¿Se quiebra el Frente Amplio? Acuerdo por nueva Constitución profundiza diferencias

frente amplio

Diputados del Frente Amplio, el pasado 20 de octubre.

Dirigentes señalan que se producirá un cambio en la composición del bloque a corto plazo. Hasta ahora, dos partidos han congelado su participación luego del pacto que suscribió RD, PL y Comunes.




Un inminente quiebre y reordenamiento de las fuerzas al interior del Frente Amplio. Eso es lo que pronostican algunos dirigentes del bloque luego de la tensión que quedó instalada al interior del bloque tras el acuerdo por una nueva Constitución que firmó la mayoría de las fuerzas políticas, y que contó con el apoyo de tres partidos del conglomerado: Revolución Democrática, Comunes y el Partido Liberal, además del diputado Gabriel Boric (Convergencia Social).

Las firmas de esas colectividades generaron molestia inmediata en el resto de los partidos y movimientos frenteamplistas, quienes acusaron a sus pares de haber actuado dentro de "una cocina" y de haber negociado "a espaldas de la gente". El Partido Humanista (PH), el Partido Ecologista Verde (PEV) y el Partido Igualdad -este último no cuenta con representación parlamentaria- criticaron duramente el acuerdo alcanzado por sus socios de conglomerado, con Chile Vamos y partidos de la ex Concertación, lo que provocó una seguidilla de críticas cruzadas y el posterior congelamiento de la participación en el bloque por parte del PEV e Igualdad.

En tanto, en el caso de Convergencia Social solo firmó el diputado Boric a título personal, lo que desencadenó una serie de disputas internas que provocaron la renuncia del alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, y un grupo de más de 70 militantes.

Además, la división al interior del FA se agudizó aún más luego de que la excandidata presidencial del bloque, Beatriz Sánchez, el domingo recibiera abucheos y una manifestación en su contra en las cercanías de Plaza Italia, algo que, según algunos diputados de RD como Giorgio Jackson, fue respaldado por la diputada humanista, Pamela Jiles. "Este tipo de actitudes y declaraciones claramente terminan quebrando los pactos políticos. @PamJiles atribuyendo a "sus nietos" la funa a Beatriz Sánchez", escribió el parlamentario en su cuenta Twitter.

Algunos dirigentes del Frente Amplio manifiestan, sobre todo en privado, que se hace insostenible la permanencia del Partido Humanista en la coalición dada las posiciones de sus principales figuras no solo en este caso, sino que en otras contingencias. De hecho, sostienen que con la acusación constitucional contra el Presidente Sebastián Piñera eso nuevamente ha quedado en evidencia.

Sin embargo, los humanistas por ahora descartan abandonar el bloque y, si bien reconocen que existen tensiones al interior del FA, algunos dirigentes advierten que en el caso del acuerdo por nueva constitución, la postura de la colectividad es compartida por la mayoría de los miembros del conglomerado.

Por su parte, el PEV tomará la decisión sobre su permanencia en el bloque el miércoles a través de una votación a nivel nacional, instancia donde, según una de sus principales figuras, el diputado Félix González, el partido decidirá dejar el conglomerado. "Hay un ánimo unánime de salirnos del FA. Sin embargo, es una decisión que tienen que tomar todos los militantes", dijo el parlamentario, quien además preside la colectividad.

Las diferencias en el conglomerado serán abordadas en la reunión de la mesa nacional del bloque mañana, instancia que será "clave" para el futuro del FA. De hecho, para esa discusión, los frenteamplistas esperan que se puedan "sincerar" las distintas posiciones de las colectividades sobre su permanencia en la agrupación.

Con todo, en RD sostuvieron anoche un consejo político -que seguía en curso hasta el cierre de esta edición- donde se abordó el tema.

Cabe recordar que la misma noche en que se firmó el acuerdo por una nueva Constitución, desde los partidos que sí apoyaron el pacto apuntaron su molestia hacia el Partido Humanista, que habían estado presente en las negociaciones en el Congreso a través de su presidenta, Catalina Valenzuela, pero que, horas antes de suscribir el pacto, había abandonado las reuniones.

Así, desde RD, Comunes y el PL, ven que tanto el PH, como la posterior reacción del PEV e Igualdad, son un "error" y que dejaron en evidencia algunas diferencias "difíciles de reconciliar", las que, incluso, podrían complicar la convivencia al interior del bloque.

"Los partidos tienen que analizar con profundidad todo lo que está ocurriendo, si se quieren quedar dentro o se quieren quedar fuera", señaló ayer el diputado RD, Jorge Brito, mientras que su par de Convergencia Social, Gonzalo Winter, sostuvo que "no hemos estado a la altura, hemos expresado diferencias que van más allá de lo político".

Por su parte, la presidenta de Comunes, Javiera Toro, señaló que "cada partido está en libertad de decidir lo que estime mejor".

Comenta