Mandatario respalda a ministra Siches: “Le pido a los parlamentarios, a nuestro mismo gobierno, que no caigamos en polémicas estériles”

Este viernes la ministra de Interior, Izkia Siches, se refirió a los ataques a civiles que hubo esta semana en La Araucanía: “Creemos que el evento que vivimos esta semana es de la máxima gravedad. No habíamos visto un atentado directo hacia civiles como lamentablemente vimos en esta semana”, dijo la secretaria de Estado. Sus declaraciones fueron mal recibidas desde Chile Vamos, Republicanos e incluso de personeros del propio oficialismo.




Tras una actividad en La Moneda, en el marco del Día de los Patrimonios, el Presidente Gabriel Boric se refirió a las críticas que recibió la ministra de Interior, Izkia Siches, por sus declaraciones respecto a los ataques a civiles que hubo esta semana en La Araucanía y que terminaron con un trabajador forestal fallecido.

La mañana del viernes, previo a liderar un gabinete interministerial, Siches aseguró: “Creemos que el evento que vivimos esta semana es de la máxima gravedad. No habíamos visto un atentado directo hacia civiles como lamentablemente vimos en esta semana”.

La intervención de la jefa de gabinete le abrió un nuevo flanco. Chile Vamos, Republicanos e incluso de personeros del propio oficialismo salieron a cuestionar e incluso hubo llamados al Mandatario para remover a la ministra.

“¿En qué país vive la ministra Izkia Siches? ¿Olvida al matrimonio Luchsinger-Mackay, a Juan Barrios o a Moisés Orellana? Han sido incontables los atentados directos a escuelas, camioneros y a civiles en los últimos años en la macrozona sur”, señaló ese día el senador y presidente de la UDI, Javier Macaya.

El mismo viernes en la tarde, la secretaria de Estado aclaró sus dichos a través de sus redes sociales: “En estos meses, como gobierno, no habíamos visto un ataque a civiles como el de Lumaco. Por supuesto que tenemos presentes a las decenas de víctimas del conflicto. Sus historias nos mandatan a encontrar paz, justicia, y una solución de fondo. En eso trabajamos desde el día uno”.

Luego, en un punto de prensa, agregaría sobre su declaración: “Creo que esto no es un error”.

En ese contexto, este sábado el Presidente salió a respaldar a su jefa de gabinete, apuntando incluso a sectores de su propio sector por los cuestionamientos.

“Lo que le pido a los parlamentarios, a nuestro mismo gobierno, es que no caigamos - y en esto respaldo a la ministra del interior- en polémicas estériles”, señaló.

“Cuando hablamos de Segundo Catril, de Juan Barrios, de Camilo Catrillanca, me desgarra el corazón y no olvidamos a ninguna de las víctimas, al matrimonio Luchsinger-Mackay, a todos quienes han perdido la vida producto de un conflicto que el Estado no ha sido capaz de generar las condiciones para solucionarlo (...) Acá cada muerte, cada herido nos duele como país, esto no puede ser una cuestión que se utilice para pegarle a un gobierno u otro, es un problema de Estado. Desde 1997 con el primer atentado en Lumaco que venimos con un espiral de violencia que ha sido ascendente y ha crecido particularmente los últimos años”, agregó.

“Para pararlo no podemos estar en bandos y en trincheras, tenemos que actuar con visión de Estado de largo plazo y eso es lo que estamos haciendo como gobierno, utilizando las facultades que la ley nos provee para garantizar la seguridad de los habitantes de la zona”, concluyó el Mandatario, añadiendo que también es necesario “un plan integral para abordar la profundidad de este conflicto”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.