Alcalde Sharp se reúne con Jorge Bermúdez y diputados DC piden al organismo investigar la municipalidad de Valparaíso

El jefe comunal aseguró que "aquí no hay nada que esconder, aquí no hay plata que se perdió" tras las presuntas irregularidades en el uso de subvenciones escolares. Además, aseguró que los recursos que solicita reponer la entidad fiscalizadora se gastaron "particularmente en el pago de sueldos de funcionarios y también en compra de algunos productos para que las áreas productivas puedan funcionar".




El alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, se reunió esta jornada con el Contralor General de la República, Jorge Bermúdez. ¿La razón? Abordar el informe que realizó el organismo fiscalizador al municipio y que encontró una serie de presuntas irregularidades en el uso de subvenciones escolares. Situación que motivó a que se iniciara un juicio de cuentas para recuperar $931 millones.

Es así como el jefe comunal, acompañado por su equipo jurídico, llegaron hasta la sede de la Contraloría en Santiago para entregar una serie de antecedentes y documentos a Bermúdez con el fin de que permitan aclarar las falencias detectadas.

“Lo que manifestamos en la reunión con el señor contralor, es que nos ponemos completamente a disposición de la Contraloría para poder abordar todas y cada una de las observaciones y cambios que la institución nos demande realizar. Le señalamos que lo íbamos a hacer con pleno espíritu de colaboración”, dijo Sharp.

Y agregó que también, "en un tiempo breve, vamos a presentar distintas visiones que nos permitan mejorar las gestiones de los liceos técnicos de Valparaíso. Fue una buena reunión de trabajo entre dos instituciones, nos pusimos a disposición y vamos a responder en el brevísimo plazo cada una de las observaciones que nos hace la Contraloría, para poder corregir y poder resolver esta irregularidad que fue observada”.

Sharp fue enfático en señalar que los dineros que reclama la Contraloría no se perdieron, sino que más bien se ocuparon en otras cosas para las cuales no estaban destinados.

“Nos hemos tenido que hacer cargo de un problema que se viene gestando desde hace muchos años. Nos tocó a nosotros abordarlo y lo vamos a hacer con la celeridad, la responsabilidad que merece, pero aquí no hay nada que esconder, aquí no hay plata que se perdió, de hecho el informe de la Contraloría es súper claro. En qué se gastaron esos recursos, particularmente en el pago de sueldos de funcionarios que venían trabajando desde hace muchos años en estos liceos y además también en compra de algunos productos para que las áreas productivas puedan funcionar”, indicó.

La indagatoria de la Contraloría no solo trajo problemas judiciales a Sharp, sino que también políticos. Esto porque desde el Frente Amplio, bloque por el cual el jefe comunal llegó al municipio, se desmarcaron de él tras conocerse la noticia y pusieron en duda brindarle su apoyo ante su reelección.

Bancada DC pide investigación al municipio

En paralelo a las gestiones de Sharp con Bermúdez, la bancada DC pidió a la Contraloría -a través de un oficio- que realice una investigación al municipio porteño.

El jefe de bancada de los diputados DC, Daniel Verdessi señaló que “se hace necesario que se impulse decididamente una amplia fiscalización, investigación, auditoría y pronunciamiento por parte del Contralor sobre las actuaciones y antecedentes objeto de la denuncia aludida, para todos los efectos legales a que hubiere lugar”.

Mientras que el subjefe de los falangistas en la Cámara Baja, Gabriel Silber declaró que "queremos saber cómo la administración del alcalde ha afectado al municipio, en sus diversas áreas de gestión y de servicios traspasados y sus efectos sobre la administración de la cuidad, para determinar eventuales responsabilidades administrativas y legales a que hubiere lugar”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.