Piñera aborda abusos en la Iglesia tras Te Deum Ecuménico: "La única forma de superar esta situación es reconociéndolos, pidiendo perdón"

A_UNO_1111419

Foto: Agencia Uno.

Por su parte, el ministro del Interior, Andrés Chadwick, afirmó que "siempre son buenos esos gestos de reconocimiento de errores y de humildad y siempre es muy bienvenido el pedir perdón por esas situaciones".




Sin una referencia explícita a los abusos producidos al interior de la Iglesia concluyó el Te Deum Ecuménico realizado en la Catedral de Santiago y encabezado por primera vez por el administrador apostólico de Santiago, Celestino Aós.

Algunos parlamentarios criticaron la falta de un mea culpa más enfático por parte de las autoridades eclesiásticas. Por su parte, el Presidente Sebastián Piñera hizo un llamado a reconocer los abusos y a pedir perdón.

Consultado al término de la ceremonia sobre si faltó un mensaje más potente por parte de la Iglesia en relación a estos hechos, el Mandatario afirmó que "es verdad, han habido demasiadas denuncias, han habido demasiados abusos. Y yo creo que la única forma de enfrentar esto es con la verdad y con la justicia. Y eso es lo que toda la sociedad chilena espera, quiere y así va a ocurrir".

Unos minutos después, cuando arribó a La Moneda, volvió a referirse en los mismos términos a esta temática: "Se han cometido muchos abusos. Y la única forma de superar esta situación es reconociéndolos, pidiendo perdón, buscando la verdad, haciendo justicia".

"Nunca está de más"

Otras autoridades políticas se refirieron a la situación de la Iglesia. Consultado sobre este tema, el ministro del Interior, Andrés Chadwick aseguró que "siempre son buenos esos gestos de reconocimiento de errores y de humildad y siempre es muy bienvenido el pedir perdón por esas situaciones y especialmente con las víctimas".

Cuando se le preguntó sobre si faltó hacer una crítica más explícita a los casos de abusos, indicó que "lo han hecho en distintas oportunidades... Nunca está de más".

En la misma línea, el diputado Gabriel Silber (DC) afirmó que "echamos de menos que Celestino Aós hubiera señalado el por qué y cómo llegó ahí, y un poco más bien de mea culpa de pasar a una etapa siguiente, un estatus distinto por parte de la Iglesia. Fue una homilía más bien de carácter conservador. Creo que se arriesgó poco".

No obstante, algunos parlamentarios oficialistas restaron dramatismo a la falta de mea culpa. El senador Manuel José Ossandón (RN) señaló que "el obispo don Celestino ha pedido perdón muchas veces y todo el mundo sabe cuál es su posición. Como buen monje, él se refirió a lo que es un Te Deum, una acción de gracias. Me gustó mucho que diera las gracias y resaltara el trabajo que hacen muchos sacerdotes, religiosas, que no son abusadores, que trabajan en muchos lados, y que han pagado los platos rotos de lo que ha pasado".

Palabras similares tuvo su par de RN, Francisco Chahuán, quien afirmó que "yo conozco a monseñor, sé de su extraordinaria vocación y su permanente disposición a denunciar los abusos que ha habido al interior de la Iglesia, pero yo creo que hoy día lo que él trató de hacer es lograr generar un clima distinto y entender que hoy día se requiere es recomponer las relaciones al interior de la propia Iglesia. Yo creo que lo que ha habido por parte de monseñor es entender que estamos frente a una nueva etapa en términos de ya hechos todos los meas culpas respecto de los abusos que ha habido al interior de la Iglesia -y éstos han llegado incluso a la justicia-, entender que hay que seguir construyendo confianza"

Comenta