Frente Amplio busca que ciudadanos puedan acelerar proyectos de ley

El diputado Tomás Hirsch (PH). Foto: Reinaldo Ubilla

Iniciativa contaría también con el apoyo de parlamentarios de la ex Nueva Mayoría.


“Urgencia ciudadana”. Esa denominación es parte del objetivo de un proyecto de ley que está impulsando el diputado humanista Tomás Hirsch. La iniciativa busca establecer un mecanismo que faculte a la ciudadanía a determinar de manera directa aquellas materias que se requiere apurar su tramitación en el Congreso.

Según el borrador del proyecto, “el promotor tendrá un plazo de seis meses para la recolección de un número de adhesiones equivalentes a las necesarias para la inscripción de una candidatura presidencial, es decir, una cantidad cercana a las 30.000 firmas de apoyo”.

De aprobarse esta iniciativa impulsada por Hirsch, la idea es que una vez reunidas esas firmas y cumplidos los procedimientos establecidos en la ley, un proyecto determinado se calificará con “urgencia ciudadana”, debiendo despacharse dentro de un plazo máximo de seis meses en cada cámara.

En concreto, esta medida se sumaría a la facultad exclusiva que tiene actualmente el Presidente de la República para determinar la celeridad con la que se tramitarán los proyectos en el Congreso. Esto, en base a tres tipos: “urgencia simple” (30 días por cada cámara), “suma urgencia” (15 días por cámara) y “discusión inmediata” (seis días).

“Hoy hay una distancia muy grande entre los legisladores y la ciudadanía. Esto se expresa, entre otras cosas, en que hay muchos temas que para los ciudadanos son urgentes, pero en el Parlamento no son prioritarios”, explica Hirsch, junto con señalar que uno de esos proyectos es el de la baja en la dieta parlamentaria presentada hace cuatro años.

El diputado recalca que “queremos entregar una herramienta a la ciudadanía para que puedan exigir proyectos que son urgentes para ellos”. Y agrega: “Esto no habla de que sean aprobados, simplemente que se discuta”.

Según dicen en el Partido Humanista, la propuesta del parlamentario -que ya ha sido socializada entre los legisladores de la oposición- contaría con el apoyo de diputados de la ex Nueva Mayoría y de la totalidad del Frente Amplio. Hirsch, incluso, espera contar con el respaldo de dirigentes de Chile Vamos, en especial de Evópoli. “Estoy seguro de que hay diputados de Chile Vamos que suscribirían el proyecto, sobre todo de Evópoli. De hecho, en campaña conversé con el diputado Francisco Undurraga sobre la importancia de dotar a la ciudadanía con herramientas de participación”, agrega Hirsch.

La diputada PC Carmen Hertz valoró la iniciativa. “Le otorga a la ciudadanía una posibilidad de incidir en el quehacer legislativo. Hoy no tienen incidencia real y están muy ajenos, y por eso creo muy importante poder tener una modificación en este sentido”, dijo.

Esta propuesta va en línea con antiguos proyectos que buscan fortalecer la participación ciudadana. El último: uno ingresado al Senado en 2011, que buscaba crear una Iniciativa Ciudadana de Ley, y que hoy duerme en el Congreso. Sin embargo, según el estudio que hizo el PH sobre la propuesta del Frente Amplio, no existe legislación equivalente en otros países ni tampoco proyectos similares presentados en Chile.

Seguir leyendo