Huenchumilla propone jurisdicción propia para pueblos indígenas

Ilustración: Luis Grañena

Presentará reforma constitucional que apunta a la plurinacionalidad, además plantea restitución de tierras y autodeterminación económica y social.


Tomando como referencia legislaciones de Estados Unidos, Colombia, Canadá y México, el senador DC Francisco Huenchumilla elaboró un ambicioso proyecto de reforma constitucional que busca el reconocimiento de la plurinacionalidad y de los derechos de los pueblos indígenas.

La iniciativa, a la que tuvo acceso La Tercera, será presentada este miércoles -apoyada por los senadores Yasna Provoste (DC), Jaime Quintana (PPD), Alfonso de Urresti (PS), Juan Ignacio Latorre (RD)-, a poco menos de una semana de que el Presidente Sebastián Piñera visitara La Araucanía.

La reforma constitucional plantea, entre otros puntos, que “la ley protegerá las tierras indígenas y establecerá un sistema con diversos mecanismos que comprendan la restitución de las tierras”.

Se plantea entonces que “el Estado es el que debe, mediante sus mecanismos legales, ofrecer las posibilidades específicas de recupe- ración de las tierras indígenas, tanto para su restitución como para la reparación de su pérdida, cuando la restitución no es posible”.

“Establece la autonomía territorial y funcional para cuestiones internas de los pueblos indígenas, de la misma manera que los tienen, por ejemplo, en Colombia”, explicó el senador, quien añadió que “el gobierno mandó a los carabineros a entrenarse a Colombia para crear este comando “jungla” de Carabineros. Bueno, yo he traído de Colombia otra cosa (…); aprendí de Colombia los aspectos políticos de cómo ellos resolvieron la situación con los pueblos originarios de Colombia de una manera política muy notable”.

Pero la reforma constitucional que preparó el legislador democratacristiano tiene varios otros elementos inéditos, como por ejemplo, que “una ley establecerá una jurisdicción indígena, en materia civil y penal, determinará sus alcances y los límites de competencia, las formas de reconocimiento de las entidades que la ejercerán, los principios comunes de sus procedimientos, así como su relación con los tribunales ordinarios de justicia y con los principios y reglas del derecho estatal”. En todo caso, el texto aclara que esta quedará “siempre sometida a la superintendencia de la Corte Suprema de Justicia y al control de la justicia constitucional”.

También se aclara que “los valores, principios y reglas del derecho indígena se aplicarán respetando los derechos humanos y fundamentales reconocidos en esta Constitución y en los tratados internacionales, firmados y ratificados por Chile”.

La propuesta del exintendente de La Araucanía advierte que el reconocimiento de los pueblos indígenas “no puede significar una mera referencia simbólica en un texto”, por lo que apunta a garantizar derechos colectivos “que los habiliten para ejercer poder dentro del Estado, es decir, un reconocimiento constitucional robusto y plurinacional”.

De esta manera, se plantea una propuesta de reconocimiento constitucional que considera: derechos colectivos, plurinacionalidad, autodeterminación, autonomía y derecho al territorio.

Los derechos garantizados

La reforma que encabeza el actual presidente de la Comisión de Constitución del Senado plantea, además, garantizar una serie de otros derechos.

Entre las garantías está la libre determinación para determinar condición política y perseguir libremente su desarrollo económico, social y cultural.

En tanto, al derecho a las tierras el texto agrega la garantía de acceso y uso de las aguas a que estén vinculadas a las tierras y a participar en el uso, usufructo, goce, administración y conservación de los recursos naturales de los territorios que actualmente habitan u ocupan.

También se garantiza que los pueblos indígenas puedan desarrollar y mantener sus propias instituciones y métodos educativos, como su lengua.

#Tags


Seguir leyendo