Felipe Kast, senador de Evópoli: "La ciudadanía quiere ver a un Presidente que tome posición en temas tan importantes como identidad de género"

Felipe Kast, senador Evopoli.

En vísperas de la discusión del proyecto en comisión mixta, el parlamentario pide que los partidos de Chile Vamos dejen en "libertad de acción" a Sebastián Piñera, para que pueda manifestar sus preferencias. Dice que debate de la ley reflejará las convicciones del oficialismo sobre la autonomía de los padres y la libertad de las personas.




El senador de Evópoli Felipe Kast será uno de los 10 miembros de la comisión mixta que mañana, a las 15.30 horas, comenzará a revisar el proyecto de ley de identidad de género. Permanente defensor de la iniciativa, el ex presidenciable se sentará en la misma mesa con la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, quien incluso ha advertido que irá al Tribunal Constitucional si se aprueba la norma que permite el cambio registral en menores de edad.

En esta entrevista, Kast desdramatiza sus diferencias con la timonel gremialista y los sectores más conservadores del oficialismo, aunque asegura que los partidos de Chile Vamos deben dar "libertad de acción" al Presidente Sebastián Piñera para que éste fije una postura sobre el debate.

En enero pasado, usted decía que muchos parlamentarios de Chile Vamos incurrían en la posverdad a la hora de hablar del proyecto de identidad de género, porque simplemente no lo habían leído. ¿Cambió ese escenario?

Efectivamente, se ha construido una campaña de desinformación tremenda sobre el tema y particularmente sobre este proyecto. Este es un proyecto que hace algo muy sencillo y muy correcto. A los adultos, les permite que puedan hacer un cambio registral mediante un proceso administrativo y en forma bastante expedita, respetando la autonomía que le corresponde al adulto, manteniendo el mismo RUT y, por lo tanto, resguardando todos los elementos jurídicos de que ningún tercero salga perjudicado. Y en el caso de los menores de edad, el proyecto -que lo aprobamos en la Comisión de Derechos Humanos de forma transversal, pero no unánime- apuntó a que los padres sean los que tengan la potestad sobre los menores. Y no solamente que tengan la potestad, sino que adicionalmente el juez tenga que verificar que los padres están actuando para el mayor beneficio de su hijo, con una serie de estudios que se piden para poder dar cuenta de aquello. Ese es el proyecto de ley que salió de la Comisión de Derechos Humanos, luego de las modificaciones que hicimos. Estoy convencido de que es de primer nivel y que le hará muy bien a nuestro país.

¿Qué representa la discusión de este proyecto, para el proyecto político, que busca impulsar un nuevo gobierno de derecha en Chile?

Hay varios principios en juego. Uno de ellos es si efectivamente en la centroderecha creemos en la autonomía de los padres y de las familias y de las personas por sobre el estatismo. Los que creen que se les tiene que prohibir a los padres el poder ir a un juez para velar por el mejor bienestar de su hijo, creo que están traicionando un principio fundamental de la centroderecha, que es creer en la libertad, no solamente en la libertad económica, sino en la libertad en su más profundo sentido. Me parece curioso que los mismos que luchamos por la autonomía de los padres para educar a sus hijos, hoy día nos encontremos frente a la duda si es que les vamos a dar o no esa autonomía a los padres para decidir qué es lo mejor para sus hijos en términos de su identidad de género. Este debate pone a prueba las convicciones en el plano de las ideas y nuestra creencia en la libertad y la autonomía de la familia sobre el rol del Estado. Entonces creo que es un debate que de alguna manera es un test a las convicciones de cada uno de los partidos

Mañana comienza la discusión en la comisión mixta y el gobierno aún no fija una postura respecto del punto más controvertido, el cambio registral en menores de edad. ¿A qué se debe esa indefinición?

La Moneda está en su derecho de elegir en qué temas se involucra y en cuáles no. Yo no le doy mucho dramatismo a eso. Lo que sí creo es que tenemos que aprender a convivir entre conservadores y liberales de mejor manera y sin caer en descalificaciones. Por lo tanto, a mí lo que me gustaría es que el gobierno si tomara posición en esta materia, que los partidos políticos de Chile Vamos le demos libertad de acción al Presidente en esta materia, en vez de tensionarlo y amenazarlo con que esto va a generar algún tipo de quiebre que, por el contrario, nos alegremos de que en Chile Vamos exista diversidad de opiniones y en algunas materia Sebastián Piñera va a estar más cercano a Evópoli y en otras materias más cercano a la UDI. En matrimonio igualitario ya ha dicho que no está cercano a Evópoli, está más cercano a la UDI y a RN, porque los dos partidos conservadores están en contra del matrimonio igualitario. Nosotros somos un partido más liberal, que estamos a favor del matrimonio igualitario en términos generales. En esta materia yo por lo que he visto probablemente el Presidente Piñera quizás se encuentre más cercano a nuestras posiciones. Ojalá lo dejaran actuar. porque creo que la ciudadanía quiere ver a un Presidente que tome posición en temas tan importantes como este.

