Oficialismo alista presentación al Tribunal Constitucional por proyecto de 40 horas

La ofensiva se acordó hoy entre el gobierno y Chile Vamos durante el comité político en La Moneda. En la instancia, según presentes, el Ejecutivo pidió actuar de manera coordinada frente a la moción de la oposición.




Hasta La Moneda llegó, cerca de las 9.00, el ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, para participar de la tradicional reunión que encabeza el Presidente Sebastián Piñera con los ministros del comité político. Ahí, el Jefe de Estado, según quienes conocieron el contenido de la cita, dio las instrucciones de la estrategia que continuará el Ejecutivo para enfrentar el proyecto de la oposición que busca reducir la jornada laboral a 40 horas.

Así, de acuerdo a las mismas fuentes, tomó la decisión de que si la moción avanza hoy en la Comisión de Trabajo -que empezó a sesionar a las 14.30- acudirán al Tribunal Constitucional (TC).

De hecho, en los días previos el gobierno comenzó a alistar una ofensiva ante la decisión de la Comisión de Trabajo de poner en tabla la iniciativa liderada por la diputada Camila Vallejo (PC) con el objetivo de evitar su votación. Esto, apelando a que es un proyecto inconstitucional y que se está vulnerado el reglamento de la Corporación al estar incumpliendo la obligación de tramitar los mensajes del Ejecutivo que tiene con urgencia suma, por ejemplo, la reforma laboral que modernizar la dirección del Trabajo y el Sence.

Por esta misma materia, incluso, el ministro de la Segpres, Gonzalo Blumel, le envió hoy una carta al presidente de la Cámara de Diputados, Iván Flores, reclamando por la materia. En todo caso, Flores desestimó la queja y señaló que el gobierno tenía las urgencias vencidas y que, por lo mismo, se estaba cumpliendo el reglamento.

Una postura que también se transmitió durante la sesión -que hasta el cierre de esta edición continuaba- por el secretario de la Comisión de Trabajo, lo que fue rebatido por el ministro Monckeberg.

En conjunto con Chile Vamos

En este escenario, la instrucción del Mandatario se conversó durante el comité político ampliado con los dirigentes de Chile Vamos. Ahí, según presentes, el ministro del Interior, Andrés Chadwick, transmitió la intención del gobierno de acudir al TC y que se debía hacer en conjunto con Chile Vamos.

Las mismas fuentes señalan que los ministros del comité político pusieron énfasis en que tenían que actuar ordenados y de manera institucional como coalición, para hacer un contraste con la centroizquierda.

Los dirigentes de los partidos, en tanto, coincidieron con el diagnóstico de La Moneda y respondieron que la presentación al TC debía ser a la brevedad posible y no seguir aplazando el tema, recalcando -según algunos- que no había que darle espacio a la oposición para avanzar.

De hecho, de acuerdo a algunas versiones, se planteó por uno de los parlamentarios presentes que, en caso de que les fuera mal con el requerimiento al organismo, podrían enviar indicaciones para dilatar el proyecto opositor. "Como última alternativa", comenta uno de los asistentes. Esto, porque las mismas fuentes recalcan que no pueden ingresar previamente enmiendas porque sería validar un "proyecto inconstitucional".

Reunión en Trabajo

De manera paralela al comité político ampliado, Nicolás Monckeberg encabezaba una reunión en el Ministerio del Trabajo con los parlamentarios oficialistas integrantes de la Comisión de Trabajo: Alejandro Santana (RN), Patricio Melero (UDI) y Guillermo Ramírez (UDI). Ahí, según presentes, también hubo acuerdo en la necesidad de acudir al TC y la que deben votar alineados para enfrentar el tema.

"Hay que discutir con más profundidad esta inconstitucionalidad y, eventualmente, presentar el requerimiento que corresponde al TC, gobierno y partidos políticos en conjunto", dijo el presidente de RN, Mario Desbordes, tras el comité político, mientras que el senador Andrés Allamand manifestó que "el gobierno debe ir sin más demora al TC".

La presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, en la misma línea indicó que "no podemos aceptar que se empiecen a aprobar leyes que son inconstitucionales", mientras que su par de Evópoli, Hernán Larraín Matte, afirmó que "hemos consensuado que, en la medida que este proyecto siga avanzando, como Chile Vamos debemos asumir la responsabilidad que esto nos implica e ir al TC".

En tanto, la vocera de gobierno, Cecilia Pérez, señaló que "tenemos convicción de que es un proyecto inconstitucional". Además, si bien la secretaria de Estado no confirmó la ofensiva al TC y dijo que "no vamos a descartar ninguna institución", en privado en el oficialismo aseguran que la decisión se dará a conocer en el momento oportuno, dependiendo de cómo concluya este lunes la sesión en la Comisión de Trabajo.

Eso sí, en el bloque advierten que cuando acudan al TC no lo harán solamente por el proyecto de 40 horas, sino que también por varias iniciativas que, a su juicio, no cumplen con la Constitución. De hecho, tanto Chile Vamos como La Moneda -hace algunas semanas- elaboraron informes enumerando algunas de esas mociones.

"Hay una batería de proyectos inconstitucionales por los que debemos acudir luego al TC", añadió Desbordes, mientras que la presidenta de la UDI sostuvo que "en este caso y en otros -porque hay varios proyectos que no debiesen ser aprobados y que están siguiendo su tramitación debido a mayorías circunstanciales- se debiese ir al TC".

Con todo, en el oficialismo buscan ahora afinar los argumentos jurídicos para hacer la presentación ante al organismo.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.