Por qué México se convirtió en el destino ideal de las startups chilenas

Ilustración: Vicente Martí.

Buk, SimpliRoute, Instacrops y Fintual son algunas de las empresas chilenas que durante el último tiempo se han instalado en México. Un mercado más amplio y mayor desarrollo en fondos de Venture Capital son algunos factores que tomaron en cuenta para comenzar operaciones en el país norteamericano.


Con 128 millones de habitantes, México se ha convertido en el destino favorito de las startups chilenas. El país, con una población seis veces mayor a la de Chile, ofrece una serie de beneficios a las empresas que buscan internacionalizar sus operaciones. Un mercado más amplio, oportunidades de inversión y una cultura similar a la chilena son algunos de los factores que han determinado la expansión al país del norte.

Según datos de ProChile, hoy en día existen alrededor de 120 empresas chilenas instaladas en México. La mayor parte de ellas se centran en educación, healthtech y fintech. SimpliRoute, Cornershop, Buk, U-Planner, Instacrops, Cotalker y Fintual son solo algunas de las que están operando allá.

“Partimos en México contratando un Country Manager y ahora el equipo son 12 personas. El primer desafío fue constituir la empresa en el país, lo que igual es un proceso lento, después empezamos a conocer a los clientes y customizar la plataforma”, cuenta Álvaro Echeverría, CEO de SimpliRoute.

Álvaro Echeverría y Eyal Shats , creadores de SimpliRoute.

La empresa, fundada por Álvaro Echeverría y Eyal Shats, nació en 2014 como un proyecto de investigación para la Universidad de Chile y de a poco fue escalando. Participaron de la Generación 12 de StartUp Chile y fueron parte del portafolio 500 Startups en Sillicon Valley. En 2019 decidieron abrir sus oficinas en México. ¿La solución de SimpliRoute? Optimizar las rutas de reparto del retail y el e-commerce a través de tecnologías como el machine learning y la inteligencia artificial.

Otra de las startups que dio el salto a México en 2019 fue Instacrops. A través de técnicas de inteligencia artificial y visión computacional, la compañía ofrece servicios tecnológicos al mundo de la agricultura. A la fecha cuentan con 25 servicios activos y 12 clientes en México.

A la fecha, Instacrops ha recibido un total de US $3,1 millones de dólares, y en su última ronda anunciada en marzo levantaron US $2,8 millones de dólares. “Hemos estado hablando con fondos de alcance regional, fondos mexicanos, de Estados Unidos y fondos chilenos que están mirando hacia afuera. Entonces, hemos estado trabajando con ellos para financiar esta siguiente etapa de crecimiento de Instacrops”, cuenta Mario Bustamante, CEO de la compañía.

Valorizada en US$417 millones, Buk es otra de las startups chilenas que recientemente comenzó a operar en México. Con siete clientes piloto por el momento, y un equipo de 15 personas trabajando en el país, la compañía que ofrece software de recursos humanos espera en marzo ya estar operando a un 100%.

“Lo único que nos falta es abrir la puerta para que lleguen nuevos clientes, que hasta ahora lo tenemos un poco en pausa hasta que los pilotos salgan bien.”, explica Jaime Arrieta, CEO de Buk.

Fundada por Pedro Pineda y Agustín Feuerhake, Fintual también abrió sus puertas a México. La startup se ha transformado en la fintech del momento con su administradoras general de fondos. Si bien ya llevan tiempo funcionando en Chile, en mayo de este año lanzaron sus primeros dos fondos en México, Moderate Portman y Risky Hayek, después de un largo proceso de aprobación regulatoria.

Jaime Arrieta, director ejecutivo de Buk, es uno de los socios fundadores del software de recursos humanos.

