Boric busca desmarcar destino del gobierno del futuro del Apruebo y voces oficialistas apuntan a un ajuste ministerial

Con sondeos poco auspiciosos tanto para el Apruebo como para la popularidad del gobierno, el Mandatario llamó ayer a no confundir la baja en la valoración de dicha preferencia con una evaluación a La Moneda. Dentro del comité político de este martes, el timonel PC, Guillermo Teillier, planteó hacer esfuerzos para separar aguas entre el Ejecutivo y el Apruebo. Los resultados de los sondeos también abrieron un flanco dentro del mismo oficialismo, donde algunos parlamentarios se mostraron favorables a un cambio de gabinete.




Una inquietud ronda en algunos de los personeros del oficialismo que asisten al comité político de La Moneda: ligar el destino del gobierno y sus reformas al del Apruebo podría ser un error a la luz de los sondeos que no muestran una ventaja para dicha opción frente al Rechazo. Sin ir más lejos, en la encuesta Cadem de esta semana, la negativa al nuevo texto constitucional sacó 18 puntos de ventaja sobre el Apruebo.

Quien lo manifestó abiertamente en el comité político de este martes fue el timonel del PC, Guillermo Teillier. Según presentes, el jefe de los comunistas planteó que hay un “excesivo pesimismo” frente al 4 de septiembre, pero que si la gente tiene la percepción de que el Presidente o el gobierno se ven muy asociados a dicha opción en el plebiscito, “habrá que hacer un esfuerzo para que eso no ocurra”. La intervención de Teillier sorprendió al resto de los presentes de Apruebo Dignidad. Mientras que en el Socialismo Democrático plantean que el escenario que describe Teillier se vuelve un tanto “imposible” a esta altura.

Pocas horas después, desde Arica, al iniciar su tercera gira nacional, el Presidente Gabriel Boric dio una señal en el mismo sentido. “Ojalá que la aprobación del gobierno (...) no nos confundamos en equipararla con el resultado del plebiscito”, dijo al ser consultado sobre la coincidencia entre el aumento del Rechazo y la desaprobación de su administración, alza que se ha agudizado en las últimas semanas, según distintos sondeos.

“El mandato que yo les he dado a los seremis de acá en la Región de Arica (...), a los ministros, es que tienen que hacer bien la pega. Lo que corresponde no es hacer campaña por una opción u otra, sino que lo que tienen que estar haciendo es su trabajo”, complementó Boric.

El Presidente Gabriel Boric Font, encabeza el Consejo de Gabinete Regional, en el que participan el gobernador de Arica y Parinacota, Jorge Díaz, el delegado presidencial, Jorge Sanzana, además de las y los seremis de gobierno de la zona FOTO: SALVADOR PEDRINI/ AGENCIAUNO

El Jefe de Estado intentó despejar una preocupación que ya se ha instalado en La Moneda: que profundizar esa lógica puede terminar siendo perjudicial tanto para el gobierno como para el resultado del plebiscito del 4 de septiembre. Incluso, no hizo un llamado particular sobre el proyecto de 4/7 promovido por la DC, sino que planteó que este “siga el trámite parlamentario que le corresponde”.

Ese relato -que marca un matiz con las declaraciones previas de algunos personeros de gobierno- lo deslizó justamente el domingo el ministro Giorgio Jackson en Tolerancia Cero. Si bien reconoció que “pueden incidir” en el resultado final del referéndum los errores no forzados que han marcado estos primeros 100 días, recalcó que “a quien le toca estar gobernando y en un escenario plebiscitario -ha pasado en muchos lados-, siempre se va a asociar (…). Obviamente que existe esa ligazón, pero todo Chile creo que sabe que cuando uno vota por una Constitución, se vota por un instrumento jurídico para mucho más tiempo plazo que cuatro, ocho y probablemente 15 años, por décadas”.

El mismo Jackson, sin embargo, había advertido antes de asumir en el cargo que el destino del programa del gobierno del Mandatario estaba directamente relacionado con la aprobación de un nuevo texto constitucional. Expresiones que en ese momento no fueron bien evaluadas por sectores oficialistas.

Giorgio Jackson, titular de Segpres

“Buena parte de las reformas que planteamos tienen como principal obstáculo la actual Constitución. El tener una nueva Constitución es una condición sine qua non para llevar a cabo estas agendas”, dijo en febrero el titular de la Segpres.

Como sea, el Ejecutivo -donde varios dirigentes ya han manifestado su opción por el Apruebo- ha buscado dar señales que van más allá de la prescindencia, al menos desde abril, apuntando a garantizar un proceso informado, donde ambas opciones sean válidas y reiterando que independiente de la opción que gane en el referéndum, tienen que seguir gobernando. “Luego del plebiscito la democracia seguirá funcionando”, refrendó la vocera, Camila Vallejo, esta mañana.

Sin embargo, los sondeos que maneja La Moneda también apuntan a que el Rechazo ha aumentado por la mala valoración que tiene la ciudadanía de la labor de la Convención Constitucional y eso preocupa. Por lo mismo, el foco del Ejecutivo será apuntar al debate de contenidos. “Espero que el debate se centre respecto del contenido del texto constitucional que será entregado al país el 4 de julio” y que “debatamos con altura de miras respecto de este proceso que, como todo proceso democrático, no ha estado exento de debate y complicaciones”, dijo el Mandatario.

¿Críticas al texto?

En medio de la reunión en La Moneda, Jackson pidió a las colectividades oficialistas mayor celeridad en las coordinaciones de cara el plebiscito. Allí, la jefa de RD, Margarita Portuguez, detalló las reuniones entre ambas coaliciones -Apruebo Dignidad y Socialismo Democrático- para ordenarse en la campaña que se iniciará una vez que la Convención Constitucional entregue el texto final el próximo 4 de julio. Sin ir más lejos, este miércoles las tiendas oficialistas deberían zanjar la idea de avanzar (o no) en una eventual franja común (ver subtítulo).

