El debate en RN que derivó en una declaración incómoda para La Moneda

Bancada RN

Diputados de RN en el hemiciclo de la Cámara.

La bancada de diputados concretó un acuerdo inédito en torno a tres reformas del gobierno, plegándose en pleno a los dichos de Desbordes.


"Teníamos un problema y había que resolverlo". El lunes, cuando la directiva de Renovación Nacional se reunió en la sede del partido, ese diagnóstico era compartido.

Según fuentes de la instancia, las declaraciones que ese día había dado a La Tercera el presidente de la colectividad, Mario Desbordes, habían generado "mucho ruido", y existía el temor de que, incluso desde el propio gobierno, se tratara de "quebrar a la bancada". Así, la mesa de RN abordó con Desbordes sus dichos en torno a uno de los ejes de la reforma tributaria –la reintegración del sistema–, la administración del 4% adicional de cotización que se incluirá a través de la reforma previsional y la rebaja de parlamentarios que había anunciado el Presidente Sebastián Piñera el sábado, durante su cuenta pública.

Fuentes que conocieron el contenido de ese encuentro explican que, conformes con las explicaciones que dio el timonel del partido, de todas maneras hubo algunas peticiones para que en el futuro se socialicen más las propuestas.

Y una cosa más. Aunque destacan que "se mantuvo un respaldo total a Mario", las mismas fuentes detallan que los miembros de la mesa reconocieron que era necesario despejar las dudas y evitar declaraciones cruzadas en la bancada de diputados.

Así, Desbordes, la diputada Paulina Núñez –vicepresidenta del partido– y el jefe de bancada, Alejandro Santana, iniciaron el martes en la mañana un intercambio de mensajes por Whatsapp para acordar los términos en que se presentaría, en el almuerzo de bancada de ese día, un texto que reflejara un acuerdo entre todos los diputados, documento que dio a conocer hoy La Tercera y que implicó dos elementos: cuadrarse con el líder del partido y, a la vez, fijar una postura en los tres temas que generaron controversia después de la cuenta pública. Así, la declaración terminó siendo, al mismo tiempo, una señal incómoda para La Moneda. Esto, sobre todo considerando que el propio gobierno intentó contener críticas internas y pidió el lunes a los dirigentes oficialistas, en la reunión del comité político, "mantenerse en las buenas noticias" de la cuenta pública.

A las 14.00 horas del martes, y con 31 de los 36 parlamentarios presentes, Santana tomó la palabra para explicar los términos en que se desarrollaría la conversación. A su turno, Desbordes precisó cada una de las declaraciones que había hecho y se refirió al encuentro que esa misma mañana había tenido con Larroulet, con quien "limó asperezas".

En seguida, Santana fue leyendo el texto para que los parlamentarios pudieran ir comentando qué aspectos sacar, cuáles agregar o de qué manera se podría mejorar la redacción.

El primer punto fue sobre la rebaja de parlamentarios. En ese aspecto, Gonzalo Fuenzalida pidió "no casarse" con una fórmula para dejar espacio a la negociación. Así, se sacó del documento la alusión al acuerdo que RN había alcanzado con la DC en 2012 –y que dejaba los diputados en 138-, pero también se evitó comprometer el apoyo a la propuesta de Piñera, de 120 diputados y 40 senadores. Por otra parte, los legisladores acordaron evitar usar calificativos como "populista" o "demagógico" para hacer críticas en torno a esta reforma, como había ocurrido en las últimas horas.

En cuanto al aumento de 4% en la cotización previsional, no hubo cambio alguno: el acuerdo fue unánime en que debe haber libertad de elección. Y, de nuevo, se evitó entrar en detalles sobre si dejar fuera o no a las AFP, o avanzar en libertad de elección respecto del 14% -como lo propuso Miguel Mellado-, remarcando que se trata de "mínimos comunes".

Y en materia de reintegración tributaria, el tercer punto del acuerdo, algunos, como Leopoldo Pérez, tomaron la palabra para manifestar reparos al hecho de que Desbordes haya abordado la materia –pidiendo desechar la reintegración en caso que trabe el avance de la reforma– sin consultarles. Y el timonel RN reconoció su error e hizo un mea culpa.

De esta manera, se concretó un amplio consenso en términos de que el propio Desbordes había aclarado que se debía "hacer el máximo esfuerzo" por aprobar la iniciativa con ese punto incluido y, de lo contrario, se podría considerar únicamente para las pymes, cuestión compartida por la bancada y así plasmada en el inédito acuerdo, pues se trata de la primera vez que la bancada concreta, a través de un documento, define un consenso en torno a tres reformas del gobierno.

Sobre este último punto, no obstante, los diputados no quedaron del todo conformes con el documento final. Así, pidieron que se reforzara a través de un punto de prensa en la Cámara de Diputados. Y aunque a primera hora del día hubo preocupación por la posibilidad de que se desconociera el acuerdo, esta se disipó durante la mañana.

De esta manera, para distintas fuentes consultadas, el acuerdo marca un hito en la bancada más numerosa del Congreso. Y así lo define la diputada Núñez: "No solo basta con ser el partido más grande, tenemos que lograr generar acuerdos y avanzar con el gobierno. Eso logramos estos días. Es la clave de la gobernabilidad".

Comenta