Tomás Hirsch: “No me extrañaría que la derecha dé los votos a Silber para presidir la Cámara”

TOMAS HIRSCH DIPUTADO RUDY MUÑOZ / LA TERCERA

El diputado del Partido Humanista critica el actuar de la DC y particularmente del PR: “Es muy chocante (...), se ha alineado de forma brutal con la derecha”.


Esta jornada, el Frente Amplio volverá a discutir si se saldrán del pacto administrativo de la Cámara de Diputados, acuerdo que define la presidencia de la testera y de las comisiones. Esto, debido a las críticas que existen por el apoyo de legisladores de la Democracia Cristiana y del Partido Radical a los proyectos del gobierno.

El diputado del Partido Humanista Tomás Hirsch está de acuerdo con romper el pacto y cree que ya no existe mayoría opositora en el Congreso. “Tal como están las cosas hoy, veo muy difícil que se mantenga este acuerdo administrativo”, dice.

¿Usted está por quebrar o por mantener el acuerdo?

Esto no es un sí o un no. Firmamos ese pacto, lo construimos en conjunto con la oposición, teniendo claro que si bien es un pacto administrativo, el sentido de fondo es político. Lo que buscas con ese acuerdo es hacer valer la mayoría opositora en el Congreso y eso tiene que ver también con la tramitación de los proyectos de ley. Constatamos que no hay mayoría opositora, es fuerte y duro decirlo, pero es así. Parte de la DC y el PR, sistemáticamente, en los proyectos más emblemáticos han votado junto con la derecha. Entonces, cuál es el sentido de mantener un pacto administrativo que supone mayoría opositora, pero que no existe como tal.

Sin el pacto, la derecha se quedaría con la presidencia de la testera y comisiones. ¿Sería una buena jugada política?

Es que la jugada política no es nuestra, es de la DC. Son ellos los que tienen que evaluar su actitud y comportamiento. Si hasta aquí han votado junto con la derecha, no me extrañaría que la derecha le dé los votos a Gabriel Silber para ser el presidente de la Cámara. Ya hay algunos diputados de la DC, como Miguel Ángel Calisto, que han dicho que tienen que sentarse a conversar con la derecha. Me da la impresión de que tendrían un acuerdo fácil.

¿Podría ocurrir que más que hacer un llamado de atención a la DC la estén empujando a la derecha?

Esto no es un berrinche y no está hecho con un cálculo de presionar a la DC en una dirección u otra, esto lo hacemos por coherencia política. La DC tendrá que tomar sus decisiones, no soy nadie para venir a recomendarle lo que tiene que hacer.

Hay algunos proyectos en que la DC sí se ha cuadrado con el resto de la oposición, como, por ejemplo, Admisión Justa. ¿No sería mejor mantener el acuerdo?

Admisión Justa no se ha votado. La DC ha dicho muchas cosas, partiendo por migraciones. Había un compromiso de que iba a votar a favor de reponer las indicaciones más importantes del proyecto y, sin embargo, no lo hizo. También lo dijeron en portonazos, en Aula Segura, en salario mínimo. Entonces, a mí no me sirve lo que dicen si es que no tienen un compromiso claro.

Cuando se llegó al acuerdo el FA dijo que esto no era un pacto político ni legislativo, ¿por qué ahora cambia eso?

Porque si bien es un acuerdo administrativo, su sentido es político, si no, no lo haces. ¿Por qué hicimos el acuerdo administrativo con el PS, el PPD, el PC y la DC y no lo hicimos con la UDI, RN y Evópoli? Tienen que hacerse esa pregunta. Estamos por hacer un acuerdo con quienes son oposición, pero tienen que serlo. Si están votando con el gobierno en proyectos emblemáticos, donde había compromisos y acuerdos, son ellos los que se están saliendo.

¿Cuáles podrían ser los costos que le traería al FA salirse del acuerdo ?

Desde un punto de vista de política tradicional se va a decir que somos los que rompemos el acuerdo. En segundo lugar, vamos a perder presidencias de comisiones, pero no llegamos al Congreso para tener cargos, llegamos al Congreso para impugnar un cierto modelo.

Desde otros partidos de la centroizquierda han cuestionado la postura del FA. ¿Se podría tensionar la relación con ellos?

Entiendo perfectamente que ellos cuestionen la postura, aun cuando en privado y públicamente nos han dicho que entienden perfectamente nuestra molestia. Ellos han manifestado que están por mantener el acuerdo administrativo, queda mucho tiempo todavía de aquí al 11 de marzo y nosotros tampoco hemos dicho la última palabra.

¿Cree que en marzo estemos hablando del quiebre del acuerdo?

Tal como están las cosas hoy día, veo muy difícil que se mantenga este acuerdo administrativo. Si hay una recapacitación y un cambio de mirada por parte de la DC, un compromiso serio de trabajar en conjunto y de los votos comprometidos cumplirlos en la sala, me parece que podemos darle continuidad. Respecto del PR, tengo más dudas, es muy chocante ver a un Partido Radical que se ha alineado de forma brutal con la derecha.

Pepe Auth fue duro en decir que el FA cae en el autoritarismo por su cuestionamiento a la DC y al PR.

¿Para qué es el pacto si no es para tener una construcción común? No se entiende. El acuerdo dice: “Pacto de oposición para la mesa de la Cámara y la presidencia de las comisiones”. Bueno, si tú constatas que alguien no es de oposición, esa persona no está cumpliendo el pacto y el señor Pepe Auth, que es parte de la bancada radical, es uno de los que efectivamente se han desalineado respecto de lo que hemos acordado en muchos casos.

¿Cuál es su balance de este primer año del FA en el Congreso?

Creo, para sorpresa de los medios, que lo hemos hecho muy bien. A los medios les gusta ver dónde hay lío, que si Gabriel (Boric) se puso una polera, que si fue a ver a no sé quién, que se peleó Pamela con no sé cuál, que Garín andaba con depresión, que al otro le dolía la cabeza. Todas esas son cosas secundarias. Si uno revisa el trabajo del FA, que tiene que ver con la presentación de proyectos de ley e indicaciones, con la discusión en comisiones, con la participación en comisiones investigadoras, con el llamado a sesiones especiales, con oficiar a las autoridades en nuestro rol fiscalizador. En esas cuestiones hay una participación intensa de los diputados y diputadas del FA.

¿Y alguna autocrítica?

Al comienzo había un exceso de ansiedad y cada uno de los que llegaron estaba buscando protagonismo, aparecer más en la foto. Pero en la medida en que cada uno fue viendo que había mucho que hacer en las distintas áreas, esto se fue ordenando.

Seguir leyendo