Gobierno reingresa por el Senado proyecto de Fonasa para tramitación conjunta con reforma al sistema privado de salud

fonasa

La iniciativa, que había sido ingresada en enero de este año y creaba un Plan de Salud Universal, fue retirada esta mañana de su tramitación en la Cámara de Diputados.




Horas después de haberlo retirado de la Cámara de Diputados, el gobierno reingresó por el Senado el proyecto que mejora el Fondo Nacional de Salud (Fonasa) con el objetivo de que su discusión se realice de manera conjunta con la reforma al sistema privado de salud que actualmente se encuentra en la Cámara Alta.

La iniciativa, así, comenzará su tramitación en las comisiones de Salud y Hacienda.

Originalmente, el proyecto fue ingresado a la Cámara en enero de este año, pero debido a las discrepancias que generó en parlamentarios de la oposición y el Colegio Médico, el Ejecutivo resolvió su tramitación conjunta con la iniciativa sobre las Isapres.

Sobre esto, el senador Francisco Chahuán (RN) manifestó que “el gobierno cumplió con la palabra empeñada con la comisión de Salud del Senado, en términos de retirar de la Cámara el proyecto que fortalece Fonasa, y además lograr tramitarlo conjuntamente con el término de los abusos de las Isapres en el Senado”.

“La idea es que abordemos el proyecto de fortalecimiento de Fonasa y el que termina con los abusos de las Isapres conjuntamente en la comisión de Salud del Senado para poder avanzar en un plan garantizado de salud que sea espejo, tanto en el sector público como en el sector privado. Agradecemos al ministro de Salud y al gobierno que cumplió con su palabra después de varios meses de conversación”, agregó.

La reforma presentada por el Ejecutivo hace diez meses bajo la gestión del exministro de Salud Jaime Mañalich, tenía como objetivo transformar el rol, funciones y atribuciones de Fonasa y convertirlo en un seguro nacional de salud. Además, contemplaba una nueva gobernanza para el organismo de manera de darle independencia y autonomía.

Este, además, buscaba implementar un nuevo modelo de atención basado en la creación de una red de prestadores definida por Fonasa, bajo la red del Sistema Nacional de Servicios de Salud (SNSS), pudiendo complementarse a través de convenios suscritos entre Fonasa y otros prestadores. Igualmente, fijaba plazos máximos de espera para atenciones en el sector público de dos años para cirugías menos complejas y de un año para las de más prioridad.

Pese a que en esa oportunidad, el Mandatario pidió al Congreso aprobar con la mayor urgencia posible este proyecto de ley, buena parte de la oposición rechazó la propuesta a pocas horas de su firma y además, contaba con cuestionamientos por parte del Colegio Médico.

A través de una carta, los presidentes de todos los partidos de oposición -a excepción de la Democracia Cristiana- expresaron su rechazo a la iniciativa y manifestaron que “detrás del nombre ‘Plan Universal de Salud’ hay intencionalidad de profundizar las lógicas del Estado Subsidiario y una defensa irrestricta al mercado en la salud”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.