Director de Human Rights Watch por llegada de Bachelet a la ONU: “Es de los cargos más difíciles hoy a nivel global”

Autor: P. Catena

Una de las dificultades del puesto, dice José Miguel Vivanco, es que "implica hacer una defensa de derechos humanos y de libertades públicas en un momento en que se están viviendo retrocesos en esta materia".


¿Qué le parece la llegada de la expresidenta Michelle Bachelet al cargo de alta comisionada para los DD.HH. de la ONU? ¿Qué podría significar esto para el país?

Es un cargo de enorme responsabilidad. Probablemente es de los cargos más difíciles que hay hoy día a nivel global, porque implica hacer una defensa de derechos humanos y de libertades públicas en un momento en que se están viviendo retrocesos en esta materia, así que nosotros esperamos colaborar, cooperar y apoyarle para que su gestión sea lo más exitosa posible.

¿Cuál es el desafío que tiene Bachelet? Por ejemplo, se le ha pedido que ella, en este nuevo rol, manifieste posturas claras respecto de la situación que se vive en Nicaragua y Venezuela…

Los desafíos que tiene ese cargo son de tipo global, y no son solamente puntuales en lo que tiene que ver con esta región. Son globales y son de una enorme complejidad, y mucho más allá de lo que puedan representar las violaciones a derechos humanos que se estén cometiendo en Venezuela. Este no es un cargo regional. Esto tiene que ver con la defensa y la vigencia de los derechos humanos en guerras, en situaciones de conflicto. Estoy pensando en Siria, lo que puedan representar las violaciones masivas en China o las violaciones que se producen en Rusia.

Pero en lo que tiene que ver con esta región es importante también tener una postura firme…

Claro que sí, desde luego, pero las responsabilidades son globales. Y eso evidentemente que comprende a la región, pero le aseguro que los desafíos que una posición de esa naturaleza supone van mucho más lejos que una discusión regional.

¿Y qué le parecen las críticas que ha habido de algunos en el oficialismo? Han planteado que se contradice esta designación con informes de la propia ONU sobre la situación en el Sename y la vulneración a los DD.HH. de los niños, cuestionándose, así, el manejo de esa situación bajo el gobierno de Michelle Bachelet…

Yo creo que es natural que a nivel nacional existan distintas opiniones. Habrá algunos que le apoyan y se sienten orgullosos de que la expresidenta Bachelet ocupe un cargo de esta naturaleza. Hay otros que tienen una posición crítica respecto de lo que fue su gestión, y todo eso es perfectamente legítimo y es parte de lo que es el debate democrático, pero no es una materia que tenga la más mínima relevancia a nivel internacional, que es lo que cuenta.

Seguir leyendo