La vocera del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, dio a conocer sus impresiones sobre la situación en que se vio involucrada esta tarde, al ser increpada por un grupo de personas mientras se dirigía a un punto de prensa en el teatro de la Universidad de Chile, en compañía de otros dirigentes del conglomerado, como la presidenta de Revolución Democrática, Catalina Pérez.

"Fuimos a Plaza Italia a denunciar la violencia policial y a presentar nuestra propuesta de DDHH -detalló la periodista-. Allí un grupo nos criticó por el itinerario constituyente, mientras otras personas nos hacían preguntas. Yo entiendo que hay grupos molestos, entiendo también la desconfianza en la política y creo que es justificada. Por eso es tan importante seguir movilizados y debatiendo lo avanzado, para así lograr nuevas conquistas tanto hacia la constituyente como en cambios concretos que mejoren hoy la vida de la gente".

Sánchez ya había dado a conocer su postura sobre el acuerdo en su cuenta de Twitter. "Esto lo ganó la gente. Gracias a cada persona que se movilizó, que saltó torniquetes, que hizo cabildos en pegas y barrios. Y a cada una de las víctimas de violaciones a los DDHH, no las olvidamos. Vamos por la AC y medidas concretas para hacer un país justo. #QueChileDecida".

https://www.latercera.com/politica/noticia/beatriz-sanchez-funa-manifestantes-plaza-italia/904694/

Sin embargo, la participación en las negociaciones de representantes de Revolución Democrática y Convergencia Social, gatilló la molestia de algunos de sus militantes. Acaso la situación más bullada fue la del alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, quien renunció a CS junto a otros 72 militantes.

Desde el mundo progresista, la diputada Camila vallejo (PC), expresó su apoyo a Sánchez. "Podremos tener diferencias con Revolución Democrática y Beatriz Sánchez sobre el Acuerdo por la Paz, pero condeno tajante y absolutamente la funa que sufrieron el día de hoy", escribió la congresista en su cuenta de Twitter.

https://twitter.com/camila_vallejo/status/1196140633561407490