Desde el Socialismo Democrático, la jefa del PPD, Natalia Piergentili, apuntó a que las opciones Apruebo o Rechazo -y dado el escenario desfavorable a la nueva Constitución- son mucho más flexibles y que es difícil renegar del apellido “para reformar” (o “mejorar”, como ha planteado ese partido) de ambas preferencias.

Natalia Piergentili, titular del PPD

Más enfático fue el jefe de los liberales, Patricio Morales, quien expuso que es “ingenuo” erigirse como “defensores del texto” sin el espacio para reconocer que hay aspectos que deberán ser reformados. El timonel del PL apuntó a no “rigidizar” la estrategia y a permitirse críticas al borrador, o disensos desde el oficialismo -incluso desde el mismo Ejecutivo- al texto.

Tras el comité político, en esa misma coalición algunos recordaron la primera vez en que el Rechazo mostró ventaja sobre el Apruebo en abril pasado: en ese entonces, y a diferencia de lo que transmitía la Convención -apuntando a problemas comunicacionales, y a la “mala prensa” que recibía el pleno-, el Presidente Boric hizo un llamado de atención al organismo, desmarcándose de esa postura. “Yo he conversado con gente que votó Apruebo y que hoy día tiene dudas. Esas dudas no pueden ser sencillamente ignoradas. La discusión no es solamente comunicacional, no se le puede echar solamente la culpa a lo externo”, retrucó esa vez.

“Los comentarios o reparos del Mandatario son bien valorados”, comentan en dicho conglomerado.

Sin embargo, la idea de Morales encontró resistencia en la ministra de la Mujer, Antonia Orellana. Quienes escucharon a la secretaria de Estado dan cuenta de que recalcó que su opinión particular es que el clivaje del plebiscito es sobre avanzar en cambios o mantener el statu quo, apuntando a relevar el resultado del nuevo texto constitucional.

Gabinete “perfectible”

En medio de la discusión oficialista por el rumbo del proceso constituyente y la baja aprobación del gobierno, surgieron voces que apuntaron a adelantar un eventual cambio de gabinete, el que en La Moneda se comenta que se evaluaría después del referéndum.

Fue el presidente de la Cámara de Diputados, Raúl Soto (PPD), quien planteó la necesidad de que el Presidente dé un golpe de timón y adelante un ajuste en sus equipos. Con matices, la diputada Karol Cariola (PC) aseguró que, “sin duda, el gabinete es perfectible”, y aseguró que hay ministros que podrían estar haciendo mucho más por el proyecto del Ejecutivo.

Al ser consultados, ni Boric ni la ministra Vallejo respondieron al respecto, aunque la ministra del Interior, Izkia Siches, advirtió que esa es una prerrogativa presidencial y que no es bueno adelantarse.

En la misma línea apuntaron los parlamentarios que acompañaron al Presidente a su gira por Arica. Vlado Mirosevic (PL) llamó a no apresurar esa discusión y señaló que “si gana el Rechazo, la responsabilidad será de la Convención Constitucional y no del gobierno”. Su par José Miguel Insulza (PS) advirtió, a su vez, que “todavía es bastante prematuro. Estamos hablando de un gabinete que tiene 100 días en el cargo (…) Creo que este es un gabinete joven, en muchos aspectos muy poco probado, en muchas cosas ha demostrado inexperiencia, por cierto, pero dejemos que se vaya afiatando y fortaleciendo”.

La definición PS

Hacia el final del comité político, el secretario general de los socialistas, Camilo Escalona, tomó la palabra. El dirigente adelantó a las autoridades de gobierno que el PS elaborará su propia campaña del Apruebo, con “identidad socialista”, planteando que existe un sector del electorado donde la definición y los énfasis que marque el partido sobre el nuevo texto constitucional serán claves.

Las palabras de Escalona no fueron sorpresivas para el resto de los timoneles de los partidos políticos. Y es que en la reunión de coordinación por el Apruebo de las colectividades oficialistas que se realizó en la sede del PC hace casi dos semanas, la timonel PS, Paulina Vodanovic, había planteado algo similar.

Camilo Escalona

Sin embargo, la “declaración de principios” de Escalona no fue vista con buenos ojos en el resto de los partidos, apuntando a que es poco estratégico dar cuenta de “divisiones” en la campaña en momentos donde debe discutirse la idea de apostar por una franja común propuesta al oficialismo por “Aprueba x Chile”. Una definición que debería discutirse este miércoles por la tarde en la sede de RD, pero en la cual no es seguro que se arribe a una respuesta final, pese a que ya trascendió la definición del CNTV en cuanto a tiempos.

¿La razón? Desde el Socialismo Democrático apuntan a que antes debe existir una discusión del contenido editorial que se buscará relevar. Mientras que en el PC hay reparos a la influencia del Frente Amplio en la propuesta, considerando que RD hizo de “emisario” al hacer llegar el brief publicitario en la reunión de coordinación.

Así, en la coordinación por el Apruebo señalan que entienden que el planteamiento del PS de un despliegue partidario “aparte” por el Apruebo no cierra las puertas a la elaboración de una franja única y menos a la coordinación política y ejecutiva -como es el caso de los apoderados- con el resto de los partidos. Menos aún cuando se afinan los detalles de un acto de “inicio” de campaña para el próximo 6 de julio.

Sigue también en La Tercera

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

La entrenadora Amanda Caprito, experta en vida saludable, explicó en un medio de Estados Unidos, cuáles son los principales motivos por los que se fracasa a la hora de emprender un plan de reducción de peso