Canciller Ribera: "Si hay que buscar a un responsable es este ministro. Yo fui el que propuse no realizar la APEC ni la COP25"

A_UNO_1123250

Durante la comisión que analiza la acusación constitucional contra el Presidente Sebastián Piñera, el ministro de Relaciones Exteriores respondió a la intervención del diputado Boris Barrera (PC) quien puso en duda de que los mandatarios invitados hubiesen asistido a estos eventos internacionales debido a la crisis social que sufre el país.




Este martes, en el marco de la comisión que analiza la acusación constitucional contra el Presidente Sebastián Piñera, el canciller Teodoro Ribera abordó la decisión que tomó el gobierno de suspender  la APEC y COP25 -que se iban a realizar durante noviembre y diciembre respectivamente- debido al estallido social que afecta al país, y asumió la responsabilidad de que estas cumbres no se desarrollaran finalmente en Chile.

"Si hay que buscar un responsable, es este ministro de Relaciones Exteriores, no otro. Así que, aquí estoy. Yo fui el que propuse no realizar ni la APEC ni la COP25", dijo Ribera en respuesta a la intervención que previamente realizó el diputado del PC, Boris Barrera, quien puso en duda de que los mandatarios invitados hubiesen asistido a estos eventos en medio de los cuestionamientos que ha recibido el Ejecutivo por los casos de violaciones a los Derechos Humanos documentados por organismos nacionales e internacionales.

"¿Usted cree que en las actuales condiciones iban a venir el Presidente de EE.UU., el Presidente de China? No estaban las condiciones y esas condiciones las evaluaron los países que iban a participar y por eso no participaron. Si todo lo que ha sucedido no ha comprometido el honor de la nación ... podríamos haber hecho la APEC o la COP", sostuvo el legislador.

Ante estos cuestionamientos, el canciller explicó que en el caso de la APEC "lo que no se realizó en Chile fue la cumbre final de jefes de Estado y grandes empresarios. Pero todo el año, la cancillería trabajó en la APEC y trabajó para que hubiese mayor inclusión de la mujer en el comercio, para que hubiera una defensa a los mares, para que hubiera una sanción de la pesca ilegal y una economía digital 4.0. En esas jornadas, hubo (...) Lo que no se hizo fue la reunión final, la pompa. Pero toda la labor se hizo y se le está entregando como corresponde a Malasia, el país que sigue".

Ribera insistió que el país no podía ser sede de la APEC "por la sencilla razón que era obvio que eso conlleva a un glamour que no está acorde a los tiempos. Era de toda lógica que eso no se podía realizar. Por mucho que las grandes potencias, China y Estados Unidos, querían que se realizara para que ellos se pudiesen juntar a firmar el acuerdo. Pero el Presidente no podía destinar de los 60 días de finales de año, 20, a dos cumbres".

Además, aseguró que "sí era posible resguardar la seguridad de los Jefes de Estado, que vivieran en el mundo de Bilz y Pap. Pero no era políticamente conveniente. No era una señal como la que tenía que darse".

COP25: "Si hubiésemos tenido un castigo internacional, no le habrían recomendado a la ministra Schmidt tener la presidencia ejecutiva"

"No era posible suspender la COP25 y dejar la APEC o hacerla viceversa. Cuando se quemaron estaciones de ferrocarriles (metro) brutalmente por anárquicos y terroristas -que habrá que determinar sus responsabilidades respectivas- realizar la COP se tornaba imposible", aseguró el ministro.

En esta línea, explicó que "se esperaban 20 mil personas del extranjero de las cuales 6 mil iban a llegar con pasaporte oficiales a los cuales había que resguardarles su seguridad. No era posible hacer la COP en Chile.  Es tanto el prestigio del país, que cuando se llamó al secretario general de la ONU, Alberto Guterres, para comunicarle que no se haría la COP25 en Chile, él propuso buscar otro lugar pero que Chile siguiera con la presidencia".

"Si hubiésemos tenido un castigo social o internacional en cuanto a la imagen, no le habrían recomendado a la ministra (Carolina) Schmidt que está en Madrid tener la presidencia ejecutiva de la COP", dijo, y agregó que "la responsabilidad de que no se hubiesen realizado COP y  la APEC provienen solo y exclusivamente a este ministro".

Defensa jurídica

El ministro Ribera también abordó la acusación constitucional contra el Presidente Sebastián Piñera presentada por diputados del PC, Frente Amplio, PS y PPD.

Entre los argumentos esgrimidos están la vulneración de derechos humanos de la ciudadanía durante las manifestaciones que se han desarrollado desde el 18 de octubre en el país y, además, de que estaría comprometido el honor de la nación, entre otros.

Respecto a lo anterior, el canciller sostuvo que los bienes jurídicos que establece la acusación: "imagen internacional, prestigio del país y prestigio de la nación" no están establecidos en la Constitución.

A juicio de Ribera, la acusación constitucional "contiene una indefinición de hechos que se le imputan al Presidente. Esto genera indefensión, imposibilidad de que el acusado pueda defenderse y la inadmisibilidad de la misma".

El canciller también explicó que el Presidente responde de los actos, no de las omisiones. "No responde de todos los actos, solo actos de administración, son aquellos actos reglados, no discrecionales".

Comenta