Estadio de Ñublense implementa cámaras de reconocimiento facial

El Estadio de "Ñublense" busca reducir las incidencias en el recinto de la mano de la tecnología.

El Estadio Bicentenario Municipal Nelson Oyarzún se convirtió, hace dos semanas, en el primero en Chile en aplicar esta tecnología, un sistema de vigilancia con 52 cámaras, orientado a identificar a involucrados en desórdenes o incidentes, y también prevenir problemas mayores en grandes eventos. ¿Cómo ha funcionado? Aquí te contamos.


Más seguridad en los estadios. Un tema que lleva años en la palestra pública está tomando un nuevo camino. Hace pocos días atrás, el municipio de Chillán anunció la implementación de una dotación de 52 cámaras y nueva tecnología en el el Estadio Municipal “Nelson Oyarzún”, que buscan ser una respuesta ante las distintas eventualidad que pudieran ocurrir al interior y exterior del establecimiento. El primero en el país en emplear equipos de este tipo, pero que se espera próximamente incrementen.

El proyecto del municipio considera equipos de alta resolución, sala de monitoreo, personal especializado y equipamiento necesario para su funcionamiento. El público potencial que se vería beneficiado con estas nuevas medidas de seguridad es de unos 13 mil espectadores y tuvo una inversión cercana a los $105 millones, aportados por la Municipalidad de Chillán y la Subsecretaría de Prevención del Delito.

“La seguridad es una de las preocupaciones más importantes para nuestra comunidad, y nuestro deber es garantizarla”, explicita Camilo Benavente, edil de la ciudad. Por eso, afirma, cuando se pensó en este proyecto se consideraron varios factores, entre ellos la complejidad de algunos eventos deportivos masivos que se hacen en el lugar. “Coincidió con que nuestro equipo, Ñublense, es uno de los líderes del actual torneo y eso hace atractiva la presencial de mucho público, de los hinchas y sus barras”, determina el alcalde.

Con esta tecnología podrán garantizar la vigilancia formal en el establecimiento, tanto para los asistentes como para el personal, y tendrán monitoreadas las zonas de ingreso, estacionamiento, calles y los alrededores. Del total de cámaras, estrenaron cinco de tipo bala, veinticinco en formato domo y doce “PTZ”.

Ocho de estas están orientadas al reconocimiento facial y otras dos les permitirán hacer lectura de las patentes de los automóviles que se estacionen en el lugar, con capacidad de grabación de unos 40 días de corrido. “Para esos casos, los operadores pueden detectar situaciones de riesgo y hacer zoom para captar los rostros de las personas sospechosas y sus imágenes se almacenan, respaldan y exportan en diferentes formatos”, comenta Alejandra Martínez, directora municipal de Seguridad Pública en Chillán.

Mediante un servidor y software HikCentral Professional, dice Martínez, pueden realizar la analítica y almacenamiento de las imágenes, tanto de los rostros como de las patentes que ingresar al estadio. “Esto se encuentra en proceso de adquisición por la Dirección de Seguridad Pública para complementar el proyecto”, adelanta la ejecutiva.

Para cumplir con la ejecución del proyecto, existe un protocolo para el almacenamiento multimedial, que permite disponer de ese material que queda a disposición de aquellas instituciones con las que el municipio tiene convenio vigente de colaboración. Es ahí cuando se vuelve más que fundamental la biometría y, por otro lado, el reconocimiento facial, puesto que es del todo necesario tener identificados a los responsables de algún eventual incidente que suceda al interior del Estadio. y la vigilancia no es solo al interior, sino también al exterior, con el fin de poder tener registros de quien sea involucrado.

Desde 2021 la municipalidad dispone de una dirección de Seguridad Pública con la que pretenden disminuir la sensación de inseguridad a sus habitantes. Disponían ya con un sistema de televigilancia en la zona más céntrica de la ciudad y encontraban necesario contar con vigilancia en otro de los espacios de más alta convocatoria. “El fútbol atrae a muchas personas, pero también genera a veces situaciones complejas, y que ya hemos visto en otras ciudadades... Así que la prevención es el mejor remedio que existe”, dice su alcalde.

De nivel internacional

Pero no todo está centrado solamente en Chillán. Con el Mundial de Fútbol de Qatar a la vuelta de la esquina, y que se realizará 21 de noviembre y 18 de diciembre próximos, hay quienes ya piensan en sus próximas versiones. Para la edición 2026 ya se definieron a México, Estados Unidos y Canadá como los anfitriones. Mientras, hace unos pocos días Chile, Uruguay, Argentina y Paraguay lanzaron una candidatura grupal para la versión 2030.

La Asociación Nacional del Fútbol (ANFP) trabaja en el tema desde hace algunos años, para entregar más seguridad en los establecimientos deportivos y reducir así las insidencias al interior de los centros deportivos. Y el órgano se ha impuesto una serie de desafíos para cumplir con ello. Felipe De Pablo, Asesor de Seguridad ANFP, comenta que han iniciado una mesa de trabajo que permita reunir a todos los actores que participan de los diferentes encuentros deportivos en el país.

“Buscamos trabajar de manera unificada, generar nuevos protocolos, procedimientos y buscar que los planes de seguridad y de operaciones en el fútbol tengan una transversalidad y que se puedan mantener en una constante revisión, a fin de ir evaluando y corrigiendo errores que se puedan ir presentando durante el tiempo”, plantea De Pablo, con respecto a la seguridad de los establecimientos.

Con respecto al plan de conformar un Registro Nacional de Hinchas, afirma que durante esta misma semana se realizó la primera comisión de trabajo, en la que están buscando tener de manera robusta los aspectos legales necesarios, de tal manera que no sea solo una medida que después no pueda llegar a implementarse por no contar con un fundamento legal por detrás. “La asociación solicitará un informe jurídico que se pronuncie sobre lo que realmente se puede hacer con respecto a la base de datos, de imágenes y de huellas dactilares”, plantea.

Del total de 52 cámaras, estrenaron cinco de tipo bala, veinticinco en formato domo y doce “PTZ”. Ocho de estas están orientadas al reconocimiento facial y otras dos les permitirán hacer lectura de las patentes de los automóviles que se estacionente en el lugar.

Sobre las implementaciones en Chillán, apunta a que un software previamente implementado hace unos 5 años en el Estadio Nacional por la Universidad de Chile, así como también en el Estadio Minumental de Colo Colo. “Se instala en las cámaras de alta resolución y eso permite tener una base de datos con fotografías de alta calidad asociadas a un rut y nombre, de tal manera que una persona pueda ser detectada e identificada”, explica De Pablo. “Es importante que los recintos estén habilitados estructuralmente, especialmente en lo que refiere a un mínimo de luminosidad, al ángulo de la fotografía y que hoy también se tomen en cuenta las mascarillas, porque resulta ser un problema en la identificación”, agrega.

Por parte de la FIFA, la seguridad es un requisito muy estricto y siempre exigen seguridad, servicio y satisfacción. “El trabajo que estamos llevando nos deja en buen pie, porque estamos buscando la modernización ahora sin esperar que un evento nos obligue a tomar medidas”, dice sobre los distintos recursos que están implementando. “Queremos entregar algo robusto y que sirva para implementar cuanto antes en los estadios de nuestro país”, añade De Pablo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Yerka Yukich, de la Cámara de Comercio de Santiago; Álvaro Ramírez, de VTEX, y Catarina Parra, de Mamás Mateas, entregan consejos y hablan sobre las tendencias que se tomarán este gran evento para el comercio electrónico, el 3, 4 y 5 de octubre.