Cómo funciona el programa de la U. de Chile para apoyar a las pymes

thumbnail

Ilustración: Iebschool.com

La incubadora OpenBeauchef de la Universidad de Chile lanzó el programa Ayuda MiPYME, para asesorar a los pequeños y medianos comerciantes, pero también para contactarlos con tasas preferentes en bancos.


Tras los primeros días del estallido social, fueron muchas las pymes que se vieron afectadas, porque no podían abrir sus locales de trabajo o porque no habían clientes en las calles. Restaurantes, pequeños negocios, peluquerías, escuelas de arte, emprendimientos y un largo etcétera se suma a la lista de las más de 6.800 pequeñas y medianas empresas entre el 24 y 31 de octubre. Esto afectó, según cifras del Ministerio de Economía, a más de 37.400 trabajadores.

Al ver la situación, Felipe Ñancupil, director de Aceleración de OpenBeauchef de la Universidad de Chile, explica cómo se les ocurrió crear un programa llamado Ayuda MiPYME. “Cuando nos dimos cuenta de que muchas empresas estaban pasando un mal momento, tomamos la decisión de analizar las capacidades con las que contaba nuestra universidad para apoyar a los emprendedores”, dice. Ante esto, pusieron a disposición de Corfo y de la gente su Red de Mentores, que nace en 2015 y que, en esta instancia, acompaña a la gente que necesita ayuda con su negocio.

“Los mentores contribuyen al éxito de quienes se acercan a buscar ayuda, a través de la orientación que les pueden entregar y el implementación de soluciones y desarrollo de negocios”, dice Felipe Ñancupil. Así, logran orientar en todas las etapas de la empresa, cuando comienzan como startups, se establecen y luego buscan escalar en el mercado nacional e internacional.

OpenBeauchef ayuda a quienes buscan emprender desde el ámbito científico-tecnológico, funcionando como una incubadora para las buenas ideas. Sin embargo, las necesidades del país ante el estallido social, asegura Ñancupil, han concluido con que incluso se acerquen escuelas de danza a solicitar ayuda para levantarse.

“Son decenas las empresas que nos han buscado, pero hay que destacar que el gran planificador de esto es Corfo, y nosotros como universidad nos sumamos con lo que podíamos ayudar, que son nuestros especialistas”, comenta Ñancupil, destacando que lo importante es “que la gente entienda que si modificas tu modelo de negocios puedes sacar ventajas ante la situación”.

Un ejemplo de ello es el e-commerce, debido a que ha tenido un fuerte crecimiento desde que partieron las manifestaciones sociales, porque algunas veces la gente no ha podido comprar presencialmente, pero sí a través de internet. Por lo mismo, muchos negocios han optado por digitalizarse, incluso, solo haciendo uso de las redes sociales.

Otro ejemplo de reformulación, dice Ñancupil, es el caso de los peluqueros, “que en algunos casos debieron cerrar sus lugares de trabajo, pero comenzaron a ofrecer servicios a domicilio y ahora les va mucho mejor. Se trata de buscar la manera correcta de surgir y para orientar ese proceso estamos nosotros”.

Adicionalmente, OpenBeauchef sirve como puente para que la gente aprenda a postular a fondos que los pueden ayudar según cada necesidad. Uno de ellos es “Chile a Fondo”, que entrega entre $1 y $10 millones a los emprendedores.

El 70% de los empleos en Chile es generado por pymes. Por lo mismo, el hecho de que se vean afectadas por esta crisis, que a parecer de Ñancupil podría retomar su intensidad en marzo, es perjudicial para el empleo. El programa, además, ayuda a que los emprendedores se conecten con financiamiento bancario a tasas especiales. Para postular, sólo es necesario completar un formulario en: http://www.openbeauchef.cl/programa-mipyme/

En este programa pueden participar todas las micro, pequeñas y medianas empresas con iniciación de actividades en el Servicio de Impuestos Internos, dedicadas a la venta de productos y servicios, que cuentan con sistema de facturación y boletas vigentes.

“No todo el mundo puede venir presencialmente, así que muchas personas nos han contactado por WhatsApp y les damos herramientas online a quienes estén interesados. Lo ideal es que quienes quieran recibir ayuda exponiéndonos su caso tengan claro que siempre existirá un canal de comunicación disponible para ellos”, dice Ñancupil.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.