Carlos Larraín afirma que por "pica" los diputados RN apoyaron "las 40 horas de la Camilita, con los ojos azules"

Carlos Larraín

Además de hablar en radio Duna de los proyectos para reducir la jornada laboral, el expresidente de Renovación Nacional hizo alusión a una posible campaña como alcalde de Las Condes y comparó a Alejandro Guillier con el Che Guevara.




La mañana de este miércoles, el ex senador (RN) Carlos Larraín estuvo conversando en Radio Duna con los periodistas Consuelo Saavedra y Matías del Río, ocasión en la que se refirió, entre otros temas, a la situación actual del gobierno, la figura de Alejandro Guillier, la reducción de la jornada laboral y su posible candidatura como alcalde de Las Condes.

Carlos Larraín por Las Condes

Sobre ser candidato a alcalde en el territorio de Joaquín Lavín, comentó: "No es un hecho, es una tentación que tengo, pero usted sabe que a veces las tentaciones se las ganan a uno. En general, me la ganan".

Sin embargo, aceptó que el proceso tiene dificultades y una de ellas es "el vigor y las ganas de pelear que ya se me van acabando". Larraín se apronta a cumplir 77 años el próximo 18 de noviembre.

"Ocurre que yo creo que en Las Condes se podrían hacer las cosas mucho mejor, con más profundidad, hay muchos recursos y me da un poco de pena que no aprovechemos todo lo que podría hacerse, eso es lo que a mí me pasa. Yo no tengo ni un pleito personal con Joaquín Lavín", comentó.

Respecto a una posible carrera presidencial de Joaquín Lavín, Larraín mencionó que "es una carta que hay que cuidar", añadiendo que "he sido requete-leal con él" y estaría dispuesto a apoyarlo. "No quiero dañar a nadie, quiero trabajar por Las Condes y punto", dijo el ex senador.

Alejandro Guillier como el Che Guevara

Sobre el actual mandatario, Carlos Larraín aseguró que "Sebastián Piñera está a años luz de cualquier alternativa que nos pudo ofrecer la izquierda en la última campaña. Por lo pronto, el señor (Alejandro) Guillier, con la mano levantada recordando al Che Guevara, fue lo que hizo que 450.000 flojos que no votaron en la primera vuelta se levantaran ese día y dijeran 'mira, viejita, parece que voy a ir a votar'".

Esto, asegura, se vio reflejado en la clase adinerada "sobre todo cuando les dijeron 'le voy a meter la mano en los bolsillos a los ricos' (porque) ahí a los ricos cuando les dicen que les van a meter la mano en el bolsillo les viene un dolor intenso".

En este sentido, el ex presidente de Renovación Nacional destacó la labor del gobierno de Sebastián Piñera, acotando que "se les puede pedir mucho más de lo que están haciendo". 

En relación al Congreso, Larraín asumió la derrota electoral: "Tenemos minoría en ambas cámaras y no hay más vueltas que darle".  Considera que "estos mismos que se sintieron acongojados con el recuerdo del Che no votaron en primera vuelta, entonces, nos merecemos palos ¿o no?".

Este gobierno, dijo Carlos Larraín, "tiene algo de la fiesta del organizador de la fiesta de los fuegos artificiales en Valparaíso, muchos cohetes para arriba y entonces se confunde la vista, uno no sabe lo que está pasando (...) concentrémonos en las cosas importantes".

Por "pica" los diputados RN apoyaron "las 40 horas de la Camilita, con los ojos azules"

El político también se refirió a que "en medio de la trifulca de la jornada laboral, se vuelve a hablar de las reformas institucionales. Pensemos por un minuto qué puede pasar si se abre la puerta del Tribunal Constitucional. Es decir, no va a quedar ni la placa".

Sobre el proyecto, dice que "hay diputados (de RN) que aparecieron apoyando el proyecto de las 40 horas del PC, simplemente por rabia, porque no les hablaron siquiera de que estaba pendiente un proyecto de iniciativa presidencial que creaba la jornada de 41 horas".

LEE MÁS: Piñera por proyecto 40 horas: "Voy a recurrir a todos los instrumentos que estén a mi alcance para que se respete la Constitución"

Entonces, aseguró Larraín, "por pica dijeron: 'Saben qué más, entre las 40 horas de la Camilita, con los ojos azules, y las 41 horas del gobierno este, con las chaquetas rojas... bueno, sabe qué más, parece que no fuera tanta la diferencia'". 

Comenta