Lagos se distancia del Apruebo con llamado a continuar debate constitucional tras el plebiscito y revuelve aguas ad portas de campaña

Ricardo Lagos junto a Gabriel Boric.

Ricardo Lagos junto a Gabriel Boric.

Sin inclinarse por una alternativa, en una declaración pública, el exmandatario enfatizó ayer que ni la Constitución actual ni la propuesta de texto redactada por la Convención generan consenso en la sociedad. De ganar el Apruebo, advirtió, se requiere mejorar la nueva Carta Fundamental, mientras que en caso contrario llamó a rebajar los quórum de reforma. El Presidente Gabriel Boric reiteró la necesidad de reformar el texto en caso de que sea ratificado en el referéndum.


Nadie en el mundo político quedó indiferente cuando ayer, pasado el mediodía, el expresidente Ricardo Lagos emitió una declaración pública sobre las opciones en juego en el plebiscito constitucional del próximo 4 de septiembre.

Aunque no socializó si se inclinará por el Apruebo o por el Rechazo en el referéndum sobre el texto entregado este lunes por la Convención Constitucional al Presidente Gabriel Boric, el exmandatario advirtió que ni la Constitución actual ni la propuesta de la Constituyente logra hoy consenso entre los chilenos, marcando un camino intermedio y la necesidad de una vía alternativa.

“La noticia es que Lagos no aprueba”, decían ayer algunos altos dirigentes oficialistas, quienes se preparan para el inicio de la campaña este miércoles.

“Las constituciones necesitan de general aceptación y a sus reglas acudimos para salvar nuestras diferencias. Una Constitución no puede ser partisana (...), el proceso constituyente en el que hoy estamos embarcados no terminará el 5 de septiembre, al día siguiente de que sepamos el resultado del plebiscito de salida, porque las dos alternativas en juego están lejos de convocar a la gran mayoría ciudadana”, advirtió el exmandatario.

“La Constitución vigente tampoco logra concitar ese apoyo, pues se utilizó el poder de veto de sectores partidarios del Estado ausente o subsidiario cada vez que se buscó reformarla (...). Chile necesita y merece una Constitución que suscite consenso y que, más temprano que tarde, nos permita dejar de debatir acerca de ella para convivir dentro de ella”, agregó, recalcando que ante ese escenario “el desafío político relevante es encontrar la manera de abordar la continuidad del debate constitucional hasta alcanzar un texto capaz de concitar un alto grado de aceptación ciudadana”.

El exjefe de Estado fue más allá y planteó que de ganar el Apruebo son necesarias mejoras al texto, mientras que si se impone el Rechazo no se debe dejar de lado lo propuesto por la Constituyente. Más aún, recomendó rebajar los quórum de reforma constitucional, eliminar las leyes orgánicas constitucionales y de quórum calificado y suprimir el control preventivo del Tribunal Constitucional, además de “poner término a los vestigios de Estado subsidiario que permanecen en la Carta Fundamental actual y consagrar el Estado social y democrático de derecho (...)”.

Las declaraciones de Lagos se dan a dos semanas de que el Presidente Boric sostuviera una extensa reunión con él, en la que, entre otros temas, abordaron las críticas del exmandatario al proceso constituyente. La señal que dio el Jefe de Estado a su antecesor, aseguraban por esos días en el oficialismo, apuntaba precisamente a hacer gestos al mundo del laguismo y sectores moderados e indecisos que podrían ser cruciales para el triunfo del Apruebo ante el adverso escenario que enfrenta, según han reflejado los sondeos de opinión y focus groups que maneja La Moneda.

Y si bien en el gobierno esperaban que el pronunciamiento de Lagos diera mayores señales de apoyo a la necesidad de aprobar al texto propuesto por la Convención, ayer el Presidente Boric salió a valorar sus dichos. “Lo que señala el expresidente es muy respetable, dada su trayectoria, y pone dos escenarios que para mí son bastante claros: de aprobarse la Constitución hay que hacerle mejoras (...), yo mismo como Presidente de la República estoy de acuerdo en que hay que tener esa disposición”, dijo.

Eso sí, planteó un matiz con Lagos y advirtió que ambas opciones no dejan al país en el mismo escenario: “En la otra opción, que gane el Rechazo, hay que depender del veto histórico que ha tenido la derecha en los últimos 30 años para hacer reformas sustantivas a la Constitución”, agregó, para luego reiterar que “eso es algo que el pueblo tendrá que decidir. Ambas opciones son legítimas”.

La distancia del expresidente respecto del Apruebo, además, ocurrió en una jornada en que se conoció que otras figuras de la centroizquierda cruzarán la línea y votarán por el Rechazo en el plebiscito, como es el caso del socialista Óscar Landerretche; el exministro de Michelle Bachelet, Andrés Velasco; el exconvencional y exmilitante del PPD Felipe Harboe y una de las impulsoras de la campaña “Marca AC”, Javiera Parada. Por su parte, la excandidata presidencial y senadora DC Ximena Rincón también se manifestó ayer en la misma línea.

