Gobernador del Biobío tras reunión con Presidente Boric: apunta a una “planificación y coordinación adecuada” para lograr seguridad en todo el territorio

Foto: Cristóbal Escobar/Agencia Uno.

La autoridad regional le entregó un plan de trabajo "en materia de generación de acción política con la realidad de un conflicto que está latente en una parte de nuestro territorio", el cual contempla -entre otras cosas- la compra de tierras y diálogo.




Esta mañana el Presidente de la República, Gabriel Boric, recibió en La Moneda al gobernador de la Región del Biobío, Rodrigo Díaz, tras los últimos hechos de violencia registrados en la Macrozona sur.

En la instancia la autoridad regional le entregó al Mandatario un plan de trabajo “que hemos construido, desde el gobierno regional, para trabajar en materia de generación de acción política con la realidad de un conflicto que está latente en una parte de nuestro territorio, en el extremo sur y también en parte de la zona cordillerana”.

De acuerdo a lo detallado por Díaz, la iniciativa contempla: compra de tierras, apoyo a las personas que han sido víctimas de violencia, diálogo para mejorar condiciones sociales para las personas que viven las comunas aledañas e iniciativas para apoyar el fomento productivo.

“He encontrado una muy buena acogida del Presidente y eso no significa que no voy a hacer crítico cuando tenga que ser crítico, lo voy a seguir siendo porque mi deber es representar a la gente de mi región”, dijo el gobernador quien aseguró que le planteó al Presidente “que en esta materia yo no me pierdo jamás, hay una necesidad de bien común y todos quienes formamos el Estado (...), debemos colaborar para abordar un problema que lamentablemente tenemos y que no se va a solucionar en 24 horas”.

Más adelante fue consultado por si es que durante el encuentro se abordó la idea de ampliar el Estado de excepción. Sobre eso contestó que “es físicamente imposible hablar de que va a haber una protección en todos y cada uno de esos 22 mil km. porque no existen fuerzas en el Estado para ejercer una acción de esa magnitud. Las personas que vivimos en las regiones tenemos una opinión porque conocemos los lugares donde vivimos, entonces, la discusión política de si el Estado de excepción va a generar un nivel de protección en todos los caminos es una discusión irreal”.

En ese mismo sentido agregó: “Considero que el Estado de excepción fue una medida que se decretó y que es pertinente, el decreto del Estado de excepción es el mismo decreto que se ha señalado siempre y lo que creo que se debe hacer es una adecuada planificación de los medios para poder proteger aquellos lugares donde hay tránsito de personas”.

A propósito del último punto, el gobernador afirmó que “el bien que debemos perseguir es una planificación y coordinación adecuada para que exista seguridad en todo el territorio y eso nos debe llevar a una reflexión muy profunda: yo creo y exijo para los habitantes de la región del Biobío mayor seguridad y, por lo tanto, desde el trabajo real y no desde la cuña que pretende buscar una solución a un problema que en parte está formado por la existencia de un problema que tiene Chile, nuestro Estado con las comunidades mapuche, pero también es una zona donde hay crimen organizado”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.