Sequía en Chile: las soluciones que proponen las startups para enfrentar la crisis

Una imagen de marzo pasado, que constata la sequía de la Reserva Nacional Lago Peñuelas. Foto: Dedvi Missene.

Climatech agrupa a startups locales que entregan, a través de tecnología de punta, soluciones para el cambio climático. Telemetría, tecnologías de medición y monitoreo remotas, generación de agua de aire y uso de Internet de las Cosas y softwares son parte de las soluciones que proponen para enfrentar la megasequía en el país, que ya lleva 12 años.


Actualmente Chile está dentro del ránking de los países más expuestos a las consecuencias de la crisis climática, puntualmente en los temas de agua. Estando parte del país en una de las cuencas más estresadas a nivel global, la cuenca del Río Maipo, resolver el problema de escasez hídrica se ha vuelto muy importante. De hecho, a principios de abril de 2022, se anunció un plan de racionamiento de agua para Santiago si es que esta fuese necesaria debido a los 12 años de sequía que presenta.

Las proyecciones estiman que en los próximos diez años más del 50% de la población vivirá en zonas de escasez hídrica, y 75% de las ciudades de todo el mundo se encuentran en áreas donde existe riesgo de aumento del nivel del mar. Ante esto y todo el resto de problemas climáticos, varias startups chilenas decidieron unirse en el gremio de Climatech Chile, un espacio que surge como una búsqueda para alinear metas y buscar soluciones medioambientales a través de la tecnología.

Así lo describe Diego Carrasco, fundador de Climatech y Gerente de Asuntos Corporativos de WES, una de las startups del gremio. Él junto a Andrea Ramos, su socia fundadora y Country Manager de Kilimo en Chile (startup presente en Climatech), vieron que se estaba desarrollando muchas soluciones tecnológicas en el país, y que el ecosistema del emprendimiento había ganado mucha tracción. “Nos preguntamos por qué siempre miramos a Israel, o Estados Unidos en temas de agua y no vemos que aquí en Chile se están haciendo cosas increíbles”, comenta Carrasco. Fue así como nació el proyecto.

Ese potencial y buenas ideas lograron establecer en el país un nicho de emprendedores que quieren combatir activamente el cambio climático, sobre todo la crisis hídrica de Chile. “Los problemas ambientales aquí son muy agudos, y estamos siempre en la lista de los países más azotados por los problemas climáticos, por lo mismo ha sido natural buscar soluciones. Chile es un laboratorio vivo para producir estas tecnologías por nuestros diferentes climas”, explica Andrea Ramos.

En Climatech ven la tecnología como una herramienta perfecta para el nivel de urgencia, y por lo mismo se han juntado con startups que entregan soluciones en todo ámbito, tanto al nivel de ciudad como el campo, esperando tener un impacto masivo a medida de que puedan tener el apoyo suficiente para aplicar sus proyectos.

A principios de abril de 2022, se anunció un plan de racionamiento de agua para la Región Metropolitana debido a la fuerte crisis hídrica del país.

De las 11 startups miembros de Climatech hay 5 empresas con foco específico en agua. Según Diego Carrasco, el gran desafío es entender que si bien el problema del agua es el más urgente, en general estas áreas son imposibles de aislar, y tienen que conversar con otras para combatir el cambio climático como un todo. “Por eso aquí por ejemplo con la empresa SUDA, que promueve el turismo sustentable, pero que podría eventualmente llevar a las personas a entender el cuidado del agua. También pasa con Food for The Future, startup que trabaja con residuos orgánicos, pero que finalmente igual tiene una menor huella hídrica, todo está relacionado por la complejidad y las soluciones son complementarias”, admite.

A parte de esa relación, efectivamente hay empresas y soluciones que Climatech tiene bajo su alero, que, con su innovación a gran escala o pequeña escala, combate directamente la crisis hídrica desde la distribución del recurso, la gestión e incluso la creación de este.

