Crisis por Covid-19 diluye presión oficialista por cambio de gabinete

Foto: Agencia Uno

Encuesta Cadem arrojó aumento significativo de la aprobación de Piñera. El gabinete también tuvo un alza.




Cuando Isabel Plá confirmó su renuncia como ministra de la Mujer y Equidad de Género el 14 de marzo, en el oficialismo decían que, junto con eso, se abría el escenario para un cambio de gabinete en marzo. Esto, porque en su lugar no se designó a ningún reemplazante y quedó subrogando, hasta ahora, Carolina Cuevas, quien se desempeñaba como subsecretaria de la cartera.

Esa posibilidad se daba en un contexto en que el descontento por la crisis social que se originó el 18 de octubre se mantenía presente y el comité político seguía en la mira. Sin embargo, en el oficialismo dicen que tras la pandemia del coronavirus la agenda del Ejecutivo cambió en 180 grados y, junto con ello, bajó la presión por un ajuste ministerial. Esto, al menos en el corto plazo y por tres razones: el Presidente Piñera “se empoderó” al mando de la crisis sanitaria; el problema del orden público pasó a segundo plano, lo que provocó -dicen en el sector- que el comité político “se afiatara”; y bajó la presión de los partidos.

Ese diagnóstico -afirman en el oficialismo- fue ratificado este lunes con las cifras de la encuesta Cadem, en la que la aprobación de Piñera subió por primera vez de manera significativa a un 18% de respaldo, seis puntos más que la medición anterior. Junto con él, el gabinete también tuvo un alza, entre ellos, el titular de Salud, Jaime Mañalich, y los ministros del comité político.

En Palacio afirman, por ejemplo, que Blumel se ha visto fortalecido al tener “un respiro” del tema de seguridad pública. Destacan, de esta manera, su rol para lograr consenso entre los partidos en una propuesta de recalendarización electoral y también las tratativas que hizo para bajar las tensiones con los alcaldes y el Colegio Médico al conformar el domingo una mesa de trabajo.

Asimismo, de la vocera de gobierno, Karla Rubilar, destacan su “manejo” en los temas de salud y el despliegue comunicacional que ha tenido en la materia, mientras que al titular de la Segpres, Felipe Ward, se la he visto “más confiado” en el Congreso.

En privado, en Chile Vamos dicen que eran partidarios de un cambio de gabinete a la brevedad, pero recalcan que ahora ya no es el momento porque el equipo se ha ido “afirmando”. “El momento político obliga a cuadrarse detrás del gobierno con este equipo, este gabinete, y fortalecer una estrategia que debe ser una política de Estado. No es el momento de cambios”, dijo este lunes el presidente de Evópoli, Hernán Larraín Matte. En la misma línea, su par UDI, Jacqueline van Rysselberghe, sostuvo que “el gabinete se ha ido afiatando recién con la crisis del coronavirus; creo que no es razonable pensar en un cambio de gabinete mayor, salvo ajustar algunas piezas de personas que quieran tomar algún rumbo distinto”.

Comenta