Embajador de Suecia en Chile manifiesta que “se debe actuar humanitariamente” y que “le parte el corazón” la situación de niños atrapados en Siria

Dos horas antes de que el presidente de la Comisión de RR.EE. de la Cámara, Jaime Naranjo, se reuniera con el representante diplomático, Óscar Stenström, el gobierno sueco emitió una declaración en que manifestó su intención de ayudar a todos los menores que tienen un vínculo con el país nórdico y que se encuentran en territorio sirio.


La Embajada de Suecia en Santiago emitió una declaración respecto a la situación que viven siete hermanos de ascendencia chilena que están atrapados en un campamento para refugiados en Siria, luego de su madre chilena-sueca y su padre noruego se enrolaran en las filas del Estado Islámico y murieran en combate.

En el marco de esta dramática situación que fue dada a conocer por La Tercera, la Cancillería comenzó una serie de gestiones para que el abuelo de los niños, Patricio González, pudiera llevarlos de regreso al país nórdico donde vive junto a parte de la familia.

En este contexto, el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara, el diputado Jaime Naranjo (PS), junto al legislador Diego Ibáñez (MA) se reunieron con el representante diplomático en Chile, Óscar Stenström, para abordar el tema. Dos horas antes, la Embajada emitió un comunicado en que explicaban los esfuerzos del gobierno europeo para repatriar a los menores y en la que Stenström manifestaba que se debía actuar “humanitariamente” y que le “partía el corazón” ver a los menores en esa situación.

“La Embajada informa que Suecia no ha rechazado la oferta de apoyo del Gobierno de Chile. El Gobierno Sueco está trabajando intensamente y en estrecho contacto con otros países y actores para que los niños obtengan la ayuda que necesitan”, se lee en el documento que está colgado en la página web de la legación diplomática.

En este sentido, compartieron una declaración de la Ministra de Relaciones Exteriores de Suecia, Margot Wallström, del pasado 12 de abril, en la que explicaba que el gobierno está trabajando intensamente para que los niños con vínculos a Suecia que se encuentran en Siria “reciban la ayuda que necesitan. No debe haber ninguna duda de que el Gobierno hace lo que puede por los niños y, si es posible, deberían ser llevados a Suecia”.

En este sentido, aclaró que el caso debe ser manejado individualmente y que los niños se encuentran en situaciones diferentes, algunos tal vez huérfanos, otros con padres arrestados por actos ilegales que cometieron.

Wallström también explicó que “es difícil identificar a suecos que hayan nacido en territorios en conflicto. En el campamento más grande hay alrededor de 76.000 personas. Estamos en contacto con la Cruz Roja Internacional que se encuentra en los campamentos. Es de suma importancia que la situación de los niños se maneje con seguridad jurídica y con un enfoque en el interés superior de los niños”.

En el mismo documento se puede leer la declaración del embajador Stenström, quien expresó que el gobierno sueco no cree que los niños sean responsables de los delitos de sus padres, por lo tanto, es evidente que debemos intentar ayudar a niños si tenemos la oportunidad.

En este sentido, enfatizó que se debe respetar el derecho internacional y garantizar que lo hagamos de una manera que esté de acuerdo con existentes leyes y regulaciones. “Por lo tanto, estamos tratando de averiguar todo lo posible sobre esta situación. Este tema no solo afecta a Suecia, sino también a otros países”.

Diputado Naranjo tras encuentro con embajador: “Suecia se ha sentido en la obligación ética de responder y comprometerse en la solución y en el retorno de estos menores”

A la salida de la reunión en la delegación diplomática, Naranjo calificó el encuentro como “positivo” y aseguró que “existe un compromiso del gobierno sueco” de repatriar a los niños con ascendencia chilena y al resto de los ciudadanos menores de edad que se encuentran en territorio sirio.

“Esta es una acción humanitaria que va a llevar varias semanas ya que todo es un proceso donde, por una parte, se debe tener la certeza absoluta que los niños son hijos de padres suecos y se les tiene que hacer un examen de ADN y otras investigaciones al respecto, y que Suecia tenía muy claro que esos niños no eran terroristas”, aseguró el legislador.

Además explicó que los niños suecos que viven en el campamento de Al-Hol -se estima que son entre 60 y 80- “están bajo el refugio y el resguardo de la Cruz Roja Internacional”. “Esto es alentador porque la impresión que se tenía es que estaban a la deriva en ese refugio, sin embargo hoy día están bajo la tutela de la Cruz Roja Internacional”, explicó el diputado, quien agregó que “Suecia se ha sentido en la obligación ética de responder y comprometerse en la solución y en el retorno de estos menores”.

#Tags


Seguir leyendo