El borrador de las senatoriales 2021: candidatos lanzados y partidos esperando perdedores del 11/A

Foto: Dedvi Missene

Terminada la elección de gobernadores regionales de abril se “liberarán” nuevos nombres para que el oficialismo y la oposición llenen sus incompletas nóminas. Con la constituyente sesionando en paralelo a la campaña, será la primera parlamentaria en que los postulantes no sabrán cuánto durará su período.




Algunos de quienes pierdan en las elecciones a gobernadores regionales y constituyentes del 11 de abril quedarán a su haber con un bolsón de votos que les permitirá entrar al siguiente concurso electoral como “premio de consuelo”. Una gobernación, por ejemplo, se gana con el 40% de los votos del mismo territorio que una circunscripción. Por eso es que en los partidos de ambos lados del arco político repiten que la senatorial (21 de noviembre) también está “líquida” o “gaseosa”.

Las listas definitivas, además, podrían ser todavía más distintas si después de la primaria presidencial del 4 de julio también se “liberan” postulantes perdedores bajo la misma lógica. El deadline para inscribir aspirantes al Congreso es el 23 de agosto. Queda tiempo para más sorpresas.

Ya hay algunos nombres lanzados en distintas zonas, pero varios aún no aseguran compañeros de lista. En otras regiones hay colectivos que todavía no instalan cartas fuertes. En general, las plantillas están a medio llenar, y hay partidos que tendrán que resolver sus rivalidades o competencias internas.

Las senatoriales de este año tienen más novedades. En noviembre se llenarán los siete cupos restantes para alcanzar los 50 senadores (hoy hay 43); la nueva ley de límite a la reelección abrió algunos escaños en regiones, y hay diputados que ya no pueden repostular y que quieren extender su vida parlamentaria buscando un upgrade a la Cámara Alta.

Pero esta elección, además, será inédita, porque con un proceso constituyente que comenzará en plena campaña y que puede terminar después de que el nuevo Parlamento asuma, los candidatos competirán sin saber si durarán ocho o menos años, y sin tener idea de si a mitad de camino el Legislativo se volverá unicameral o no.

En noviembre se elegirán senadores en las regiones Metropolitana (5 cupos), Antofagasta (3), Coquimbo (3), O’Higgins (3), Ñuble (2), Biobío (3), Los Ríos (3), Los Lagos (3) y Magallanes (2).

Un clásico metropolitano con caras nuevas

La principal pugna electoral se dará en la Región Metropolitana, donde se renovará al menos la mitad de los cuatro escaños que hay. Dicen adiós por distintas razones Guido Girardi (PPD) y Carlos Montes (PS), y está la duda de si Manuel José Ossandón (RN) podrá o no repostular, dependiendo de su situación judicial.

En el PPD ya le han pedido a su vicepresidente, Francisco Vidal, que compita por el cupo de Girardi. Pese a esto, en el partido sostienen que en esa región también podría quedar su candidato presidencial, Heraldo Muñoz, en caso de que pierda en las primarias legales de la centroizquierda. Ojo, que también se le menciona mirando a la Región de O’Higgins.

Pese a esto, desde el círculo del excanciller aseguran que él no se inclinaría por aceptar alguno de esos cupos a la senatorial. Habrá que ver; queda tiempo.

Entre los socialistas la situación estaría menos clara. La primera opción de la colectividad para ese cupo era la diputada Maya Fernández, quien estaría inclinándose por rechazar esa invitación. En el partido ya están conversando con otras cartas.

En el Frente Amplio sostienen que podría ir la actual candidata a la gobernación metropolitana Karina Oliva (Comunes), en caso de que pierda el 11 de abril. Asimismo, se menciona al diputado ex RD Pablo Vidal como una carta para esa zona y al humanista Pablo Maltés, de perder la gobernación. Claro que acá también circula la especulación de que al final todo esto sería un colchón para que al final pruebe suerte en el Senado su pareja, la diputada Pamela Jiles.

Tampoco descartan que pueda probar suerte el timonel del PC, Guillermo Teillier.

Marcela Sabat (RN) busca validar con votos el cupo en el que fue nombrada en reemplazo de Andrés Allamand. Lo que pase con Ossandón puede dar paso a otros interesados. Pero esto es más enredado.

Evópoli quiere entrar a la Metropolitana y solo puede ser a costa de sus socios: su candidato a senador es el diputado Luciano Cruz-Coke, pero él necesita un compañero o compañera de lista. Puede ser Catalina Parot si pierde la gobernación metropolitana.