“Somos la primera plataforma con figura de asesor en inversiones con un onboarding 100% digital y estamos creciendo muy rápido. De hecho, en los últimos 3 meses crecimos 43% y, desde que se creó, Risky Hayek acumula una rentabilidad de 19,81%. Nuestro siguiente paso es ofrecer un producto de inversión para la jubilación como el APV en Chile, conocido en México como Plan Personal de Retiro (PPR)”, cuenta Jessica Guzmán, Product Owner de Fintual México.

Sin embargo, también han tenido que enfrentar desafíos un poco más complejos debido a la naturaleza de su negocio. “Uno de los desafíos más grandes fue obtener los permisos regulatorios en México, porque hicimos algo que nadie más había hecho antes. Hoy somos un asesor en inversiones que gestiona todos los procesos de manera digital y estamos supervisados por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, cumpliendo con las mismas exigencias que tiene cualquier entidad financiera tradicional de inversiones”, añade Guzmán.

¿Qué ofrece México a las startups?

Una de las principales razones que tienen las startups chilenas para elegir México como país de expansión es el tamaño del mercado. A pesar que de que todas las empresas tienen distinta naturaleza, coinciden en que un país más grande les permite acceder a una mayor cantidad de personas y mayor visibilidad en el mundo del emprendimiento.

“Sabemos que en México hay una oportunidad muy grande para Fintual. Es un mercado seis veces más grande que el de Chile y con un importante grupo de clientes desatendidos: con pocas alternativas de inversión, procesos burocráticos y engorrosos, un bajo nivel de educación financiera, etc. En definitiva, un mercado con escaso acceso a un portafolio optimizado de inversión, con bajas comisiones, sin montos mínimos y 100% en línea”, comenta Guzmán sobre el caso de Fintual.

Fundada en 2018, Fintual se ha convertido en una de las principales platformas de inversión de la región.

Por su parte, Arrieta de Buk señala: “Nosotros hacemos pagos de remuneraciones, por lo que mi mercado al final se define por la cantidad de personas con trabajos formales y México es un país que es cinco a siete veces Chile. Entonces, por tamaño lo hace muy atractivo.

En el caso de SimpliRoute e Instacrops, México cumple con dos características específicas que lo hacen especial para ambas startups: Ciudad de México es una de las ciudades más congestionadas del mundo, lo que es un desafío en términos de soluciones de ruteo. Y además, el país tiene una fuerte producción agrícola, siendo líderes en la producción de aguacate, por ejemplo.

“El mejor momento para estar en México para nosotros fue en 2020, porque todos los retailers mexicanos con la pandemia se volvieron locos comprando soluciones de logística entonces nos ayudó a crecer un montón”, cuenta Echeverría de SimpliRoute.

Sobre el escenario agrícola, Bustamante de Instacrops añade: “Para nosotros el mercado con cerca de 5 millones de hectáreas, versus Chile que es un poquito más de uno. También hay desafíos desde la agricultura ya que tienen problemas con el agua, con las heladas, de nutrición”.

Otro punto importante para las empresas que se han expandido a México es la cultura inversionista que existe en el país. Por ejemplo, en los últimos tres años, los Fondos de Venture Capital (VC) han crecido en un 86%, ya que cada vez son más las VC que se la juegan por invertir en startups.

“En el ecosistema Venture Capital yo diría que México es el Silicon Valley de Latinoamérica y se ha posicionado muy bien en eso. Los VC más importantes están viendo con muy buenos ojos México y hay algunos que se están instalando en allá, y eso obviamente ayuda mucho”, dice Jaime Arrieta, quien hace un mes y medio junto a Buk cerró una ronda de US $50 millones de dólares

Desde SimpliRoute ven más oportunidades en cuanto a inversiones. “Cuando nosotros decidimos irnos a México habían como 20 fondos grandes con los que podías levantar capital y en los últimos años se ha expandido mucho más. Entonces el ecosistema de inversiones está un poco más maduro a nivel VC. México tiene una cultura de inversión mucho más fuerte que la chilena”, concluye Echeverría.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.