Comisión revisora sesiona hoy y Cubillos dice que acusación se basa en "hechos falsos"

CubillosWEB

Instancia que deberá pronunciarse sobre la procedencia del libelo quedó compuesta por mayoría oficialista. Ministra de Educación, quien ya se prepara para su defensa, señaló ayer: "Tengo familia, tengo historia y tengo una honra".




Cuatro de los cinco miembros que integrarán la comisión revisora de la acusación constitucional contra la ministra de Educación, Marcela Cubillos, son de Chile Vamos. Así se definió ayer en la sala de la Cámara de Diputados mediante el tradicional sorteo vía tómbola -luego que se diera cuenta del libelo en la sala- y en medio de aplausos y abrazos entre las filas oficialistas.

La instancia que debe pronunciarse sobre la procedencia del libelo, estará conformada por los RN Hugo Rey y Catalina del Real; y los UDI Pedro Álvarez Salamanca y Celso Morales. La oposición, en tanto, solo estará representada por Maite Orsini (RD).

Así, tras el término del sorteo comenzaron a correr los plazos constitucionales. Cerca de las 14.00 horas, el secretario de la corporación, Miguel Landeros, notificó a la ministra Cubillos, abriéndose así un periodo de diez días para que presente su defensa.

Luego, a las 18.15 horas se constituyó por primera vez la comisión que analizará los fundamentos del libelo. En la sesión, se eligió -con cuatro votos a favor y una abstención, de Orsini- al diputado Morales como el presidente de la instancia. Además, se acordó un cronograma de sesiones que parte hoy a las 15.30 h.

Desde Chile Vamos valoraron su mayoría y celebraron el "triunfo", además de cuestionar nuevamente los argumentos jurídicos del libelo. En tanto, en la oposición lamentaron el resultado de la tómbola, pero fueron enfáticos en recalcar que el informe que emita la comisión no es vinculante.

El diputado del PS Juan Santana -quien fue el impulsor de la acusación contra la ministra Cubillos- descartó que la composición de la instancia signifique una derrota para el sector y llamó a sus pares a actuar con imparcialidad.

Además, durante el almuerzo de los diputados socialistas se planteó una propuesta para colaborar en el proceso a Orsini. La idea, explicaron algunos parlamentarios, es que se conforme una "comisión opositora" para intensificar la tarea de recabar antecedentes.

Hasta el cierre de esta edición, en la centroizquierda evaluaban los nombres de los abogados que asistirán en su representación a la instancia revisora, donde analizarán los primeros dos capítulos del texto acusatorio. Entre los juristas propuestos se encuentra el constitucionalista Patricio Zapata, quien aseguró a este medio que no ha leído en detalle el libelo, pero que está disponible para asistir, solo una vez que la titular del Mineduc haya presentado sus descargos.

Cubillos rebate críticas

"Tengo familia, tengo historia y tengo una honra. Cuando a uno se le acusa sin fundamento de infringir la Constitución tengo derecho a defenderme", lanzó la ministra Cubillos, tras conocerse la composición de la comisión.

Y agregó: "Esta acusación no tiene ningún fundamento. Se basa en hechos falsos".

Según fuentes del Ejecutivo, por ahora la ministra no tiene definido los plazos en que hará su defensa ante el Congreso ni tampoco ha elegido al abogado que la representará, búsqueda que ella misma está realizando. Tampoco, dicen en el gobierno, se ha definido si lo hará por escrito o personalmente.

Además, según las mismas fuentes, el ministro del Interior, Andrés Chadwick, ha estado aconsejando a Cubillos sobre su abogado defensor.

El propio jefe de gabinete explicó ayer que "la ministra está ahora trabajando, ahora corresponde a partir de hoy ver su asesoría y su equipo jurídico. Ya se ha estudiado bastante durante estos días (...). Ella ha estado en contacto permanente con el Presidente y con el ministro del Interior".

Desde La Moneda, en tanto, siguieron con atención los hechos que se desarrollaron ayer en el Congreso y sacaron, por ahora, "cuentas alegres". Creen que el sorteo de ayer los favorece en dos aspectos: para "ganar" en términos comunicacionales y para que la acusación sea analizada "en su mérito".

De todas formas, saben que lo que diga esa instancia no es vinculante y, por lo mismo, insisten en que se "jugarán" todo en la sala de la Cámara de Diputados para evitar que la ofensiva avance al Senado.

Para eso, en el Ejecutivo afirman que seguirán los diálogos con la DC y los sectores "más moderados", como el PR -quienes, sin embargo, decidieron ayer apoyar institucionalmente el libelo-, para buscar obtener mayoría y conseguir los seis votos que necesitan.

Comenta