La gran duda es qué va a hacer la UDI. La tienda no tiene dupla, porque sus dos cartas más fuertes habrían quedado fuera de carrera: Marcela Cubillos postula a la constituyente y el diputado Joaquín Lavín León -dicen en sus filas- no estaría entusiasmado. En el partido dicen que tendrán nombres igual, pero no mencionan a nadie. También está la duda de si el Republicano José Manuel “Rojo” Edwards también se interesa en esto, si no logra ganar la gobernación.

Por último, está la interrogante de si uno o más de los perdedores de la primaria de Chile Vamos se suma a la contienda.

Enredos en el norte, enredos en el sur

Otras zonas donde ya hay movimientos son Biobío y Ñuble. Es primera vez que ambas regiones eligen sus senadores; antes ambas formaban una sola circunscripción.

En esa primera región, en el PS hay tres interesados: los diputados Manuel Monsalve y Gastón Saavedra, y la exparlamentaria Clemira Pacheco. En el PPD, en tanto, esa elección podría marcar el retorno del exministro del Interior Rodrigo Peñailillo, quien ya ha sostenido conversaciones. Por el PR irá el diputado José Pérez y la DC ya tiene una carta para el Ñuble: el diputado Jorge Sabag.

La exjefa UDI Jacqueline van Rysselberghe tiene que elegir si va por Biobío, su bastión, o por Ñuble, zona de Víctor Pérez, quien fue reemplazado por Claudio Alvarado. Este último tiene un acuerdo con la senadora para no postular por ahí. Pero en Ñuble también aspira el diputado UDI Gustavo Sanhueza. En tal caso, JVR querría que su hermano Enrique, diputado, fuese por Biobío. Todo eso puede abrir una pugna con sus rivales en la mesa que dirige Javier Macaya, que no tienen intención de hacérsela fácil y podrían apoyar a Sanhueza; JVR -dicen- no tendría problemas en ir a primarias.

RN llevaría al diputado Frank Sauerbaum por Ñuble, y en Biobío Evópoli esperará si su vicepresidente Ítalo Zunino es o no electo constituyente.

En Magallanes también hay un escenario competitivo. Ambos senadores de esa región, Carlos Bianchi (ind.) y Carolina Goic (DC) no buscarán mantener su escaño. Y pese a que se mencionaba al diputado de Convergencia Social Gabriel Boric como interesado, su posible candidatura presidencial por el Frente Amplio lo sacaría de ese camino.

En la DC mencionan al “elegido” por Goic, el presidente del Colmed de esa zona, Carlos Sáez, mientras que el diputado e hijo de Bianchi, Karim, iría por el cupo senatorial de su padre. En la derecha aún no hay mucho avance, aunque circula el nombre del alcalde de Puerto Natales, Fernando Paredes (UDI).

En O’Higgins quiere ir el presidente UDI, Javier Macaya. La duda es si tendrá un compañero de lista que le aporte votos o un adversario de su propio partido, porque su gran rival local, Ramón Barros -aliado con el alcalde de Rancagua, Eduardo Soto-, busca un nombre. RN casi no existe, pero su único diputado, Diego Schalper, podría intentarlo. Evópoli esperaría los resultados de la constituyente.

En la II Región, con Karen Rojo condenada por fraude al Fisco, hasta ahora la diputada RN Paulina Núñez corre sola. La UDI quería llevar a la exalcaldesa de Antofagasta y ahora tendrán que buscar otro nombre; hay pocas opciones y se especula con el exdiputado Manuel Rojas. Evópoli no lo ha analizado, dicen allá. En esa región también competirá Marcela Hernando, del PR.

En Coquimbo ya estaría definido que vaya el diputado DC Matías Walker. En la UDI van con su par y exintendente Sergio Gahona, hoy diputado.

En el sur, en Los Lagos y Los Ríos, también hay interesados. Por la primera irían los diputados Gabriel Ascencio (DC) y Fidel Espinoza (PS) y algunos mencionan al liberal Alejandro Bernales como posible carta. Mientras que en esta última región iría el expresidente de la Cámara Iván Flores (DC).

En Chile Vamos, por Los Ríos la UDI Ena von Baer buscaría otro periodo. En Los Lagos son tres cupos, y si la derecha solo saca uno, se lo disputarán entre el UDI Iván Moreira y el diputado RN Alejandro Santana. Ninguno ha encontrado aún compañero de lista.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.