Ecuador: el combustible de la crisis

Ecuador

Foto: Reuters

El presidente Lenin Moreno decidió trasladar las operaciones del ejecutivo desde Quito a Guayaquil para sortear lo que llamó un intento de golpe de Estado. En una semana de protestas, cinco civiles han muerto, 122 personas han resultado heridas, ocho policías han sido secuestrados por manifestantes y 766 personas han sido detenidas.