Balance legislativo de la Segpres: Proyectos relativos al coronavirus son tramitados y despachados del Congreso en 13 días promedio

El ministro Felipe Ward también abordó, durante su cuenta pública de la gestión 2019, los desafíos de su cartera para el Chile post crisis. “Debemos pensar desde ya en el Chile que viene que probablemente tenga muchas dificultades y una realidad completamente distinta. Es necesario pensar en el 2021, tener una mirada de mediano y largo plazo”, indicó.




Esta jornada el Ministerio Secretaría General de la Presidencia (Segpres), liderado por Felipe Ward, realizó su cuenta pública respecto a la gestión del 2019.

En ese sentido, también se efectuó un balance legislativo respecto a los proyectos relativos al coronavirus, los cuales, según el ministerio, son tramitados y despachados en 13 días promedio.

“Si hace unos meses atrás un proyecto podía demorar dos años, desde un ingreso al Parlamento hasta que se convirtiera en ley, luego del 18 de octubre los proyectos fueron tramitados en un promedio de 15 días. Mientras que las iniciativas que responden a solucionar las urgencias provocadas por el COVID-19, han promediado 13 días para despacharse", explicó el subsecretario de la cartera, Juan José Ossa.

El ministro Ward, en tanto, destacó que desde el 1 de junio y hasta el 30 de abril el Ejecutivo ha presentado 52 proyectos, de los cuales 35 han sido aprobados en el Parlamento.

De ese total, post 18 de Octubre, el Congreso ha visado 28 iniciativas del gobierno: 13 ligadas a la agenda social y 15 a la agenda Covid-19.

Prioridades gobierno post crisis

El ministro Ward también abordó los desafíos de la cartera para lo que será el Chile post pandemia del coronavirus.

“Puede ser que los tiempos de hoy generen miedo e inseguridad sobre el futuro, pero la historia nos demuestra que el espíritu de nuestra nación es fuerte y que siempre ha estado a la altura de los desafíos que se han impuesto. Es por ello que tengo una fe incondicional en Chile y su futuro. Sé que trabajando todos unidos y con solidaridad saldremos adelante y podremos seguir construyendo un país mejor para nuestros hijos y las próximas generaciones que vendrán”, indicó.

Para agregar que “debemos pensar desde ya en el Chile que viene que probablemente tenga muchas dificultades y una realidad completamente distinta. Por eso, debemos tener una mirada en perspectiva, y para establecer nuevas propuestas, debemos dejar los prejuicios atrás, porque queremos construir nuevas relaciones, establecer confianzas y sentirnos más cercanos los unos a los otros. Es necesario pensar en el 2021, tener una mirada de mediano y largo plazo”.

“Desde el Congreso debemos presentar iniciativas que no solo respondan a la emergencia, sino también que comprendan que tenemos un programa de gobierno vigente, un desafío frente a la ciudadanía y del cual vamos a empeñarnos en sintonizar hasta el final. En ese sentido, es que no hemos perdido de vista las urgencias sociales, como mejorar el sistema de salud, las pensiones de los chilenos, por mencionar algunas prioridades, las cuales requieren respuesta del gobierno para las familias y para ello debemos crear una nueva confianza, nuevos consensos, renovar el sentido de comunidad”, concluyó.

Comenta