Cifras de ingreso y "capacidad" de las políticas públicas en el país: las advertencias del gobierno ante la "ola" migratoria

03/06/2019COMITE  POLITICOMario Tellez/La Tercera

03/06/2019 COMITE POLITICO Mario Tellez/La Tercera

Ejecutivo distribuyó minuta durante el comité político a dirigentes de Chile Vamos. Piñera, además, abordó la situación con Insulza, a quien le transmitió que advirtió a Perú sobre las consecuencias de las nuevas exigencias fijadas por ese país.




"Nosotros decimos solidaridad, pero con responsabilidad". Con esas palabras, el Presidente Sebastián Piñera abordó hoy con el senador por Arica José Miguel Insulza (PS) la situación migratoria que se vivió en la frontera norte de Chile a mediados de junio, cuando unos 300 migrantes venezolanos llegaron a los pasos fronterizos luego que Perú modificara los requisitos exigidos a quienes quisieran permanecer en ese país.

Tras una ceremonia en el Salón Montt-Varas de La Moneda, Insulza aprovechó de manifestarle a Piñera su preocupación sobre una eventual crisis migratoria, luego que organismos internacionales cifraran en más de 5 millones el número de venezolanos que podría emigrar en los próximos meses.

Según fuentes que conocieron la conversación, el jefe de Estado intentó dar tranquilidad al parlamentario e, incluso, le manifestó que durante su visita a Lima advirtió a su par peruano, Martín Vizcarra, sobre las consecuencias que podría tener para Chile y otros países de la región el aumento de requisitos solicitados por esa nación a los migrantes. "Ellos están en conversaciones con Perú", comentó Insulza a La Tercera, aunque evitó ahondar en detalles. Eso sí, advirtió que "le dije al Presidente que acá tenemos la oportunidad de avanzar con una política de Estado", junto con señalar que "estamos todos alarmados por lo que pasa en la frontera".

Desde Cancillería, en tanto, se limitaron a señalar que el mensaje del gobierno a Perú fue que ese país también es responsable de cuidar lo que pasa en las fronteras y que se abordó poder evitar ingresos de migrantes por pasos no autorizados, como campos minados o el mar.

El tema migratorio fue abordado también esta jornada en la habitual reunión del comité político ampliado en La Moneda, cita en la que uno de los principales objetivos fue entregar bajadas políticas y comunicacionales al oficialismo, respaldadas con una serie de cifras que fueron detalladas por el titular de Interior, Andrés Chadwick. Todo esto, reforzando la advertencia sobre que el ingreso de extranjeros al país tiene un "límite", en línea con lo que planteó el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, en una entrevista a La Tercera el domingo.

Así se consignó en una minuta titulada "Ideas fuerza", que fue difundida entre los presentes y en la que el Ejecutivo destacó que "una muestra de la solidaridad de Chile con Venezuela es que hoy existen alrededor de 400 mil venezolanos que ya viven en nuestro país". Además, se subraya que Chile está entre los tres países de la región con mayor número de venezolanos.

Sin embargo, el texto advierte que "definitivamente, hay un límite, el país no tiene una capacidad ilimitada para recibir extranjeros, sean de la nacionalidad que sean, porque, además, es engañarlos; es, al final, invitarlos a que terminen viviendo hacinados, en un gueto, en cualquier parte o ciudad del país y vendiendo cualquier producto en las esquinas".

En otro párrafo del escrito también se señala que "la capacidad de las políticas públicas -educación, salud, vivienda y empleo- es limitada para poder absorver una masiva llegada de inmigrantes en tan poco tiempo".

En la reunión se enfatizó que la situación que aqueja a Venezuela y las consecuencias migratorias deben ser abordadas como un tema regional, donde se coordinen criterios unificados para el ingreso de los venezolanos. En el gobierno, de hecho, sostienen que ese es el camino que se está explorando con otros países de la región.

En este contexto, tras la cita, las ideas contenidas en la minuta fueron reforzadas por las vocerías de los dirigentes de Chile Vamos y de las autoridades del Ejecutivo. La vocera de gobierno, Cecilia Pérez, por ejemplo, consultada sobre cuántos venezolanos podría recibir el país, respondió: "Hasta que el país lo resista, para que los chilenos estén bien". Y en referencia a las críticas de la oposición sobre una "actitud contradictoria" del gobierno -en particular, por la señal entregada por Piñera tras su viaje a Cúcuta en febrero-, la vocera dijo que la izquierda no tiene "estatura moral" para criticar la política migratoria actual. La misma idea expresaron desde la UDI y RN, mientras que el canciller Teodoro Ribera sostuvo: "No conozco ninguna declaración de ninguna autoridad chilena que haya dicho 'vengan, los vamos a recibir a todos'. Eso no es posible".

Comenta