La tensionada noche de un triunfo de la oposición

Daniel Jadue celebra junto a Beatriz Sánchez.

En medio de la fragmentación de la centroizquierda, el Frente Amplio hizo un fallido gesto unitario hacia la Unidad Constituyente. Mientras que la foto de Beatriz Sánchez y Daniel Jadue marcó el término de una jornada en que el PC se aisló y resistió una celebración conjunta.




“No se lo farreen, no se olviden”. Ese grito se escuchó anoche entre los militantes de la Unidad Constituyente -PS, PPD, DC, PR, PRO y Ciudadanos- mientras los presidentes de sus colectividades entregaban, pasadas las 21.00, sus impresiones ante la prensa. A esas alturas los resultados eran preliminares, pero no dejaban espacio para dudas: el macizo triunfo del Apruebo y la Convención Constitucional en el plebiscito de este domingo era ya irreversible.

La advertencia no pasó inadvertida. Fue la presidenta de Ciudadanos, Ignacia Gómez, quien no eludió el llamado y respondió: “No, no nos lo vamos a farrear, porque venimos arrastrando una crisis profunda que se visibilizó el 18 de octubre. Este es un triunfo de la gente”.

Y fue precisamente ese tono el que marcó los discursos de todos los dirigentes. Álvaro Elizalde (PS), Heraldo Muñoz (PPD), Fuad Chahin (DC), Carlos Maldonado (PS) y Camilo Lagos (PRO) coincidieron en que la victoria era de la ciudadanía y, por tanto, apuntaron a asumirla con “humildad”.

“Celebramos un triunfo histórico con mucha humildad porque han sido las ciudadanas y ciudadanos quienes hicieron posible iniciar este proceso”, dijo el líder socialista, mientras que su par democratacristiano subrayó que “estamos interpelados y desafiados por la ciudadanía, tenemos que ser capaces de rectificar”.

Los líderes destacaron además la necesidad de construir la unidad más amplia para la elección de convencionales constituyentes de abril para no entregarle la nueva Constitución a los grupos conservadores. Un llamado que pareció cobrar aún mayor sentido cuando pasadas las 22.30 en el comando de Unidad por el Cambio -PC y FRVS- el alcalde comunista Daniel Jadue, la carta opositora mejor posicionada en los sondeos presidenciales, advirtió que “no puede haber unidad cuando algunos quieren nuestros votos pero no nos quieren a nosotros”. Sus dichos coronaron una semana de intensas gestiones entre los distintos sectores de la centroizquierda para lograr una foto conjunta. Pero el PC ya había advertido que no se prestaría para un gesto vacío.

Horas antes, en la sede de Revolución Democrática, los timoneles del Frente Amplio y la excandidata presidencial del bloque, Beatriz Sánchez, se reunían para definir, justamente, si podían realizar un “gesto de unidad”. En esos encuentros -que se desarrollaron entre las 18.00 y 20.00 horas- los frenteamplistas debatían si había espacio para “visitar” los comandos de Chile Digno y de la Unidad Constituyente y, de paso, dar una señal para el futuro del sector.

Sin embargo, el bloque cayó en una discusión que históricamente los ha dividido: a cuál sector de la oposición debía acercarse el conglomerado. Ante esto, los timoneles de la coalición pusieron sus posturas sobre la mesa y, finalmente, definieron dar la primera “señal” hacia los sectores más “de izquierda” y dirigirse, en primer lugar, a la sede de Ical, donde los esperaba el Partido Comunista.

En paralelo a eso, los timoneles del bloque se comunicaban con sus pares de la Unidad Constituyente para explicarles el “tour” y los horarios en que llegarían a cada sede. Todo esto, con la intención de evitar la posibilidad de que no se cumpliera el delicado objetivo del bloque.

Así, cerca de las 21.30 de la noche, el FA sostuvo una reunión con sus pares del PC. En esa cita, ambos bloques acordaron seguir las conversaciones ante el triunfo del Apruebo y dar un punto de prensa en conjunto. Sin embargo, el mayor gesto de unidad se daría a la salida de ese encuentro, entre las principales figuras presidenciales de ambos sectores.

“Sería formidable una primaria lo más amplia posible y sin duda Beatriz es una candidata notable. Ella ha demostrado las capacidades que tiene y, por supuesto, lo que la ciudadanía decida lo vamos a seguir”, dijo Jadue, declaraciones que luego fueron seguidas por un abrazo entre ambos dirigentes.

Desde las calle París, los presidentes de la Unidad Constituyente esperaban la llegada de sus pares frenteamplistas. Sin embargo, cerca de las 23.00 y con el conglomerado aún dando declaraciones junto a los comunistas, la paciencia de los timoneles de la ex Concertación se agotaba. El horario pactado era una hora antes y algunos de ellos tenían compromisos que no podían eludir.

Así, mientras el FA se dirigía hacia la sede del PS, se produjeron los últimos movimientos que terminaron por dar por muerta la posibilidad de una “foto unitaria” entre esos bloques. A esa hora, el presidente del PPD, Heraldo Muñoz, se retiraba para dirigirse hacia Canal 13. Su salida -y la molestia de sus pares por la demora de los frenteamplistas- provocaron que el pacto acordara que sin uno de ellos no habría punto de prensa con el Frente Amplio.

Y eso fue, de hecho, lo que le transmitieron los presidentes de la Unidad Constituyente a sus pares del bloque en la cita que sostuvieron en la sede socialista. Y, si bien desde ambos sectores aseguraron que en el encuentro manifestaron la voluntad de seguir conversando, tras esa reunión quedó descartada la idea de un gesto conjunto. “No habrá foto”, dijeron los timoneles del PS, la DC y el PR.

“Lo que entendemos es que Heraldo Muñoz se tuvo que ir, por una cosa de tiempo, nosotros efectivamente nos atrasamos. Una, por los grandes tacos a propósito de las grandes celebraciones que hay en el centro de Santiago y también porque está todo cercado alrededor del centro. Entonces nos bajamos varias cuadras antes y veníamos muy muy atrasados”, explicó a la salida Sánchez.

Y agregó: “Ellos se excusaron de no hacer una conferencia de prensa conjunta porque faltaba uno de sus integrantes”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.