Subsecretario Segpres y convocatorias en los alrededores de la convención: “El llamado no es a no marchar, es simplemente que se tenga un comportamiento cívico como el bien común lo requiere”

FOTO: LEONARDO RUBILAR CHANDIA/AGENCIAUNO

El subsecretario se refirió a las convocatorias a marchar o reunirse en torno a la primera sesión de la convención, instancia fijada para este domingo 4 de julio; y a las solicitudes por parte de los 155 constituyentes para concretar su llegada a la ceremonia. "Una cosa es poder asegurar la participación de las personas, y otra es dar privilegios diluyendo la igualdad propia de un debate democrático de estas características", dijo Pavez.


Este domingo 4 de julio, a las 10 horas, se dará inicio a la primera sesión de la Convención Constitucional, instancia organizada por la Secretaría General de la Presidencia (Segpres), para la cual procedieron a la remodelación de instalaciones como el Palacio Pereira y la sede del Congreso Nacional en Santiago, así como a la solicitud al Congreso de disponer de funcionarios para el desarrollo de la ceremonia.

Preparativos que ayer vieron la entrega oficial y simbólica de las instalaciones por parte del presidente de la Cámara Baja, Diego Paulsen, al ministro Segpres, Juan José Ossa. Mientras que el Senado resolvió que se hará entrega directa de las dependencias que le cederá a los constituyentes para realizar su labor en el edificio del ex Congreso, una vez constituida la Convención Constitucional.

Por otro lado, en paralelo a la ceremonia, algunos constituyentes, por ejemplo, la Lista del Pueblo, han realizado llamado a marchar o reunirse en las inmediaciones de la convención. Una convocatoria que fue criticada desde Segpres, argumentando principalmente la necesidad de respetar normas sanitarias y de orden público propias tanto de la pandemia como del estado de excepción.

“Lo importante no es lo que va pasar afuera de la convención, si no lo que va pasar dentro”, dijo el subsecretario Segpres, Máximo Pavez, en conversación con Radio Universo.

“Como Segpres hemos creado las condiciones para generar un gran debate y una ceremonia sobria, republicana y pública, con un contexto de pandemia. Esperamos dar a conocer hoy los protocolos sanitarios, que por primera vez tiene un aforo ‘excepcionalísimo’ para que todos los convencionales puedan estar presentes, con las restricciones que tenemos que tener a la vista. Eso es lo importante relevar de aquí al domingo”, dijo Pavez.

“La convocatoria para rodear la convención, no es ninguna novedad. Sabemos que hay personas que quieren dar una dimensión o presión política, que esperamos no marque la tónica del domingo. Lo que esperamos es que sea lo que convocó el Presidente: convocar la convención, y que se elija al presidente y vicepresidente. Va estar Carmen Gloria Valladares como secretaria del Tricel, asistida por personal de las cámaras, sin autoridades presentes, dotando a la convención del simbolismo y autonomía que corresponde”, detalló el subsecretario.

“Tengo entendido que las marchas del domingo no están autorizadas. ¿Sabe lo que pasa? Me da un poco de risa, porque hay gente que cree que la política le da inmunidad respecto al Covid. (...) Estamos en un estado de excepción. La pandemia no va terminar si empezamos a tener marchas en la capital. Entonces el llamado es a centrarnos en lo importante. Que se tome el juramento, promesa o aceptación del mandato democrático y ciudadano, que entregaron los chilenos a 155 ciudadanos para que puedan discutir y proponer un texto para la constitución”, ratificó el subsecretario Segpres.

“Hay quienes no han podido despedir a sus seres queridos porque en los funerales hay límite de aforo. Imagínense los que han tenido que hacer clases por zoom, el fútbol está sin público... Entonces el llamado no es a no marchar, es simplemente a que tenga un comportamiento cívico como el bien común lo requiere”, explicó Pavez.

