Senado aprueba a María Cristina Gajardo y Diego Simpértigue como ministros de la Corte Suprema

Foto: Andrés Pérez

Los abogados -nominados por el Presidente Piñera- reemplazarán a las recién jubiladas Rosa María Maggi y María Eugenia Sandoval. Mientras Gajardo es profesora del departamento de Derecho del Trabajo y Seguridad Social de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile; Simpértigue se ha desempeñado en la Región de Coquimbo como funcionario del Juzgado de Letras, relator de la Corte Suprema, entre otros. Además, será el primer magistrado de pueblo originario (Aymara) en llegar al Máximo Tribunal del país.




Fue el pasado 22 de diciembre que la Comisión de Constitución del Senado aprobó, tras una extensa exposición, la nominación por parte del Presidente Sebastián Piñera de María Cristina Gajardo y Diego Simpértigue como candidatos a integrar la Corte Suprema.

Una deliberación que fue ratificada este martes por la Cámara Alta, con 29 votos a favor, 3 en contra y 1 abstención para Gajardo, y con unanimidad -de 36 votos- para Simpértigue. Así, la sala visó la llegada de ambos al máximo tribunal en reemplazo de María Eugenia Sandoval y Rosa María Maggi, respectivamente, quienes recientemente dejaron la Suprema con motivo de su jubilación.

En el caso de la abogada, el senador y presidente de la Comisión de Constitución, Pedro Araya (Ind.) dio cuenta del oficio y aseguró que “la comisión de Constitución, por unanimidad de sus miembros, llegó a la convicción de que María Cristina Gajardo cumple con todos y cada uno de los requisitos para ser ratificada como ministra de la Corte Suprema, por lo que se propone ratificar la nominación formulada por el Presidente de la República”.

Posteriormente intervino el ministro de Justicia, Hernán Larraín, quien complementó señalado que Gajardo “posee la trayectoria profesional, académica y como abogada integrante de las Cortes de Apelaciones y Suprema, como una mujer con especial preparación y experiencia, con buen criterio, sólido y maduro; es decir, con la plenitud de los atributos que uno espera de la persona que va integrarse a la Corte Suprema”.

Luego de argumentos favorables esgrimidos también por los senadores Rodrigo Galilea (RN) y Luz Ebensperger (UDI); el senador socialista Juan Pablo Letelier (PS) fundamentó su voto en contra. “Para mí un elemento fundamental del pacto social es cómo se aborda el derecho laboral junto con otras normas (...) Discrepo con ella en cómo la estructura legal de nuestro país lidia con temas como la culpa empresarial, son temas sustantivos de nuestro ordenamiento. No me he formado la convicción de que sea bueno en esta etapa histórica que una honorable como ella esté en la Corte Suprema”.

A Letelier se sumó el senador Alejandro Navarro (Ind.), quien argumentó que “tenemos un fallo permanente pro empresarial. El 95% de los fallos es contra los trabajadores, y uno quisiera que en la Corte Suprema hubiera una acción equilibrada. (…) No hay una crítica personal, me piden votar por juez a la Corte Suprema, y la praxis de María Cristina Gajardo la contradice”.

Tras las críticas, Araya replicó a sus pares señalando que “los fallos, como abogado, quizás yo no los comparto, pero tienen sólidos argumentos tras el fallo. (…) Creo que es necesario que los colegas que anunciaron el voto en contra lean de forma íntegra los fallos y se hagan su propia opinión”.

Gajardo, quien fue por el cupo para la vacante externa destinada a abogados que no se hayan desempeñado como juez, logró conseguir el quórum necesario de 29 votos para llegar al máximo tribunal.

María Cristina Gajardo y Diego Simpértigue, ratificados por el senado como nuevos ministros de la Corte Suprema.

Posteriormente fue el turno de la deliberación en torno a la candidatura de Simpértigue, cuyo oficio e informe de la Comisión de Constitución también fue expuesto por Araya; seguido por las palabras de recomendación del ministro de Justicia.

“Es un hombre de origen muy sencillo, humilde y modesto. Es de origen aymara, que creo hay que destacar, porque será el primer ministro de la Corte Suprema perteneciente a este pueblo originario. Tal como hemos avanzado en paridad, este nombramiento viene a manifestar el compromiso con la diversidad que nuestro gobierno tiene y que compartimos en este Senado y todo el país”, dijo Larraín.

“Es un signo, primero, porque por primera vez tenemos a un representante de pueblos originarios en la más alta magistratura del Poder Judicial, y es representante también de regiones. (…) Se ha desempeñado en su vida profesional en distintos tribunales del país y es un hombre de la academia”, fundamentó por su parte el senador Francisco Chahuán (RN), dando su voto favorable al igual que los senadores Araya, Ebensperger, Claudio Alvarado (UDI), Francisco Huenchumilla (DC) e Iván Moreira (UDI), quienes también pidieron fundamentar su voto ante la sala.

Simpértigue fue ratificado por unanimidad, con 36 votos a favor, sin negativas ni abstenciones.

La especialista en temas laborales

María Cristina Gajardo Harboe es abogada de la Universidad de Chile, diplomada en Seguridad Social por la Organización Iberoamericana de Seguridad Social, OISS, Madrid; Magíster en Planificación y Dirección Tributaria por la Universidad Adolfo Ibáñez y Doctora en Derecho de la Universidad de Chile y Universidad de Sevilla.

Es profesora del Departamento de Derecho del Trabajo y Seguridad Social de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile y directora de la Escuela de Postgrado de la misma facultad. Gajardo es especialista en temas laborales, previsionales y tributarios relacionados, miembro del Consejo de la Sociedad Civil de la Dirección Nacional del Trabajo y del Consejo Directivo del “Observatorio Judicial”.

Entre 2012 y 2015 fue abogada integrante de la Corte de Apelaciones de Santiago. Entre 2018-2021, fue abogada integrante de la Corte Suprema para el período, designada por la Presidenta Michelle Bachelet.

El primer magistrado de pueblo originario en llegar a la Suprema

Diego Simpértigue, el primer magistrado de un pueblo originario (Aymara) en llegar a la Corte Suprema, estudió derecho en la Universidad de Valparaíso, es licenciado de la Universidad Nacional de Loja, Ecuador y magíster en Derecho Laboral y Seguridad Social de la Universidad Adolfo Ibáñez.

Durante su carrera profesional se ha desempeñado en el Juzgado de Letras de Coquimbo; como relator de la Corte de Apelaciones de La Serena; juez del Primer Juzgado de Letras de La Serena, y juez de Garantía de La Serena. En 2002 fue nombrado ministro de la Corte de Apelaciones de Concepción, asumiendo posteriormente en la corte de San Miguel.

Fue presidente de la Asociación Nacional de Magistrados de Chile entre 2002 y 2006, entidad gremial de la que fue secretario general desde 1990 hasta 2002. Al finalizar su rol como presidente, asumió el mismo cargo en la asociación regional de Biobío, hasta 2012.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.