Una comisaría temporal y 95 efectivos policiales: el plan de seguridad del gobierno para la convención constitucional

El subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli. Foto: Juan Farías.

Interior, a través del subsecretario Galli, elaboró junto a Carabineros estudios de seguridad del ex Congreso y del Palacio Pereira, lugares que funcionarán como sedes para los constituyentes.




Apenas ganó el Apruebo en el plebiscito del 25 de octubre pasado, el Ministerio del Interior, a través del subsecretario Juan Francisco Galli, comenzó a trabajar en el plan de seguridad para el lugar físico en el que funcionará la convención.

Así, una vez zanjado que el plenario de los constituyentes funcionaría en el ex Congreso y el área más administrativa en el Palacio Pereira, Interior encargó en diciembre a Carabineros que elaborara un estudio de seguridad de ambos lugares, cuyos resultados estuvieron listos, de manera excepcional, hace algunos días.

De esta manera, a fines del mes pasado Carabineros constituyó la plana mayor para hacerse cargo de la seguridad de la convención. Y la idea, dicen en el gobierno, es que en febrero se comiencen a implementar los grupos de trabajo tanto en recursos humanos como logísticos para que empiece a operar el contingente policial necesario para la seguridad del lugar.

“En el mes de enero se hicieron los estudios de seguridad en un tiempo récord, porque la verdad es que los estudios de seguridad requieren de mucho más tiempo, pero hace menos de una semana tuvimos los resultados de una evaluación preliminar de seguridad”, dice a La Tercera el subsecretario Galli.

En Interior explican que se hizo un análisis distinto de la situación del ex Congreso, el que cuenta actualmente con un determinado nivel de seguridad; y, en el caso del Palacio Pereira, se tuvo que hacer un estudio desde cero para ver cuáles eran sus vulnerabilidades en el interior y exterior.

Galli sostiene que “el nivel de seguridad está más bien enfocado en que los convencionales puedan desarrollar actividades normales ahí y, además, trasladarse adecuadamente al ex Congreso”.

Actualmente, el ex Congreso cuenta con un contingente policial de 20 efectivos, los que serán incrementados para el funcionamiento de la convención. “Se va a constituir una comisaría temporal especial para este fin y el objetivo sería sumar a la dotación que ya tiene el ex Congreso una dotación adicional que contempla 95 funcionarios policiales para el resguardo”, asegura el subsecretario, agregando a que a ellos se sumarán cuatro oficiales de la institución.

En ese sentido, en cada edificio van a existir oficinas de seguridad para que los funcionarios puedan cumplir con sus funciones. Asimismo, se dispondrá de un determinado número de accesos, se implementarán nuevas cámaras de seguridad y “medidas de control adicional, por ejemplo, control de metales”, explica Galli.

En el oficialismo, algunos han transmitido preocupación de que el funcionamiento de la convención sea en el centro de Santiago, debido a que podría haber problemas de resguardo de seguridad y “funas” a los constituyentes. Esto, sobre todo luego de que el país enfrentara en 2019 el estallido social, con múltiples movilizaciones y algunos incidentes.

Sin embargo, Galli señala que “los análisis de riesgo y seguridad se hicieron también tomando en consideración los incidentes que ha habido en el ex Congreso Nacional desde el año 2009. La última de ella, cuando los miembros de la ACES se encadenaron”. Por lo mismo, dicen que están preparados para distintos escenarios.

En esa línea, además, en Interior recalcan que ambas instalaciones se encuentran dentro del área “primaria de seguridad”, ya que por esa zona se encuentran La Moneda y el Palacio de Tribunales, por lo que dicen que ya hay un resguardo adicional.

Además, en caso de que existan contingencias, tienen estudiado que haya una planificación de seguridad especial y, por lo mismo, recalcan que el Palacio Pereira se encuentra a unos seis minutos caminando de la sede del Congreso en Santiago, por lo que podría tener un solo cordón de seguridad.

Como sea, además de las medidas de seguridad propiamente tales para las instalaciones, Interior, a través del ministro Rodrigo Delgado, quiere impulsar una agenda legislativa que apunte a evitar que existan amenazas que pongan en riesgo la deliberación de los constituyentes.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.