Ley de identidad de género enfrenta incierto escenario en el Senado

Una de las últimas sesiones de la comisión mixta que revisó la ley de identidad de género. Foto: ATON

Oposición aún no logra apoyo para incluir a menores de 14 años en normativa que revisará la Cámara Alta. Mayoría de senadores oficialistas, en tanto, rechazaría propuesta del gobierno, que incluye a menores entre 14 y 18.


A lo menos cuatro votos faltarían para aprobar en el Senado la propuesta que fue impulsada por la oposición y Evópoli en la comisión mixta, con el fin de que los menores de 14 años puedan -con la venia de uno de sus padres o tutores legales- acceder al cambio de sexo registral ante un tribunal de familia.

Según un conteo realizado por La Tercera, los senadores del sector lograron asegurar 21 de los 25 votos que requiere una norma de rango constitucional para su aprobación.

La propuesta es una de las dos votaciones que está contemplada para la revisión del informe de la comisión mixta que hará la sala del Senado. Dicho trámite está programado para hoy, aunque no se descarta que la discusión del proyecto se extienda hasta mañana, producto del debate sobre el nuevo proyecto de reajuste del salario mínimo.

La indicación había sido impulsada en la mixta por los diputados de oposición Matías Walker (DC), Natalia Castillo (RD), Juan Ignacio Latorre (RD) y Adriana Muñoz (PPD), y fue aprobada además con los votos del diputado socialista Raúl Saldívar, Alejandro Navarro (PRO-PAIS) y el del senador de Evópoli Felipe Kast. Mientras, en contra se manifestaron la senadora de la UDI Jacqueline van Rysselberghe, el diputado Jaime Bellolio (UDI) y su par de RN Diego Schalper.

Luego de un acuerdo de la comisión, la oposición logró que la inclusión de los menores de 14 se votara de forma separada del resto del articulado -el que excluye de la normativa a los niños y niñas transgénero- para no poner en riesgo la viabilidad de la ley.

Sin embargo, pese a los esfuerzos, los parlamentarios que patrocinaron la propuesta no lograron convencer a sus pares. “Contando los votos, a nosotros nos faltaría para obtener los 25 porque hay varios que van a votar en contra. En nuestra bancada, sin embargo, estamos todos votando a favor”, dijo ayer Muñoz (PPD).

Los números siempre fueron adversos. Si bien contando a Evópoli y al comité independiente suman 26 votos, había varios senadores que ya habían adelantado su postura contraria a la inclusión de menores en la legislación.

La senadora Carmen Gloria Aravena (Evópoli), por ejemplo, manifestó desde un inicio que no estaba por dicha norma e incluso manifestó dudas de la propuesta que el gobierno ingresó ante la mixta que incluía a adolescentes y adultos. “Si es que apruebo algo, va a ser solo mayores de 14, por ningún motivo aprobaré a menores”, sostuvo.

Asimismo, los senadores independientes Carlos Bianchi y Pedro Araya mantenían sus dudas hasta ayer sobre este punto.

Con lo que no contaban en la oposición era con el cambio de postura que el senador Navarro -quien no contestó los llamados de este diario- transmitió en los últimos días, asegurando que no votaría favorablemente a la propuesta que él mismo respaldó en la mixta.

Desde el PS y la DC, en tanto, comprometieron su respaldo a la propuesta.

En la UDI y RN, en tanto, mantenían ayer la postura de no respaldar la inclusión de los niños y niñas en la legislación.

El otro riesgo

Más allá de la inclusión de los menores de 14, el Senado deberá votar el grueso del articulado, el que, con algunas modificaciones, se basa en la indicación propuesta por el ministro de Justicia, Hernán Larraín.

El texto, finalmente, establece el derecho a la identidad de género y, asimismo, el procedimiento para acceder al cambio de sexo registral desde los 14 años en adelante.

Pese a esto, el gobierno podría enfrentar un complejo escenario con el rechazo de la mayoría de los senadores oficialistas a la norma. Ayer desde la bancada de la UDI aseguraron que rechazarán dicha propuesta. “Los senadores de la UDI vamos a votar en contra de ambas propuestas porque siempre hemos dicho que estamos en contra de que se les cambie el sexo a los niños”, sostuvo Van Rysselberghe.

En RN, en tanto, aseguraban ayer que “hay mucha dispersión” sobre esta materia, por lo que no habría “una postura uniforme” y la votación será “dividida”. Hasta ayer, solo el senador Manuel José Ossandón y Andrés Allamand habían transmitido que votarían en favor de la propuesta, mientras que el senador Rafael Prohens -dicen en su equipo- votaría en contra.

La norma requiere de 25 votos para su aprobación, por lo que podría darse el caso de que la propuesta del Ejecutivo sea aprobada sólo gracias a los votos de oposición.

Seguir leyendo