Cancillería responde a Francia: Palma Salamanca fue condenado "en tiempos de democracia"

frentista palma

Ricardo Palma Salamanca.

El Ministerio de RREE apunta a que el proceso de extradición seguirá su curso, pese a la decisión del país galo de concederle asilo político.


Esta tarde, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile contestó las declaraciones emitidas durante esta jornada por su par francés referidas a la situación del exfrentista Ricardo Palma Salamanca, en las que se señaló que "el caso de Ricardo Palma Salamanca se refiere a la historia de Chile bajo la dictadura de Augusto Pinochet. En este contexto, la Oficina Francesa para la Protección de los Refugiados y los Apátridas ha determinado de manera independiente, en el marco de la legislación francesa, sobre la solicitud de asilo presentada".

La Cancillería manifestó en un comunicado que el exmiembro del FPMR fue condenado en democracia por tribunales, "en un procedimiento ajustado a derecho y al debido proceso" en razón a su participación tanto en el asesinato del senador Jaime Guzmán como en el secuestro de Cristián Edwards del Río.

"Tanto los hechos criminales perpetrados por el señor Palma Salamanca como su posterior enjuiciamiento y condena, tuvieron lugar una vez restablecido el orden democrático en Chile, lo que ocurrió el 11 de marzo de 1990. Se trata, por lo tanto, de graves atentados terroristas realizados en tiempos de democracia", señala el texto oficial.

Asimismo, la cartera liderada por el ministro Roberto Ampuero indicó que "el señor Palma Salamanca se fugó de la cárcel donde se encontraba cumpliendo condena con fecha 30 de diciembre de 1996. Desde entonces, fue prófugo de la justicia hasta el 16 de febrero de 2018".

Además, agrega que "el gobierno de Chile manifiesta enérgicamente que en Chile existe, y existía al producirse los acontecimientos que se describen, un régimen plenamente democrático y un Estado de Derecho plenamente vigente".

Sin embargo, RREE apunta a que el proceso de extradición seguirá su curso, pese a la decisión del país galo -a través de la Oficina Francesa de Protección a los Refugiados y Apátridas- de concederle asilo político.

Comenta