PS asegura que Chadwick "ha incumplido su deber constitucional"

Elizalde

En las resoluciones del pleno extraordinario del comité central socialista aseguran además que "no basta un cambio de gabinete o de rostros" para superar la crisis.




Mientras el Presidente Sebastián Piñera anunciaba este sábado en La Moneda que le había solicitado la renuncia a todos los miembros de su gabinete, el Partido Socialista (PS) desarrollaba un pleno extraordinario de su comité central para abordar la crisis que vive el país.

Entre las resoluciones de la colectividad, una apunta directamente al jefe de gabinete: "el ministro del Interior y Seguridad Pública, Andrés Chadwick, tiene especial y directa responsabilidad en el mal manejo del gobierno frente a la crisis. Ha incumplido su deber constitucional de garantizar el orden público, la seguridad y la paz social", señala el documento final del partido. De esta, manera deja la puerta abierta a una posible acusación constitucional, independiente si el secretario de Estado se queda o no, tras el ajuste ministerial.

Este mismo sábado por ejemplo, el diputado de Convergencia Social Gabriel Boric sostuvo que ve viable una acusación constitucional sobre Chadwick, la que se puede impulsar hasta tres meses después que este deje su cargo.

En tanto, respecto del anuncio de Piñera, los socialistas recalcaron que "es evidente que el gobierno no ha estado a la altura del desafío, pero no basta un cambio de gabinete o de rostros. Se requiere un profundo cambio de prioridades que acoja y dé respuesta a las demandas ciudadanas a través de una ambiciosa agenda antiabusos.

Entre las medidas a las que apunta el PS están, por ejemplo, una nueva Constitución. "Tal como lo hemos señalado es imprescindible la convocatoria a un Plebiscito para que las ciudadanas y ciudadanos decidan democráticamente el mecanismo para elaborar una nueva Constitución para Chile. En ese marco, el Partido Socialista promoverá el mecanismo de la Asamblea Constituyente".

Además, el partido insiste en que se "debe retirar de tramitación la actual reforma tributaria y establecer un impuesto especial al patrimonio de los llamados super-ricos".

El documento también pide "dar continuidad a los cambios impulsados por la Presidenta Michelle Bachelet" en materia de Educación.

Asimismo, los socialistas condenaron las violaciones a los derechos humanos que se han cometido durante la crisis y no descartaron el diálogo con el Ejecutivo, pero "sin exclusiones" de actores sociales y políticos.

Comenta