos de programación y en 4 meses ya tenían el primer prototipo. “Pensamos en un spanglish que significa Now I Am, ejemplificando el aquí y el ahora, que es cómo viven los millennials, la nueva fuerza laboral”, manifiesta el fundador.

Y es cierto, hoy más del 60% de las personas que conforman las organizaciones y compañías son millennials y centennials. Se espera que a partir del 2025 sea el 75%, o sea, casi 8 personas de 10. Por lo mismo, el proyecto nace desde la idea de que no se puede seguir buscando talento laboral de la misma manera que hace 20 años atrás. “Ese proceso de ver manchas, preguntar cosas sin contexto, ya está quedando afuera”. Y es algo en lo que están de acuerdo hoy más de 220 empresas en 15 países diferentes, donde Nawaiam ha encontrado un mercado muy interesado en aplicar su idea en RR.HH, como las empresas chilenas Betterfly y NotCo, consideradas hoy como unicornios, empresas que superan los 1.000 millones de dólares.

Un juego apocalíptico que descubre talentos

El videojuego que los postulantes experimentan tiene que ver con algo muy real: es sobre el calentamiento global. En esta realidad, empieza a subir el nivel del mar y océanos, y los usuarios están arriba de una embarcación. A medida que transcurren 15 minutos, que es lo que dura el juego, el postulante tiene que pasar por aventuras donde debe salvar gente, administrar recursos y tomar acciones y caminos. Cuando la persona termina de jugar, automáticamente los algoritmos de inteligencia artificial van detectando la tendencia natural de las conductas de cada persona, para finalmente predecir cómo esta se podría comportar en determinado entorno o contexto de trabajo.

“El rol de la plataforma es descubrir, a través de tecnología, inteligencia artificial, big data, y con juegos, si una persona está calificada o no para un determinado rol y puesto en una compañía. Es una experiencia lúdica donde se mapea el talento, rompiendo los paradigmas de los Recursos Humanos”, explica el fundador. Una experiencia tecnológica que ha estado a la vanguardia de otras áreas en las empresas como el e-commerce y el marketing, pero que por fin llegó a RR.HH para quedarse.

Javier Krawicki y Horacio Llovet, fundadores de Nawaiam

Pero lo interesante de estas nueva herramienta no es solo su capacidad de encontrar gente ideal para un cargo, sino que la ayuda integral que le da a las empresas que lo ocupan. Existe un tablero de control donde las organizaciones cargan los perfiles que necesitan, por ejemplo alguien con niveles de liderazgo, mucha comunicación, influencia y persuasión. Así, el encargado de selección elige esas diferentes habilidades y competencias y se prefija el perfil que se está buscando. “Cuando los postulantes terminan de jugar les hace un match automático, como un Tinder laboral, entregando un porcentaje de afinidad”, comenta Llovet.

“Este dashboard que entrega Nawaiam no solo sirve para atraer a la gente, sino que para desarrollarla después del proceso de selección, ya que entrega un perfil con mucha más información, la que después sirve para encaminar al trabajador a sus metas, ya seleccionado”, comenta María Sol de Cabo, VP de Personas y Cultura en Betterfly. Al conversar mucho más con todos los procesos, se puede mapear incluso la carrera que esta persona tendrá dentro de la empresa, y el juego, al ser en un escenario apocalíptico, hace que las personas actúen desde el riesgo y la situación extrema, encontrando conductas naturales y reales.

Nuevos paradigmas de la contratación

Para Débora Bonetto, directora de Recursos Humanos de NotCo, esta y otras herramientas digitales han permitido conocer el perfil laboral de los candidatos. “Es una buena herramienta que no toma una decisión de selección, sino que complementa todo un proceso de entrevistas situacionales”. Específicamente Nawaiam les ha permitido conocer más en detalle las competencias y los comportamientos de los candidatos para confirmar que hagan “match” con las necesidades culturales y de negocio, algo que hoy es muy primordial para las empresas.

Este nuevo paradigma se complementa con tecnología, porque genera una experiencia de selección que logra aplicarla a gran escala y sobre todo profundidad, algo que logra evitar sesgos y conocer mucho más de la persona que va en búsqueda de trabajo a nivel profesional y personal. “Estos procesos nos permiten tener información de primera mano para poder seleccionar mejor. Acá nos enfocamos en hacer un mapeo del mercado, en entender dónde están los talentos que hacen sentido, que hagan fit cultural, un atributo esencial”, explica.

Débora Bonetto, directora de Recursos Humanos de NotCo LATAM, dice que en la búsqueda por conectar el talento, la ciencia y la tecnología, han decidido aplicar esta última a los procesos de selección.