Capta Hydro

Entregando soluciones de generación energética en base al flujo de aguas canales, los fundadores Benjamín Lagos, Gastón Dussaillant y Emilio de La Jara se dieron cuenta de que había desinformación en materia de distribución de agua. Hoy se dedican a desarrollar softwares y hardwares que apuntan a mejorar la cantidad de información para una mejor toma de decisiones. “La telemetría y automatización de compuertas en este caso es súper importante y puede hacer una gran diferencia”, cuenta Carrasco. Es esa herramienta que permite la medición remota de magnitudes físicas la que logra distribuir mejor un bien escaso, implementando algo innovador en un área que ellos denominan como muy rudimentaria.

Con esta tecnología logran una gestión y distribución de recursos hídricos superficiales y subterráneos, apuntando a ofrecer una solución que mejora eficiencia, precisión, transparencia y cumplimiento regulatorio de la distribución. Ahora tienen como clientes tanto a Juntas de Vigilancia como Embalses, Asociaciones de Canalistas y Comunidades de Aguas, para así ayudar a los usuarios agrícolas, industriales, sanitarios y mineros, entre otros.

Cuencas Chile

Cuencas Chile se dedica a la gestión del agua en cauces de ríos y canales. Ellos también entregan soluciones de software accesibles y fáciles de implementar para contribuir al desarrollo sostenible. Dentro de su transformación digital está la implementación de programas computacionales como el Celador en Línea, una app móvil que permite conocer el estado del cauce, cualquier incidente que se ocasione y además registra el caudal en cualquier punto de aforo, sin necesidad de caudalímetro.

Además de la aplicación, Cuencas Chile entrega una sala de control que reúne todas las fuentes de información de caudal en un sólo lugar y observa todo desde una misma plataforma. A esto se le suma un módulo administrativo OUAd, que simplifica la gestión administrativa de las organizaciones de este rubro en un programa que puede llevar el rol de regante actualizado, registrar Ingresos y egresos, observar control de presupuesto, realizar cobros de cuotas y enviar mensajería.

FreshWater Solutions

Fundada por Héctor Pino, FreshWater es parte de Climatech siendo una empresa de innovación tecnológica que entrega una fuente alternativa y renovable de agua segura a partir del aire a comunidades y hogares sin acceso al agua de calidad. Lo que hacen es localizar zonas rurales y suburbanas de Chile y otros países que tengan altos estados de emergencia hídrica para ayudar a implementar y desarrollar sistemas de generación de agua de aire a través de un innovador proceso de condensación que está dentro de un aparato con formato de sobremesa para poner dentro de la casa y tiene una vida útil de hasta 10 años.

El modelo tiene la capacidad de generar su propia agua de aire y es capaz de generar, según las condiciones del entorno, hasta 15 litros diarios.Con este aparato aseguran la distribución de agua y la purificación de esa agua a través de boquillas con membranas de microfiltros.

Kilimo

Kilimo, a cargo de una de las fundadoras de Climatech, Andrea Ramos, trabaja la escasez de agua en la agricultura. Por medio de tecnologías de medición y monitoreo remotas, calculan las necesidades de riego de cada sector y entregan recomendaciones basadas en datos para cada agricultor. Su tecnología avanzada basada en la big data es capaz de medir, reducir y certificar la huella hídrica de la producción de alimentos, impulsando una agricultura más sustentable.

Su programa mide la demanda real de los cultivos y, alimentada de datos satelitales, climáticos y de suelo, permite monitorear el estado hídrico de los cultivos de manera remota y diseñar un plan de riego. Actualmente cuentan con operaciones en 8 países, donde mejoran la ecuación económica para el productor y reducen el impacto ambiental.

Por medio de tecnologías de medición y monitoreo remotas, el programa de Kilimo calcula las necesidades de riego de cada sector y entregan recomendaciones a los agricultores.