Cuando habla de amenaza, ¿se refiere a lo planteado por la presidenta de la UDI, quien dijo que irá al Tribunal Constitucional en caso de que se legisle sobre menores de edad?

Ella está en su derecho, el Tribunal Constitucional es una herramienta que puede ocupar cualquier partido. A lo que me refiero son amenazas concretas de que aprobar este proyecto sería una crisis para el sector. Yo no veo ninguna crisis. Al contrario, debiera alegrarnos que hoy día Chile Vamos no es igual que la antigua Alianza por Chile, donde estaban los dos partidos conservadores. Hoy día hay un partido que está creciendo con fuerza, que todavía es pequeño, pero que representa un buen grupo de la centroderecha y que particularmente representa a las nuevas generaciones que tiene una mirada distinta. Así como nosotros respetamos al mundo conservador, también exigimos que se nos respete.

¿Qué significaría que el gobierno no presentara indicaciones?

Insisto: yo no dramatizo en que finalmente no se involucren. A mí me gustaría que se involucraran, pero la verdad es que no encuentro nada grave que finalmente no quieran tomar posición. Al final, las posiciones las tenemos que tomar los parlamentarios, los parlamentarios estamos en el Congreso y nosotros sí que no tenemos excusa de tomar decisiones en esta materia.

La presidenta de la UDI decía hace unos días que "es poco prudente que el gobierno tome como bandera cosas que dividen". ¿Concuerda con esa visión?

Pero si el gobierno ha tomado posición en muchas materias. Por ejemplo, en matrimonio igualitario ha dicho que está en contra.

Ese tema divide a Chile Vamos...

Pero no tiene nada de malo que genere diversidad. Yo soy parte de Chile Vamos no porque tenga que estar de acuerdo en todo, sino esto sería un solo partido. Y por eso digo que lo que correspondería es que los partidos de Chile Vamos dejáramos en libertad de acción al Presidente para que en las materias importantes, como estas u otras, el Presidente pueda manifestar sus preferencias. No es que el Presidente no tenga preferencias, a mí me parece muy poco adecuado que los partidos de Chile Vamos inhibamos al Presidente de mostrar sus preferencias.

Que se esté discutiendo este tema bajo un gobierno de derecha ¿refleja un triunfo de los liberales sobre los conservadores?

No es ningún triunfo de los liberales. Simplemente, es un hecho de la causa. Hay muchas materias pendientes en Chile que son relevantes que todavía no las hemos abordado. Y si no se aprobó en el gobierno anterior fue en parte porque se rechazó en la Cámara de Diputados, en la sala, no así en la comisión, un proyecto que era muy positivo y que habíamos logrado un acuerdo transversal.

Quienes critican la intención de legislar sobre el cambio registral de los menores de edad aluden a distintos estudios científicos que asegurarían que las disforias de género tienden a resolverse después de la adolescencia. ¿Eso también es posverdad?

Hay diversidad de casos y la evidencia obviamente es compleja. Y por lo mismo, lo que nosotros creemos que es más sano es dejarles esa potestad finalmente a los padres después de mostrar una serie de estudios, de estudios que no reflejan la posición de los padres. Y no solamente eso, sino que eso sea constatado por un juez. En el caso de los menores de edad entre 14 y 18 años, lo que hemos planteado es un mecanismo muy riguroso, muy serio, que efectivamente permite avanzar en esa dirección y no como ocurre hoy o como pretende imponer la UDI y buena parte de RN, que es básicamente prohibirles a los padres elegir qué es lo mejor para su hijo, esa es la paradoja. Acá nosotros, personas de centroderecha, estamos inhibiendo la potestad de los padres sobre lo mejor para su hijo. Eso es lo que a mí me cuesta entender.

Respecto de este mismo punto, se ha planteado como una alternativa para llegar a consenso dentro de Chile Vamos la opción de que no sea de los 14 a los 18, sino que se restrinja de 16 a 18 el cambio registral con autorización de los padres, ¿usted estaría dispuesto a ceder en ese punto?

Esto no es la negociación de la reforma tributaria. Esto es un tema de principios: creemos o no creemos, efectivamente, que son las familias y no solamente las familias, sino que con el resguardo de un juez, las que puedan elegir lo mejor para un hijo o finalmente creemos que somos nosotros, los políticos, los que vamos a imponer una realidad, aun cuando tengamos a científicos, a los familiares, al mismo niño diciéndonos lo contrario. Porque recordemos que en el mecanismo que proponemos ni siquiera basta con que los padres quieran avanzar en una dirección. El niño, el joven, tiene que ser entrevistado de forma privada también por el juez para poder efectivamente cerciorarse de que los estudios que se han presentado son constitutivos de una realidad ya bastante consolidada. Por lo tanto, yo la verdad que más que sentarse a negociar algo como esto, creo que es más sano que cada uno transparente sus posiciones, votemos en consecuencia, y si finalmente no se obtiene la mayoría, bueno, habrá que respetar la democracia como siempre lo hemos hecho y tendremos que seguir esperando a que tengamos más parlamentarios que piensen como nosotros.

