Los otros políticos que han vinculado a parlamentarios con el consumo de drogas

Drogas

No sólo la diputada Maite Orsini ha vinculado a sus pares con este tema. Este año, Camila Flores afirmó que las actitudes de algunos legisladores le hacían creer que "consumen psicotrópicos" y la exsenadora Lily Pérez reiteró que podía concluir de sus años en el Congreso que "la droga está metida en todas partes". En 1995, el exministro Francisco Javier Cuadra, ya había planteado una premisa similar, lo que le costó algunas semanas preso en Capuchinos.




"Yo creo que hay parlamentarios que tienen vínculos con el narcotráfico". El lunes, la diputada de Revolución Democrática, Maite Orsini, remeció al mundo político tras emitir esta polémica frase mientras era entrevistada en el matinal Muy Buenos Días de TVN.

Pese a que la legisladora aseguró que no tenía pruebas para sustentar sus dichos, insistió luego -consultada por La Tercera PM- en que "luego de todos los casos en que las redes narco han penetrado algunas de las instituciones más importantes del país, nadie puede poner las manos al fuego por la Cámara". 

Y las reacciones de sus pares no se hicieron esperar. Mientras el diputado de Evópoli, Luciano Cruz-Coke, pidió que la Fiscalía iniciara una "investigación de oficio", el subjefe de la bancada UDI, Juan Antonio Coloma, emplazó a Orsini a poner a disposición de la Cámara de Diputados los antecedentes con los que cuenta. También pidió que la legisladora del Frente Amplio sea citada a la comisión de Ética. 

https://www.latercera.com/politica/noticia/maite-orsini-asegura-parlamentarios-tienen-vinculos-narcotrafico/860238/

Sin embargo, Orsini no es la primera autoridad en sostener una eventual vinculación entre políticos y narcotraficantes. Basta recordar la polémica que provocaron los dichos de la vocera de gobierno, Cecilia Pérez, quien en agosto pasado, y al ser consultada por la acusación constitucional anunciada por el Partido Socialista en contra la ministra de Educación, Marcela Cubillos, sostuvo que esta acción era una "cortina de humo" para ocultar la relación entre el partido y el narcotráfico

Los dichos de la ministra no sólo provocaron una grave crisis entre la oposición y el gobierno, sino que también pusieron el tema nuevamente sobre la mesa. Semanas después de que estallara la polémica, la exsenadora Lily Pérez reiteró una premisa que ya había planteado mientras era parlamentaria: "La droga está metida en todas partes y hace muchos años, y hay gente que no quiere oír, que quiere ser ciega, y sobre todo en nuestra clase política", comentó cuando fue consultada por las acusaciones contra la colectividad liderada por Álvaro Elizalde. 

En 2016, y mientras era legisladora, Pérez ya había dicho algo similar: "Hay parlamentarios que son adictos y tampoco tengo dudas de que hay parlamentarios que agreden a sus mujeres", aseguró. Declaraciones que provocaron gran rechazo entre sus pares ¿Su argumento? Junto al senador Francisco Chahuán habían presentado un proyecto para que las personas que ocupaban cargos públicos se sometieran obligatoriamente al Test de Drogas, pero la discusión de la iniciativa no había sido bien recibida por la mayoría de los legisladores.

En abril de este año, la diputada de Renovación Nacional, Camila Flores, junto a otros parlamentarios de su partido agrupados en la denominada "Bancada Antidrogas", volvieron a promover la idea de que este examen fuera obligatorio para quienes accedan a puestos de poder por elección popular. Sin embargo, fiel a su estilo, Flores fue más allá y aseguró que "las actitudes y acciones de algunos parlamentarios sugieren que más de alguno consume algún tipo de psicotrópicos", pero agregando que "no le correspondía" a ella señalar nombres y apellidos. 

Otro caso que arroja varias similitudes con lo que dijo Orsini -recordó este lunes La Tercera PM- se remonta al 13 de enero de 1995, cuando el exministro de Augusto Pinochet, Francisco Javier Cuadra, aseguró en Revista Qué Pasa que "algunos parlamentarios consumen drogas".

A Cuadra le exigieron que diera nombres o se retractara, luego fue apoyado por la en ese tiempo diputada y hoy alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei -quien agregó que "a mí no me cabe la menor duda de que hay parlamentarios que consumen drogas".

Sin embargo, tras sus dichos, Cuadra fue requerido por Ley de Seguridad del Estado –acción emprendida por RN, la Cámara y el Senado- y querellado por injurias y calumnias. Pasó tres semanas en Capuchinos y nunca pudo probar con testigos qué parlamentarios eran consumidores.

Los otros dichos que provocaron crisis en el Congreso

Tal como recordó este lunes La Tercera PM, los dichos de Orsini fueron "un calco perfecto" de lo que pasó hace 16 años, cuando en octubre del 2003 la entonces diputada RN Pía Guzmán afirmó que había vínculos entre Claudio Spiniak -entonces investigado por pedofilia- y parlamentarios de su sector que participaban en algunas de sus fiestas.

"Hay antecedentes de que en círculo íntimo de Spiniak había políticos, dos de la Alianza y uno de la DC. No hay certeza, son antecedentes que se están investigando y señalarían que participaban en las fiestas", aseguró en conversación con Buenos Días a Todos de TVN.

Otra protagonista de una polémica fue Marcela Sabat, quien en 2010, apenas unos meses después de haber jurado por primera vez como diputada, aseguró ante un grupo de estudiantes de la Universidad Católica de Valparaíso que tras llegar al Congreso un grupo de legisladores le aconsejó "desviar fondos".

"Hay algunos que trabajamos, y harto, pero en general somos mal evaluados porque hay algunos que van a poner el dedito, votan y se van. Otros arman peleas ordinarias y otros me han dado consejos para desviar plata. Es una vergüenza, yo no soy así", expresó la legisladora, provocando una crisis al interior del Congreso.

Similar a Orsini, sus pares la citaron a la Comisión de Ética para aclarar sus dichos y la Fiscalía comenzó una investigación de oficio para esclarecer eventuales irregularidades al interior del Congreso.

Comenta