Además, en el marco del debate que se ha abierto en la Democracia Cristiana sobre qué alternativa defender de cara al referéndum de septiembre -definición que podría tomarse este miércoles en su junta nacional- trascendió que el expresidente Eduardo Frei será uno de los que se inclinarán por rechazar la propuesta de nueva Constitución. Quienes han hablado con él en las últimas semanas aseguran que el exjefe de Estado dará a conocer un video con su postura en los próximos días.

Las interpretaciones cruzadas del oficialismo

La declaración del Presidente Lagos fue comentario obligado a la hora del almuerzo en el Congreso.

En el caso del PPD, justo este martes estaba prevista una reunión entre diputados y senadores. A la cita también estaba invitada la presidenta de la colectividad, Natalia Piergentili.

Según algunos asistentes, la mirada del expresidente recibió un respaldo transversal. “Él cree que el proceso en que estamos hoy día no va a resolver todos los temas que tenemos por delante y llama a la reflexión profunda, yo no voy a entrar a interpretar a mi viejo”, dijo el senador Ricardo Lagos Weber, al ser consultado si estimaba que el expresidente se inclinaba por el Rechazo con sus declaraciones.

En el caso del PS, también se analizó en los encuentros de sus bancadas de senadores y de diputados, quienes almorzaron por separado. Un senador socialista señaló que se sintieron interpretados, mientras que un par de diputados de esa colectividad lo calificaron como un fuerte llamado de atención. El presidente del Senado, Álvaro Elizalde (PS), sostuvo que es mejor construir en base a la propuesta democrática emanada por la Convención. “Es más fácil perfeccionar el texto nuevo (...) que modificar el texto impuesto por la dictadura”, sostuvo.

Donde derechamente incomodó la irrupción del exmandatario fue en la bancada de senadores de Apruebo Dignidad.

El RD Juan Ignacio Latorre consideró la carta como ambigua y agregó que se quedaba con el apoyo que brindó la expresidenta Michelle Bachelet al texto constitucional. Además, cuestionó a figuras de centroizquierda, como Landerretche y Parada, por inscribirse en el Rechazo. A su juicio, ellos hace rato son de centroderecha y que en todos lados hay “ovejas descarriadas”.

Por su parte, el comunista Daniel Núñez dijo que “esperaba que el expresidente sea coherente con su trayectoria política” y vote por el Apruebo.

Mientras que el timonel PC, Guillermo Teillier, criticó la misiva del expresidente afirmando que “no observo, en su carta, la voluntad” de aprobar la Nueva Constitución. Y planteó la duda respecto de “por qué la derecha iba a aceptar incorporar la Constitución pinochetista, el grueso de lo que rechaza en el plebiscito, como lo propone el expresidente. Creo que plantea una incertidumbre e indefinición compleja, difícil de aceptar (...) Me niego a creer en la voluntad de la derecha para reformar, lo que durante tantos años no ha querido reformar”. “En todo caso, con todo respeto, esperaría que Ricardo Lagos se pronunciara con claridad sobre cuál es su opción, Apruebo o Rechazo, y si es abstención, sabemos que eso es finalmente agua para el Rechazo”, dijo. Algo que también planteó la senadora PC Claudia Pascual: “Es algo complejo al equiparar dos posiciones y alternativas que implican cosas muy diferentes”.

Celebración (con matices) de la derecha

“Habrá muchos otros que se sumarán a este sabio mensaje del Presidente Lagos al llamado al Rechazo a una propuesta de la Carta Fundamental que no reúne los caracteres de ser una casa para todos”.

Así, el senador y presidente de RN, Francisco Chahuán, interpretó ayer el mensaje del exmandatario.

Para la derecha era relevante que Lagos diera esta señal, por lo que sacaron cuentas alegres tras su declaración, en la que tomó distancia del Apruebo. Incluso, durante la jornada se difundió una foto del otrora jefe de Estado junto a Chahuán en una reunión que sostuvieron hace unos meses.

En el sector creen que es posible que el expresidente mueva la aguja hacia el mundo de la ex Concertación, hacia donde apuntan para ampliar el respaldo del Rechazo.

Si bien otros liderazgos, como el senador Luciano Cruz-Coke (Evópoli), también valoraron las palabras de Lagos -”Chile necesita cambios. Lo que ha señalado Lagos tiene toda la razón”, dijo este último-, otros referentes, como el senador Javier Macaya (UDI), tomaron distancia.

De hecho, a algunos en la derecha molestaron las declaraciones de Chahuán. “Sería bien impertinente de mi parte buscar una conveniencia política de parte de las declaraciones de don Ricardo Lagos (…) Destaco que hay un reconocimiento de que ninguna de las dos opciones es el término del proceso constituyente”, dijo Macaya.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El Parlamento Europeo aprobó que el cargador USB-C sea el modelo para los equipos con el fin de reducir la basura electrónica, Apple tendrá que cambiar sus cargadores.