¿Qué plazos espera usted que se cumplan para poder llegar al final del proyecto?

Yo me imagino que el gobierno no quiere dilatar esto bajo ningún escenario y, por lo tanto, se van a evaluar las distintas posiciones de los parlamentarios, se va a respetar la voluntad del Congreso y finalmente se va a votar. No veo por ninguna parte que el gobierno quiera dilatar este tema.

Los detractores de la iniciativa dicen que no estaba incluida en el programa de gobierno y, por ende, no es prioritaria.

El que no sea parte del programa de gobierno no significa que el gobierno no tenga que tener posición sobre este u otros temas. Uno gobierna para justamente hacerse cargo de la multiplicidad de elementos que están en la discusión. Este es un tema que quedó pendiente producto del trámite legislativo que corresponde, este no va a ser el único tema donde vamos a tener que pronunciarnos, hay muchos temas que no están en el programa de gobierno y en que sí tenemos que pronunciarnos, partiendo por los reglamentos de distintas leyes que quedaron anunciadas y aprobadas. Por lo tanto, yo creo que es un argumento que lo que busca es casi cortarle las piernas al gobierno para poder manifestarse sobre distintas materias. Chile eligió un Presidente que se llama Sebastián Piñera y si no confiamos en él para poder enfrentarlos en distinta materias que se están enfrentado en el país le hacemos un flaco favor.

En los últimos días resurgió otro debate valórico: el debate sobre la adopción homoparental. ¿Es un buen momento para apurar esa discusión también?

El tema de la adopción homoparental es parte de la agenda de infancia. Tenemos muchos niños que desgraciadamente no consiguen a tiempo una familia definitiva que les pueda proporcionar las oportunidades que se merecen y, por lo tanto, creo que por ningún motivo este es un debate que deberíamos postergar simplemente porque genere incomodidad en algunas personas. A aquellos que les genere incomodidad tendrán que votar en conciencia de sus posiciones, pero aquí todos los parlamentarios estamos obligados a tener posiciones en distintas materias. Nosotros desde Evópoli hemos manifestado, yo particularmente hace mucho tiempo, que creo en el matrimonio igualitario, que exista la posibilidad de dos personas del mismo sexo de conformar una familia, de quererse, amarse y, por lo tanto, de poder también postular en un concepto de adopción. Ahora, el rol de la comisión de adopción es buscar la mejor familia para ese niño, los niños no son juguetes y, por lo tanto, siempre tiene que ser buscada la mejor familia, independiente de quién postule.

Ley Antiterrorista: "La Araucanía pedía a gritos una señal política como esa"

¿Cuál es su evaluación sobre el proceso de instalación del gobierno?

Hay muy buenas señales políticas, partiendo por poner la agenda de la infancia como primera prioridad, con el Presidente asistiendo a un centro del Sename incluso antes de ir La Moneda el día que asumió. También tuvo una reacción muy rápida y oportuna en materia de seguridad ciudadana, con el reemplazo del Alto Mando de Carabineros. Y finalmente, creo que actuó de forma muy oportuna en La Araucanía, visitando la región y haciendo una serie de anuncios, incluyendo algo que me parece muy relevante, como es el apoyo a las víctimas de la región y la creación de una unidad antiterrorista dentro de Carabineros, que me parece, muy, muy relevante. El lunes tuve una reunión con el intendente de La Araucanía y me manifestaba la sensación de apoyo político que sienten hoy día las policías, la fiscalía y la justicia. En resumen, en pocas semanas, hemos visto un Presidente activo, presente. Incluso, en materias internacionales, en La Haya, hemos visto un equipo también donde está actuando con unidad y, por lo mismo, espero que este ritmo de trabajo con intensidad, pero con seriedad, con humildad, sea la tónica de los cuatro años.

¿Qué futuro les ve a los grandes acuerdos propuestos por Piñera?

Espero que se logren. He visto algunas reacciones de parte de la oposición que claramente buscan cualquier excusa para tratar de no ahondar en esa línea y espero que eso cambie; espero que a la larga tengamos una oposición dispuesta al diálogo, dispuesta a cooperar y que estas comisiones, en las materias centrales, sean finalmente fructíferas.

En el caso de la Ley Antiterrorista, la oposición cuestionó que se presentara en La Araucanía. Asegura que se estigmatiza a toda la población de la zona. ¿Está de acuerdo con ese punto?

La Araucanía pedía a gritos una señal política como esa. No solamente creo que fue correcta, sino que fue completamente oportuna. La Araucanía está cansada de múltiples comisiones que hacen diagnóstico, lo que quieren es acción, lo que quieren es que les devuelvan la paz que se les arrebató hace muchos años y que ha sido arrebatada básicamente por la incapacidad del mundo político de hacer valer el estado de derecho en la región.

Comenta