Un Frente Amplio desconcertado

En el bloque hay visiones críticas sobre el actuar de Boric y Orsini. Sin embargo, no hay una sola fórmula para enfrentar el nuevo conflicto que desató la cita de los diputados con Palma Salamanca.


No se realizó ayer un esperado almuerzo de bancada, ni tampoco se citó a una reunión extraordinaria de la mesa nacional del Frente Amplio. Algunos dirigentes del bloque hablaron públicamente, pero la mayoría -especialmente en Revolución Democrática- decidió guardar silencio.

Si bien dentro del Frente Amplio no ven con ojos críticos la reunión que sostuvieron los diputados Maite Orsini (RD) y Gabriel Boric (MA) en París con Ricardo Palma Salamanca -exfrentista condenado por el asesinato del senador Jaime Guzmán- que la cita se mantuviera en secreto fue lo que desencadenó la molestia en el bloque.

Pese a que ayer varios buscaban dar por superada prontamente la polémica, en los pasillos de Congreso, la diputada del Partido Humanista Pamela Jiles difundía un decálogo personal, donde señalaba que “desde el FA hemos hecho gárgaras rechazando la falta de transparencia en la política. No hay espacio para doble estándar en esta materia”. En esa línea, sostuvo en su texto que no le parece “aceptable sostener reuniones políticas secretas”. Además, en un párrafo implícitamente dirigido a Boric -quien participó de la comisión por la infancia convocada por el gobierno- subrayó que “no participo en cocinas ni en comisiones truchas digitadas en La Moneda; nada fuera del ámbito soberano del Parlamento”.

Sin embargo, esta visión crítica de Jiles -que dialogó ayer con Boric en la sala (ver foto)- no es compartida por sus compañeros de partido, quienes respaldaron a Boric y Orsini. No obstante, comentan en esa bancada, les hicieron saber que “el secretismo” afecta al conglomerado.

De hecho, ese es uno de los temas principales de la reunión que sostendrían al cierre de esta edición la diputada Orsini con la directiva de su partido.

El presidente de RD, Rodrigo Echecopar, señaló previamente en Radio Pauta que iban a tener “una conversación respecto de la importancia del proyecto colectivo. En eso, este tipo de encuentros no son cosas que se puedan hacer al margen de lo que es el partido”. En esta instancia se esperaba discutir posibles sanciones, las que fueron solicitadas de manera informal por distintos dirigentes de la colectividad.

A diferencia de RD, el Movimiento Autonomista ha respaldado todas las acciones de Boric. “Él no ha infringido en ningún caso ninguna de sus obligaciones como parlamentario, no ha tenido ninguna falta a la ética y no ha excedido ninguna de sus funciones como parlamentario”, sostuvo ayer el diputado Gonzalo Winter.

El tema de las sanciones no solo se revisa al interior de RD. En la bancada del Frente Amplio existe preocupación respecto a cómo se dará la discusión en la Comisión de Ética de la Cámara de Diputados. Esto, luego de que RN y la UDI ingresaran presentaciones en la instancia para sancionar a los legisladores.

De hecho, en el bloque existe temor de que, por ejemplo, el diputado Renato Garín (RD) no apoye a sus compañeros de bancada en dicha instancia. Incluso, fuentes del sector aseguran que ha sido él quien ha comentado la importancia de sancionar a Orsini y Boric, lo que podría profundizar el conflicto interno que vive la coalición.

También, en el conglomerado el viaje volvió a poner sobre la mesa el debate sobre la relevancia de que exista una institucionalidad más clara para enfrentar conflictos o decisiones complejas como esta.

“Me voy a abstener de hacer un juicio ético, pero si puedo tener una posición política porque me parece positivo que desde el Frente Amplio la tuviésemos. Tenemos que defender la posibilidad de que los diputados y diputadas podamos juntarnos con las organizaciones que estimemos”, señaló la diputada Gael Yeomans (IL).

En esa línea, algunos miembros del bloque han planteado la necesidad también de que se privilegie el rol colectivo de la coalición “superando las dinámicas personalistas que son la cancha ideal para los ataques de la derecha”, puntualizó la encargada política de Izquierda Autónoma, Javiera Toro.

Seguir leyendo