Marcelo Mena, exministro de Medio Ambiente: “Si la única motivación de la oposición es volver al poder, estamos perdidos”

El exministro de Medio Ambiente, Marcelo Mena. Foto: Mario Téllez

Dice que el gobierno no ha manejado bien la crisis, pero que la oposición ha sido poco empática. “Ha faltado un poco de generosidad”, sentencia.




El exministro del Medio Ambiente Marcelo Mena dejó su cargo como asesor para el cambio climático en el Banco Mundial pocas semanas antes de que el mundo quedara confinado por el coronavirus. Como director del Centro de Acción Climática de la U. Católica de Valparaíso, la semana pasada promovió un compromiso transversal por una reactivación sostenible y sustentable.

¿Qué tan viable es llevar a la práctica un plan de reactivación económico sustentable cuando ahora estamos intentando sortear la crisis?

La crisis de hoy viene de otra crisis. Nuestra relación con la naturaleza ha contribuido a una pandemia de esta severidad. (...) Si se va a hacer un paquete de reactivación tiene que ser, por ejemplo, compatible con un compromiso de bajas emisiones. Sabemos que las ciudades más contaminadas son aquellas que tienen mayor tasa de letalidad del Covid.

Pensando en nuevos liderazgos, ¿es posible que salgan de los actuales partidos políticos o más bien llegarán de la sociedad civil?

Si esos liderazgos vienen de los partidos, bien, pero lo que importa es que haya ideas concretas para gobernar (...) Si la única motivación de la oposición es volver al poder, estamos perdidos.

¿Cree que esa es la señal que dan los partidos hoy?

Lo que importa es cambiar la mirada y tener ideas. En estos momentos la ciencia y la ciudadanía tienen una legitimidad que no tienen los partidos, así que creo que es fundamental que siga habiendo diálogo y que ese diálogo esté fundado en servir a Chile y no necesariamente volver a gobernar para tener pega.

¿Cree que los partidos están funcionando con la lógica del retorno al poder?

No soy de los que critican al gobierno por las mismas cosas que uno pudiera haber hecho. O sea, creo que el gobierno sí lo ha hecho bastante mal, que se durmió en los laureles. Estamos claros que hay problemas de cómo ha estado llevando el gobierno la gestión. Pero una cosa distinta es plantearse que esto tiene un camino muy fácil y que uno lo habría hecho mucho mejor... Entonces, creo que ha faltado un poco de generosidad, de entender, de que estamos en un momento crítico.

Comenta