Nawi

Fundada por Nicole Norel, Nawi basa su servicio en el monitoreo ambiental, concientizando a los equipos internos y generando información para sus clientes. Actualmente trabajan con gobiernos locales como la Provincia de San Antonio y constructoras de la Región Metropolitana.

Esta es una herramienta de gestión ambiental que implementa, según el requerimiento, sistemas online de monitoreo de calidad de agua, aire y ruido. Usando tecnologías de internet de las cosas, como sensores de bajo costo y técnicas de procesamiento de imágenes satelitales gratuitas, pueden crear un plan de acción. A partir de eso, la empresa acompaña a sus clientes en la generación de protocolos en caso de incidencias para que estos puedan a su vez mejorar relaciones con los vecinos de industrias potencialmente contaminantes. Además, Implementan talleres ambientales y tecnológicos para concientizar y generar espacios de cambio.

WES

Fundada por Diego Carrasco, WES desarrolla soluciones electro-hidráulicas que potenciadas con IoT e inteligencia de datos permiten optimizar el funcionamiento de las redes de distribución de agua, generando ahorros del 10 al 60%.

Ahorrando agua a través de esos métodos tecnológicos, la startup trabaja con empresas, instituciones y organizaciones que quieran adquirir el servicio sobre su red de distribución, sin importar su tamaño o materialidad. Las soluciones que en general están en formato de sensores que recolectan datos pueden ser aplicados a industrias, áreas verdes, recintos comerciales, oficinas, entre otros, que tengan una red de distribución de agua y que operen presurizadas.

El cambio necesario

Si bien estas son algunas de las soluciones que hoy buscan escalamiento global, hay otras ideas que están siendo discutidas entre todos los actores de la asociación. Existen actualmente reuniones de gremio para conversar y provocar instancias donde se pongan temas sobre la mesa, poder liderar la agenda, buscar soluciones en conjunto y transar. “Hoy tenemos mesas de trabajo donde el objetivo es analizar junto a las startups como conjunto al cambio climático, respecto de él como clientes de ProChile”, cuenta Constanza Levicán, presidenta del directorio y fundadora de Suncast Chile, otra startup de la asociación.

Además, trabajan con una línea de inversión todo lo que tiene que ver en mejorar las métricas de impacto. “Hoy no existe un lineamiento global sobre cómo se mide el ahorro de agua en el mundo. En un país puede medirse en metros cúbicos, otro en litros, en otro de acuerdo de lo que se saca de una cuenca. La idea es que aquí en Chile podamos liderar la conversación de tener un mismo rumbo”, agrega Andrea Ramos.

Este valor agregado pretende hacer que todos cumplan con determinado estándar. Mientras, fueron citados por el Consejo de Economía Circular para cuidar la hoja de ruta del país hacia uno más sustentable. “La ciencia ha ratificado que el problema sigue agravándose, va a llegar a un punto de no retorno de aquí a 30 años si no se actúa. Y todo esto que hacemos es una forma de comenzar a actuar”, dice Diego Carrasco.

De todas formas, sus fundadores aseguran que es necesario un mayor apoyo a estos proyectos. “Todos estos esfuerzos de Chile para combatir el cambio climático desde la tecnología no pueden venir solo de las startups. Hemos llegado a un punto crítico con el tema del agua y por lo mismo necesitamos ayuda para implementarlas”, concluye Levicán.

Por ahora, Climatech se enfoca en convocar a cada vez más empresas, esperando lograr reunir al menos 50 para fines de este año.

Parte del directorio de ClimaTech en una de sus reuniones y mesas de trabajo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El periodista Alejandro Alaluf tuvo como invitados a Flavio Salazar, Ministro de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación de Chile; Cristián Allendes, presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura; Andrea Ramos, directora de ClimaTech y country manager de Kilimo; y Eduardo Leiva, académico UC de Ingeniería Hidráulica y Ambiental