Partidos fijan posturas y afrontan críticas internas tras firma de acuerdo constitucional

Imagen fotos 15

Los timoneles de RN y el PS festejando el acuerdo con un apretón de manos.

La presidenta de la UDI anticipó que votará contra el cambio constitucional, el PC dijo que participará del plebiscito pese a sus reparos y Jorge Sharp renunció a Convergencia Social.




El semblante de Jacqueline van Rysselberghe contrastaba con el del resto de los dirigentes del oficialismo y la oposición que la madrugada del viernes coparon la sala de lectura del Senado en la sede del ex Congreso para sellar el histórico acuerdo por una nueva Constitución.

"La UDI fue generosa", afirmaría hoy la timonel gremialista, argumentando que pese no considerar necesario un cambio radical a la carta magna -y menos desde una institucionalidad distinta al actual Congreso- se allanaron a un consenso en la búsqueda de una salida a la escalada de violencia que se vivía en el país.

Así, pese a sumarse al acuerdo, Van Rysselberghe también anticipó que votaría por el "No" en el plebiscito fijado para abril de 2020 ante a la pregunta sobre si estaba de acuerdo con una nueva Constitución "Estoy absolutamente convencida de que este cuerpo legal , más allá de las críticas que se puedan hacer, nos ha permitido crecer en los últimos 30 años", afirmó en Radio Duna.

La postura de la presidenta de la UDI se enfrentó con la de otros parlamentarios gremialistas, y daba cuenta de las divergencias y aprensiones que a horas del histórico acuerdo comenzaron a instalarse en los distintos partidos que lo suscribieron.

En el caso de la UDI, por ejemplo, el diputado Jaime Bellolio -quien le compitió a Van Rysselberghe en las internas gremialistas de 2016- se apresuró en señalar que él promovería el "Sí" ante la pregunta por un cambio constitucional.

[caption id="attachment_903788" align="alignnone" width="900"]

La medianoche del jueves, parlamentarios de Chile Vamos revisando el acuerdo.[/caption]

"Es perfectamente legítimo que al interior de los partidos hayan estas diferencias. Eso no significa una ruptura", dijo el diputado.

Factor J.A.Kast

"Creo que mayoritariamente (en la UDI) van a votar que 'No', pero no vamos a dar una orden de partido", agregó Van Rysselberghe, asumiendo tácitamente la cuña que el plebiscito podría instalar en su electorado, y mientras que a la derecha de su colectividad, el líder de Acción Republicana, José Antonio Kast, anunció que buscarán "liderar" la campaña de por el 'No'.

"Asumiremos con valentía el desafío histórico de liderar la campaña del No, en defensa de un sistema constitucional (...) al que Chile Vamos renunció defender por miedo o conveniencia", afirmó el movimiento de Kast en una declaración pública.

En RN -cuyo timonel Mario Desbordes jugó un rol clave en la apertura del oficialismo a acordar una Nueva Constitución, lo que fue reconocido hoy en el hemiciclo de la Cámara con un espontáneo y transversal aplauso- también surgieron algunas aprensiones a los alcances del pacto.

En una declaración, los diputados Diego Schalper, Cristobal Urruticoechea, Miguel Mellado y Francesca Muñoz advirtieron, entre otras cosas, que el timing del proceso acordado es "demasiado largo" y que podría provocar "inestabilidad".También plantearon sumar al plebiscito la opción de una "reforma Constitucional".

"Que quede claro: todos apoyamos decididamente este acuerdo. Pero la mesa técnica tiene espacio para perfeccionar aspectos como los plazos y los formatos. Haremos aportes en ese sentido. Ahora, no nos perdamos: la prioridad está en la agenda social y la corrección de los abusos", dijo Schalper.

Desbordes, en tanto, afirmó que el partido "no le impondrá a ningún militante" cómo votar en el plebiscito.

Sharp renuncia al partido de Boric en el FA

Desde la oposición, uno de los rostros claves para destrabar las negociaciones con los partidos de gobierno fue el diputado del Frente Amplio Gabriel Boric. Sin embargo, la adhesión del parlamentario generó controversias al interior de su propia colectividad, Convergencia Social.

Tras la firma del documento -donde Boric estampó su rúbrica de manera personal y no a nombre de su partido- dirigentes de Convergencia explicaron que si bien consideraban el pacto como un "avance", había una serie de materias que revisar, entre ellas las cuotas de la convención constituyente y la posibilidad de que se realice un plebiscito para destrabar aquellas materias que no logren los 2/3 de quórum.

"El partido como tal no suscribió el acuerdo, el partido está en revisión del acuerdo", indicó el diputado de Convergencia, Gonzalo Winter. Y consultado sobre si había molestia con la actuación de Boric, agregó: "Es algo que se está discutiendo en las instituciones del partido. No voy a decir que no es así".

[caption id="attachment_903789" align="alignnone" width="900"]

El diputado Jackson celebrando con sus pares de RD Miguel Crispi y Pablo Vidal[/caption]

El alcalde de Valparaíso y correligionario de Boric, Jorge Sharp, también se sumó a los reparos. Por Twitter cuestionó "la foto, los abrazos y la puesta en escena" de un acuerdo que, dijo, dejó a fuera a quienes se movilizaron en las calles, junto con cuestionar que no se haya incorporado la opción de una asamblea constituyente, argumentando que más allá de una discusión semántica, el quórum definido impide la voz de las mayorías.

"Jorge, a un vaso tu le puedes llamar cuchara, pero eso no hace que deje de ser un vaso", le respondió Boric, afirmando que se incorporó la opción de convención constituyente con un 100% de sus miembros electos.

En medio de la polémica, Sharp anunció su renuncia a Convergencia Social junto a otros 72 militantes, entre ellos Rodrigo Ruiz, hermano de Carlos Ruiz, uno de los referentes del Frente Amplio.

"Nos asiste hoy la voluntad de aportar al fortalecimiento de una verdadera asamblea constituyente", dijo en una carta abierta.

[caption id="attachment_903790" align="alignnone" width="900"]

El rol de Boric fue cuestionado en su propio partido.[/caption]

La disyuntiva del PC

"Ya para el plebiscito de 1988 el PC no estuvo", dijo el timonel del PPD Heraldo Muñoz, dando cuenta de la molestia que generó en la ex Nueva Mayoría la marginación de los comunistas del acuerdo por una Nueva Constitución.

"Quisieron darse un gustito", se comentaba hoy en la oposición. Desde el PC, en tanto, se insistió en señalar que no fueron convocados, y también en las críticas al quórum acordado para aprobar los articulados de la nueva Carta Fundamental.

"El problema es que esto se ha hecho en las alturas. Qué certeza tenemos de que con ese quórum de 2/3 se van a poner esos cambios con la profundidad que se han estado pidiendo", dijo el timonel Guillermo Teillier.

Sin embargo, ante las voces que les enrostraron la tardía decisión del PC de apoyar al "No" en el plebiscito de 1988, Teillier agregó que de todas maneras participarán del proceso y harán campaña a favor de la convención constituyente. "Vamos a dar la pelea. No nos vamos a restar a eso", enfatizó.

Comenta