Reclamo de grupos internos obliga a suspender Junta Nacional de la DC

El Frente de Trabajadores protestó acusando que se les busca excluir de ese tipo de instancias, y algunas militantes -con carteles- reclamaron por la "violencia política que se ejerce contra las mujeres en la DC". Una intervención de la vicepresidenta de la colectividad, Carmen Frei, logró calmar los ánimos.


Pasado el medio día de este sábado, cuando el presidente de la Democracia Cristiana, Fuad Chahin, había concluido su discurso ante la Junta Nacional del partido -uno de los órganos más relevantes de la colectividad-, un grupo de mujeres se alzó con carteles protestando por la “violencia política que se ejerce contra las mujeres en la DC”.

La acusación de las militantes fue seguida minutos después por una protesta del Frente de Trabajadores del partido, quienes reclaman, al igual que el Frente Indígena, de que el cambio de estatutos que debe efectuar la Democracia Cristiana los pretende dejar fue de esta y las siguientes juntas de la colectividad.

De hecho, luego de que la mesa explicara algunos cambios que se habían efectuado al programa de la jornada, y cuando se daba inicio a la presentación de la reforma a los estatutos, el vicepresidente del Frente de los Trabajadores subió al estrado y tomó el micrófono para explicitar el reclamo.

Así, y en medio de las protestas de los representantes de los trabajadores, la mesa que lidera Chahin se vio obligada a suspender en encuentro, con la idea de retomarlo más tarde.

Bajo ese escenario y consultado sobre en qué “situación” quedaba la Junta tras la decisión de Chahin, el secretario nacional del partido, David Morales aseguró que “la situación que está ocurriendo tiene que ver con una resolución del Tribunal Supremo de hace dos días atrás, que da cuenta de una exigencia legal del Servicio Electoral. Hoy día todos los partidos, no solamente la DC, están regulados por las normas que establece el Servel a partir de la ley de financiamiento público y en ese sentido hay una serie de exigencia de regularización de las estructuras de los partidos. En el caso de nuestro partido, al existir Frentes y Departamentos, lo que la ley hace es pedir una forma de regular el funcionamiento de los Frentes y Departamentos, y a juicio del TS no se ha cumplido con lo que la legalidad exige“.

En esa línea, agregó que el tribunal en su resolución expreso que “de no garantizar que el trámite completo de la ley fue realizado por parte de los frentes y el partido, éstos no pueden participar de la Junta Nacional y la resolución señala una sola excepción que es el Frente de la Juventud demócrata cristiana que sí regularizó sus padrones, sus reglamentos ante el Servel y además ha hecho elecciones”.

Morales también aclaró que se trata de una “situación de carácter legal” y “no es un tema de voluntad política, porque incorporar a los Frentes y Departamentos contra una resolución del Tribunal Supremo del partido inmediatamente caemos en una falta que el Servel va a observar, por lo tanto, cualquier cosa que a partir de ese hecho se hiciera en la Junta Nacional sería inválido, por lo tanto, no serviría de nada el proceso de reforma de estatutos”. Y que si bien se habló con los frentes, “ellos creen que, a la antigua, generando una presión, podían verse flexibilizadas las situaciones”.

Mientras la Junta se mantenía suspendida, la vicepresidenta de la DC, Carmen Frei, hizo un llamado a “respetarnos, no descalificarnos”. Agregando que su padre, el expresidente Eduardo Frei Montalva, y los camaradas de esa época “vivieron discusiones mucho más complejas, más difíciles y nunca se trataron así”.

Sus palabras lograron calmar los ánimos.

#Tags


Seguir leyendo