Comité especial de la UDI organizará comicios tras fallida elección

Imagen Jacqueline Van Rysselberghe 13

La senadora Van Rysselberghe presentó una denuncia por presunto delito informático.

La nueva instancia, conformada por dirigentes históricos de la tienda y representantes de ambas listas, deberá iniciar hoy su trabajo.




¿Dónde se van a mandar a imprimir los votos? ¿Quién se hará cargo de su distribución por el país y quiénes serán los responsables de recibir las papeletas en sus lugares de destino? ¿Dónde se ubicarán los locales de votación?

Esos y otros tantos asuntos pendientes para la realización de la fallida elección de la UDI deberá evaluar un comité electoral especial, instancia que estará conformada por los históricos dirigentes gremialistas Carlos y Gabriel Villarroel, Germán Concha -quienes integraron la comisión revisora de los principios del partido y forman parte del comité comunicacional- y Juan Jorge Lazo, junto a la secretaría general, liderada por el diputado Issa Kort, y la secretaría ejecutiva, representada por Jorge Manzano. Además, integrarán este comité los apoderados de cada lista, Óscar Aguilera, en representación de Jacqueline van Rysselberghe, y Jorge Alessandri, por Javier Macaya.

El grupo, que debería iniciar hoy mismo su labor, nació por acuerdo de la directiva de la UDI, que ayer se reunió en la casona de calle Suecia para buscar subsanar el complejo escenario que se abrió, con recriminaciones cruzadas y una denuncia en la fiscalía, luego que el proceso de votación en la elección interna que se realizaría el pasado domingo debiera ser suspendido ante fallas en el sistema, servicio que debía ser provisto por la empresa EVoting.

Así, la directiva UDI resolvió, además, ratificar la fecha propuesta por el Tribunal Supremo para realizar la elección, el próximo 16 de diciembre, y desechar el mecanismo de voto electrónico, reemplazándolo por el sistema tradicional, es decir, presencial y con papel y lápiz.

Pese a que en las últimas semanas el clima al interior de la tienda había estado marcado por las tensiones y que, de hecho, en las últimas horas se acentuó debido a la fallida elección, dirigentes que estuvieron en la reunión de ayer comentaron en privado que la cita se realizó "en buenos términos". Ello permitió, asimismo, hacer una puesta en escena que reflejara el "sentido de unidad" que se busca transmitir, de manera que todos los integrantes de la mesa y los dos candidatos a la presidencia -la senadora Van Rysselberghe, quien va a la reelección, y su contendor, el diputado Macaya- estuvieron presentes frente a los medios de comunicación acompañando la vocería de Kort.

"Hemos terminado una reunión de directiva bastante fructífera, en donde pudimos plantear los temas que sucedieron ayer (domingo), pero, sobre todo, reafirmar el compromiso unánime que tiene la directiva de la UDI, y en eso representar el interés completo del partido, para llevar a cabo un proceso eleccionario impecable, que dé garantías", dijo Kort.

En la misma línea, la senadora dijo que "lo que esperamos es poder llevar adelante este proceso de la mejor forma posible. Es un desafío no solo para la directiva nacional, sino también para cada una de las regiones, el poder implementar esta votación en un plazo de dos semanas".

Macaya, en tanto, se desmarcó de las duras críticas que adherentes a su candidatura realizaron en las últimas horas, apuntando principalmente a la responsabilidad de la timonel, y planteó que "la responsabilidad de lo que ocurrió tiene que ver con el proceso de una empresa que no cumplió con sus responsabilidades, y para nosotros es importante dejar atrás eso", junto con destacar el compromiso "de cuidar a nuestro partido".

Denuncia en la fiscalía

Por un carril separado al de las decisiones políticas, el fallido proceso eleccionario fue también abordado a primera hora de ayer desde el punto de vista judicial. Esto, pues Van Rysselberghe presentó, en nombre del partido, una denuncia en la Fiscalía Metropolitana Oriente, para que se investigue la comisión de un presunto delito informático.

Acompañada por el abogado Mario Vargas e integrantes de su lista y de la directiva, la timonel UDI llegó a las 9 horas a la sede de la fiscalía, donde se reunió con la fiscal jefe de Las Condes, Lorena Parra, por cerca de una hora.

Tras el encuentro, el abogado Vargas informó que solicitaron una serie de diligencias, entre estas que la unidad de Cibercrimen de la PDI inicie el proceso investigativo y solicite a la empresa EVoting "los sistemas informáticos y los soportes que utilizaron, y desde ahí construir una investigación y determinar posibles responsables en este sabotaje".

Comenta