Exministro de Medio Ambiente Badenier se suma a críticas por gestión de la COP25: "Fue un desafío de gobierno que no pudo hacerse de buena manera"

A_UNO_1131965

Pablo Badenier -exsecretario de Estado de la segunda administración de Michelle Bachelet- abordó las críticas a la presidencia chilena en la Cumbre por el Clima y afirmó que uno de los desafíos no logrados fue "concluir la etapa negociadora para entrar a una etapa implementadora".


"Hay harta responsabilidad de la presidencia de la COP25 (en el fracaso de las negociaciones). No lo personificaría exclusivamente en la ministra Schmidt; era un desafío de gobierno que no pudo hacer la tarea de buena manera", manifestó este martes el exministro de Medio Ambiente (2014-2017), Pablo Badenier.

Dos días han pasado desde que concluyó la Cumbre por el Clima, instancia en la que no se logró concretar acuerdos en temas claves como los mercados de carbono y la compensación por evento climáticos extremos, que seguirán discutiéndose el próximo año en la ciudad escocesa de Glasgow.

A raíz de esto, la gestión de la actual titular de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, y la del equipo chileno negociador -cabe recordar que Chile tenía la presidencia de la instancia- recibió duros cuestionamientos.

En este contexto, en conversación con Radio La Clave, el exministro del segundo gobierno de Michelle Bachelet (actual Alta Comisionada para los DD.HH. de la ONU) afirmó que la instancia dejó "un sabor amargo".

[caption id="attachment_942176" align="alignnone" width="640"]

badenier

Pablo Badenier como ministro de Medio Ambiente en 2016. (AGENCIAUNO)[/caption]

"Las expectativas eran otras y el desafío más importante (de la COP25) era concluir la etapa negociadora (del acuerdo de París, en 2015) para entrar a una etapa más implementadora", dijo Badenier.

Al ser consultado sobre por qué las expectativas para este encuentro eran tan altas, el exsecretario de Estado respondió que habían dos razones: "Desde el punto de vista ciudadano, nunca una COP había despertado tanto interés y había sido tan masiva. Hay un interés ciudadano creciente al cual los gobiernos no pueden desoír. Segundo, este es el quinto año desde la firma del Acuerdo de París, que menciona que 2020 los países deben presentar sus contribuciones actualizadas. Estas son las dos condiciones que despertaron estas expectativas, expectativas que fueron insatisfechas".

COP25: un "esfuerzo diplomático"

Con respecto a las responsabilidades del "fracaso" de la COP25, Badenier afirmó que hay "harta responsabilidad de la presidencia (chilena en el encuentro)", pero que era un "desafío de gobierno".

"Por general uno lo que ve, es que es un esfuerzo diplomático. Obviamente sabemos que el Presidente Sebastián Piñera no pudo asistir; la Cancillería tuvo un papel bastante secundario; Roberto Ampuero (como embajador de Chile en España) tuvo un papel más que marginal. Esto es un esfuerzo diplomático de gran nivel y no estuvimos a la altura como país del desafío", opinó.

En esa línea, el exministro agregó que "también hubiese esperado pararnos desde una posición latinoamericana. Creo que a la ministra se le vio sola. A Chile se le vio solo".

¿Qué falto, entonces? Badenier aseguró que "construir una posición común desde Latinoamérica. Probablemente, nuestra negación de firmar el acuerdo de Escazú también tuvo impacto en aquello y la imposibilidad de pararnos desde Latinoamérica"

En segundo lugar, "buscar alianzas con países que son más vulnerables al cambio climático, y probablemente tiene similitudes de intereses (...). Hay alianzas previas que son relevantes", aseveró.

También "hubiese concentrado en el objetivo de destrabar el artículo 6 (sobre normas que rijan mercados internacionales de carbono). Hubo una multiplicidad de objetivos, que significó perder el foco de lo fundamental", concluyó el exministro de Medio Ambiente.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Recientemente, un conjunto de normas abrió la puerta a las mujeres que deseen dedicarse al boxeo, ya que desde la revolución de Fidel Castro, estaba prohibido que participaran en torneos.