¿En qué está el proyecto de integridad pública?

Piñera

El Presidente Sebastián Piñera junto al ministro de la Segpres, Gonzalo Blumel. Foto: AgenciaUno

Iniciativa, que fue enviada por el Presidente Piñera al Congreso tras el fallido nombramiento de su hermano como embajador en Argentina, ha tenido avances sustanciales en el Senado y está ad portas de ser visto en la sala de la Cámara Alta.




Hace 17 meses, el Presidente Sebastián Piñera nombró a su hermano Pablo como embajador en Argentina. Una decisión que no pasó desapercibida y que se vio empañada por las críticas de la oposición, que acusó al Mandatario de actuar bajo un criterio de "nepotismo".

La polémica terminó con el Jefe de Estado revirtiendo su determinación y, dos meses después, con la presentación de un proyecto de integridad pública con el que el Ejecutivo busca regular la contratación de parientes en la administración del Estado. Una iniciativa que apunta a garantizar la probidad, transparencia y el "valor del mérito", evitando el "nepotismo" y la "corrupción".

¿En qué está ese proyecto ingresado en julio de 2018? El mensaje presidencial se encuentra recién en su primera etapa de tramitación y con suma urgencia en la Comisión de Gobierno Interior del Senado, donde se han aprobado la mayoría de los artículos que contempla la iniciativa, aunque también se han modificado una serie de aspectos que contemplaba el mensaje original de La Moneda.

"El proyecto está próximo a despacharse a sala. Probablemente, con una sesión más -o máximo dos- terminaremos su tramitación", explica el presidente de la instancia, Juan Pablo Letelier (PS). Después que pase a sala, el texto debe sortear su segundo trámite en la Cámara de Diputados.

Entre otras materias, los legisladores ya aprobaron una norma que apunta al caso de que la contratación de una persona en un cargo de exclusiva confianza del Presidente de la República o en un empleo público de carácter directivo recaiga en el cónyuge, conviviente civil o pariente hasta el tercer grado de consanguinidad y segundo de afinidad de ciertas autoridades, incluyendo a los ministros y al Mandatario. Ante esa situación se aprobó que se solicite un informe al Consejo de Alta Dirección Pública, que debe dar cuenta de la experiencia profesional y conocimientos del candidato. Ese documento será de carácter público, pero no vinculante.

Asimismo, los legisladores aprobaron nuevos estándares para la regulación del tránsito entre el sector público y el sector privado. Por ejemplo, se establece que una vez cesados en sus cargos, tanto los ministros como subsecretarios y jefes superiores de servicio, incluyendo a las Fuerzas Armadas, así como a los más altos cargos de las entidades fiscalizadoras, no podrán prestar servicios ni adquirir la propiedad o participación en entidades respecto de las cuales hubieran emitido acuerdos, resoluciones o decisiones, en su calidad de autoridades, por un plazo de 12 meses.

En ese sentido, se incorpora una norma que obliga a esas autoridades a actualizar sus declaraciones de patrimonio e intereses cumplido el plazo de un año tras el cese de sus funciones. En caso de que no se cumplan esas disposiciones, la normativa introduce sanciones, las que serán aplicadas por la Contraloría y que se extenderán también a las empresas que contraten a exfuncionarios contraviniendo ese plazo.

Sumado a las multas, los exfuncionarios públicos que infrinjan la normativa quedarán, además, inhabilitados para ejercer cargos en la administración del Estado por cinco años. En relación a esas exautoridades, también se les prohíbe realizar lobby y gestión de intereses por un período de un año, a contar de la fecha del cese de sus funciones, ante la misma institución pública en la que se desempeñaban previamente.

El ministro de la Segpres, Gonzalo Blumel, destacó que "con esto buscamos cumplir nuestro programa de gobierno, actualizando la legislación en materia de integridad pública de acuerdo a las recomendaciones de la Ocde, regulando el tránsito entre el sector público y privado. Queremos que lo que prime sean el mérito y la capacidad, y no otros factores".

Comenta