Es el mismo camino que están tomando varias empresas, donde el área de Recursos Humanos se ha permeado de lo digital y de otras innovaciones para transformar esta en una experiencia más humana y conectada con las personas, políticas de bienestar que buscan sacarle el mejor provecho a su personal desde la buena comunicación. “Para nosotros es muy importante el concepto de atracción de talento. No hay que hablar de reclutamiento y selección, sino de atracción, porque esta es una elección mutua. La persona también elige trabajar con nosotros. Por eso se necesita estar conectado de una forma más profunda”, afirma María Sol De Cabo.

Esa conectividad la logran desde preguntarle al candidato cuál es su sueño y eventualmente ayudarlo a cumplirlo dentro de la empresa, hasta las herramientas aledañas de la tecnología, como Nawaiam. “Seguimos su camino desde la búsqueda de perfiles desde los comportamientos. Ellos tienen una metodología así, que busca un formato más amigable, con experiencia de mayor valor al candidato. Te ayuda además como Recursos Humanos a mantener un proceso de engagement”.

El engagement al que se refiere tiene que ver con el punto extra que entrega el sistema. Una especie de regalo pero que hoy es esencial en el proceso de selección: el feedback. Los que no son seleccionados tienen la posibilidad de recibir un informe individual que demuestra las aptitudes y fortalezas de la persona, independiente de cómo le fue para el puesto que postuló. “Es para que ellos se vayan con algo también. Este informe incluso tiene una selección de áreas con oportunidades laborales según sus aptitudes, le va a indicar cuáles son los mejores ambientes laborales para su perfil, así todos se ven beneficiados”, afirma el fundador de Nawaiam.

La contratación entonces, pasa así a ser un proceso que ayuda al trabajador a encontrar un espacio ideal para él, haciendo de la selección un paso que no sea negativo. “Los perfiles no son buenos o malos, hay perfiles diferentes. Por lo mismo no hay respuestas correctas o incorrectas en el juego, esto incentiva al postulante”.

Modelos Híbridos

Nawaiam está basado en procesos de ciencia de datos y algoritmos, pero además está basado en otros que ya existían previamente y que han sido utilizados en el área de reclutamiento y selección por años, como la teoría del psicólogo William Marston, entre otros. En ese sentido, existe una necesidad de mantener ciertas prácticas en el área para que pueda avanzar de la manera correcta.

En NotCo, la modalidad de selección avanzó a una mezcla que conjuga la tecnología con lo presencial. “Tenemos modelos híbridos, donde se pueden aprovechar las bondades de la virtualidad y también de lo presencial. Hay que rescatar esa flexibilidad post pandemia, algo que hackeó mucho de los modelos de experiencia de colaboradores”, explica Débora Bonetto. Los resultados de estos procesos han sido positivos para ellos, con una percepción muy buena de la herramienta, una que, según ellos complementa la visión que tienen ellos como empresa.

En Betterfly la experiencia es parecida. Actualmente trabajan con Nawaiam y también con Lever, que es una plataforma de atracción de talento que tiene los distintos bancos de datos a través de Linkedin y otras plataformas. Estas se conectan con otros tests, como el videojuego y trabajan en conjunto, también con la entrevista presencial. “La tecnología tiene que ser un medio, pero no puede reemplazar la esencia de la conexión humana, por eso las entrevistas siguen. La tecnología en este caso sirve como plataforma que te genera mayor información y más profunda, más allá de agilizar procesos”, afirma María Sol De Cabo.

Betterfly es una de las empresas unicornio chilenas que están comenzando a mezclar sus procesos de selección con la tecnología y diferentes métodos enfocados en la conexión con los trabajadores.

Este híbrido de selección responde a la recuperación de parte de lo presencial después de la pandemia, donde, si bien la tecnología cumplió y sigue cumpliendo un rol importante, tiene que saber convivir con la experiencia en terreno.

A pesar de eso, Nawaiam sólo ha crecido en los últimos años. Fue lanzado en enero de 2020, sirvió como solución a muchas empresas en pandemia, sobre todo en los espacios de logística, y en dos años han trabajado en 15 países con más de 200 empresas internacionales, entre ellas Epson, Twitch y McDonalds.

Para el futuro, esperan poder asociar aún más el concepto juego al trabajo, más allá del ocio, de la mano con nuevas tecnologías, como el metaverso. “La idea es jugar en una experiencia cada vez más real e inmersiva, que va desde el juego en primera persona a terminar el juego, abrir una puerta y encontrarte con tu reclutador en versión avatar”, adelanta el fundador.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Tres emprendedoras reconocidas este 2022 por los premios InspiraTEC analizan cómo recibe el mundo hoy a los negocios liderados por mujeres en ciencia y tecnología, y entregan consejos para quienes quieran seguir sus caminos.