“Nadie puede impedir que la gente salga a la calle y cumpla las normas, debemos tener la capacidad de fiscalizar eso, y evidentemente que si hay una marcha, entenderemos que es algo puntual, si se altera el orden público habrá que restablecerlo, es un mandato democrático. (...) Si hay una provocación el gobierno tiene que aplicar la ley”, concluyó en esta materia.

Las solicitudes de los convencionales

Además de las remodelaciones de los edificios que serán sede de la convención, un punto relevante previo al inicio del proceso consistió en la logística de la llegada de los 155 constituyentes. Si bien un porcentaje reside en la Región Metropolitana, gran parte reside en otros puntos del país, incluso en Rapa Nui.

Tenemos asegurada la presencia de todos los convencionales, de hecho tenemos asegurada la de los convencionales de pueblos originarios unos días antes, para una actividad del PNUD, ni siquiera del gobierno”, dijo Pavez.

“Los hemos llamado a todos para explicarles si quieren venir en avión, automóvil, bus, si necesitan estacionamiento, o si vienen en bicicleta. Cualquier cosa asociada a la gestión de la convención, que por supuesto nunca es una actividad perfecta, siempre hay dificultades, pero ningún problema con los traslados. De hecho, el sábado firmé un oficio para que la convencional de Rapa Nui se venga en avión de la Fach, porque si no, no llega”, dijo el subsecretario.

“Entiendo que estamos en una dinámica política, hay convencionales que son opositores al gobierno, que también juegan el rol de pegarnos a nosotros”, dijo Pavez desmintiendo que hubiese dificultades en cuanto al arribo de los convencionales.

“Algunos querían venir con familiares y tuvimos que decir que hay limitación de aforo. Entonces hay mucha expectativa. Qué más quisiera yo que la convención no fuese con estado de excepción, pero no podemos. Más aún con la variante Delta. (...) Una cosa es poder asegurar la participación de las personas y otra es dar privilegios diluyendo la igualdad propia de un debate democrático de estas características”, argumentó Pavez.

“El transporte público para los convencionales de Santiago, o el aumento de las asignaciones, son temas que hay que evaluar en su mérito y sobre las cuales la ciudadanía ya se ha ido pronunciando. (...) Si los chilenos escrutaran completamente la convención, habría más de algún indignado, porque hemos atendido a todos los convencionales”, dijo ejemplificando, por ejemplo, que entre las facilidades figura el reembolso de bencina para quienes optaron por viajar en sus vehículos particulares.

“En la Ley de Presupuesto se dispone de $1 millón y medio para cada convencional para las asignaciones. Acá no hay nada que la Segpres haya aplicado de forma arbitraria. Cuando la convención se instale, habrá un comité de asignaciones, y ahí la convención tendrá que ver cuántos asesores quiere, para qué, si basta $1 millón y medio, y nosotros conversaremos encantados sobre lo que la convención necesita para funcionar bien”, recordó en torno a lo estipulado previamente.

Respecto a la posibilidad de realizar ceremonias propias de la tradición originaria, o un gesto como un minuto de silencio enmarcado en la ceremonia, Máximo Pavez señaló que “Nadie está cuestionando la autoridad ancestral de tal o cual persona que tiene la calidad de convencional”.

Nadie cuestiona que los pueblos originarios puedan realizar sus ceremonias. Lo que estamos diciendo es que el domingo 4 de julio, desde las 10 AM a lo que dure la sesión, tenemos como propósito específico elegir al presidente y vicepresidente de la convención y que quede instalada. Desde allí, el gobierno seguirá prestando apoyo administrativo y se retira en lo político, ni siquiera asistirán autoridades de gobierno por aforo”, insistió sobre el respeto a las normas sanitarias.

“La ceremonia tiene un orden breve. No podemos impedir que alguien se manifieste, pero el espacio no está pensando en la forma en que está organizada la instancia”, concluyó al respecto.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

“Es lamentable esta falta de civilidad, que incluso tiene pena de cárcel”, dijo la jefa comunal Daniela Peñaloza.